¡Síguenos!

Multideporte

¿El deporte es sólo espectáculo?

Llevo tiempo preguntándome si en el deporte de masas actuales sigue quedando algo de deporte, o es ya un mero espectáculo. Desde hace años tanto el fútbol como el baloncesto (especialmente la NBA), son ya un show más próximo al Cirque du Soleil que a ese deporte que conocíamos.

Todo está enfocado a conseguir jugadas bonitas. Esos famosos Top 5 con los que nos inundan los Telediarios o los vídeos en las redes. Los mejores mates, los tiros más lejanos, ese caño imposible en el fútbol, ese gol mágico… ¿A quién le importa el esfuerzo de acciones fundamentales en el juego?

Estamos preparando a futuros deportistas sólo para dos cosas: espectáculo y dinero, el show business. Dudo que sean los valores que rigen o, quizás me he quedado anticuado ya, que regían nuestro mundo. Todo ha de ser inmediato, ya, rápido. Emociones y satisfacciones rápidas. Hacer y construir un deportista no es fácil, es un mundo lleno de satisfacciones, pero también lleno de frustraciones a gestionar y hacer lo bien. También es un mundo en el que las tentaciones para triunfar rápido está latentes, aunque vaya en detrimento de la propia salud a medio plazo.

Señores, ¡salvemos el deporte de competición! Espectáculo, sí. Negocio, también, pero no todo vale. Los equipos y deportistas no son el Circo du Soleil y menos el Circo Romano, aunque muchos deportistas se sientan como estrellas de rock’n roll.

El deportista profesional ha de reconocer que a parte de ser famoso, rico (algunos), joven, fuerte, “inmortal” y anuncios con patas, tiene por sí un deber y una responsabilidad dada su posición mediática para con la sociedad. Especialmente con los mas jóvenes, que se miran en ellos como si fueran un espejo.

El deporte por sí, es bonito. Y en la alta competición se ven situaciones increíbles, lo que lo hace espectacular. Pero llevarlo sólo al terreno circense del “más difícil todavía”… La prensa, el público e incluso la propia organización deportiva buscan sus estrellas para vender el producto tanto mediáticamente como para vender el merchandising correspondiente.

Deporte profesional, genial. Si es para el público, sí. Si es un circo, no.

209 centímetros de deportista con un periplo vital importante. Español de origen finlandés y residencia catalana, el que fuera pívot del Joventut promete ser una de las revelaciones entre los columnistas de 'A la Contra'. Personaje divertido e imprevisible, esconde bajo su fachada a un tipo culto que disfruta tanto conversando con profundidad de cualquier tema como tocando su armónica. Puro rock'n'roll.

2 Comments

2 Comments

  1. Josefina Trujillo Fernández

    31/10/2017 at 14:14

    Totalmente de acuerdo, y muy bien explicado.

  2. Carlos Ruf

    12/12/2017 at 22:10

    Muchas geacias Josefina.
    Un saludo y gracias por comentar!

Leave a Reply

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Multideporte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies