¡Síguenos!
Imagen del partido entre España y Alemania.

Rugby

A un rugido de Japón

La selección española de rugby doblegó a Alemania (84-10) y sellará su billete para el Mundial el próximo domingo 18 si gana en Bruselas a los belgas.

España tiene una cita con la Historia en Bruselas. Los Leones están a un paso de regresar a un Mundial de rugby y el billete se sellará en Bélgica el próximo domingo. Los de Santi Santos certificaron ante Alemania una victoria tan cómoda como necesaria y ahora solo resta subir el último escalón.

El partido ante los alemanes resultó tan sencillo como se sospechaba. El business se hizo ganando en Rusia, de donde no salían victoriosos los españoles desde hacía 15 años, y arrollando a la mejor Rumanía, por plantilla, que ha pasado por suelo español. Así que ante Alemania lo importante era mantener la concentración y no caer en la relajación ante un rival inferior que llegó muy mermado por los graves problemas internos que arrastra su federación.

El partido no tuvo historia. España movió a los teutones descubriendo las costuras de su defensa para ganar el intervalo con facilidad en el mediocampo. A los 25 minutos de partido los Leones, llevados en volandas por la afición que llenó el Central otra vez, ganaban 27-0 tras dos golpes de Peluchon y ensayos de Barthere, Contardi y otro de castigo.

Temía el seleccionador español que la ansiedad y la euforia apelmazasen a sus jugadores, pero nada más lejos de la realidad. Los españoles salieron con brío y descaro, jugando con comodidad dentro de la permeable defensa de los alemanes. Bonan y Thibault Álvarez posaron dos ensayos más antes del descanso para dejar un concluyente (39-0).

Para mantener el tono en la segunda parte España realizó varios cambios de inicio. La primera línea completa y la bisagra, con Snee y Sebastien Rouet, daban un nuevo aire al XV del Léon. Gibouin y Fernando López concretaron la superioridad de la delantera hispana con dos ensayos, llevando el 53-0 en el minuto 50. Los alemanes estrenaron el marcador con un golpe lejano, y España siguió  sumando ensayos con facilidad: Sebastien Rouet, Bonan, López, Ascarat; Linklater… En medio del chaparrón, deportivo y climatológico, los alemanes maquillaban el tanteador con un ensayo de Hees, que se encontró una pelota perdida en uno de los pocos errores de los Leones. El resultado final dejaba clara la superioridad hispana (84-10).

Bélgica tiene trampa. Jugarán con todas las tretas posibles, como estrechar el campo o embarrarlo, para dificultar a los Leones que desplieguen su juego dinámico. Los belgas ya se han sacudido el fantasma del descenso, tras arrollar a Alemania. Y precisamente por jugar sin presión, pueden convertirse en un rival incómodo. España es favorita por talento, juego y, sobre todo, por ilusión. Los jugadores están ante la oportunidad de su vida: jugar un Mundial. Un hecho que les marcará para siempre y les convertirá en referentes de los niños que vienen empujando fuerte por detrás. Los Leones están a un rugido de Japón.

Como buen jugador de rugby le va el contacto, incluso cuando escribe. Lleva 20 años en el periodismo, 15 de ellos estuvo en el AS. Además ha tenido tiempo para comentar rugby en Canal +, Eurosport TV y Movistar, asomarse a Estudio Estadio, escribir para revistas como Esquire, GQ o Jot Down, y ser editor de deportes Terra y Vozpópuli. Actualmente escribe en El Confidencial y Eurosport y en la web de rugby '22'.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Rugby

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies