¡Síguenos!

Deporte USA

AFC y NFC Championship: la batalla de las ofensivas

Los billetes para Superbowl se decidirán mañana en las finales de conferencia. Patriots, Saints, Chiefs o Rams disputarán la famosa final

Primer fin de semana de enero sin football un sábado y esto solo significa una cosa: las finales de conferencia de la NFL ya están aquí. Los que se proclamen campeones de cada conferencia serán los que el día 3 de febrero pelearán por la Superbowl en Atlanta. En el siglo XXI, está será la cuarta vez que los dos mejores clasificados de ambas conferencias llegan a las finales. Además, será la primera vez en la era Superbowl (1967) que los mejores cuatro equipos ofensivos de la liga competirán por los títulos de la AFC y NFC. La primera final que viviremos el domingo será la de la conferencia nacional: Nueva Orleans Saints (13-3) contra Los Angeles Rams (13-3). Nada más terminar, a 1355 kilómetros de Nueva Orleans, en Kansas City, se disputará la final de la conferencia americana entre los Kansas City Chiefs (12-4) y los New England Patriots (11-5). Llegan las finales de conferencia, llega la antesala de la Superbowl.

 


Nueva Orleans Saints vs Los Angeles Rams (Mercedes-Benz Superdome, domingo, 21:05 hora española. Movistar Deportes)


 

El telón se abrirá el domingo con la final de la conferencia nacional. Dos equipos dignos de la importancia del partido, en el cual, los locales, los Saints, parten como favoritos. Desde el 2006, año en el que Drew Brees llegó a la franquicia de Louisiana, los New Orleans Saints han jugado dos finales de conferencia con balance neutro: una victoria y una derrota. Otro dato positivo para ellos es el récord demoledor de imbatibilidad como local en partidos de postemporada, con 6 victorias y ninguna derrota. Siguiendo con las cifras optimistas de los locales, en el enfrentamiento entre ambos en temporada regular y en el mismo escenario, los Saints, con menos pases completados y menos yardas de pase, lograron la victoria por 10 puntos de diferencia (45-35).  Por el contrario, Los Angeles Rams no tienen tantos datos a favor. Desde la temporada 2000-01, la franquicia angelina no llegaba a un partido por el título en la nacional. Otro dato pesimista para los aficionados carneros es que los dos últimos divisionales que jugaron como visitantes cayeron derrotados por mucha diferencia (1986: Bears 24-0 / 1990: 49ers 33-3). Por último, de los cinco últimos seed 2 que han disputado el NFC Championship, ninguno ha conseguido disputar la Superbowl. Datos a favor de los Saints, no tan esperanzadores para los Rams, pero como siempre se dice: esto es football y puede pasar cualquier cosa.

La línea defensiva de Rams. Aquí, una de las principales claves del partido. A Drew Brees no le gusta la presión y cuando la tuvo la semana pasada en el Superdome se notó. El quarterback no consiguió apenas avanzar yardas y, además, erró dos pases que terminaron en intercepciones de la defensa de los Eagles. Cox y Bennet impusieron durante media parte su ley y eso a los Saints les pasó factura. Ahora la gran defensa de los Rams tendrá que llevar a la perfección esa estrategia defensiva. Los encargados para esta misión serán Aaron Donald, Michael Brockers y Ndamukong Suh. Si consiguen presionar, incomodar y no darle tiempo a Brees, los Rams tendrán oportunidades serias de ganar. Si por el contrario, no consiguen llegar al quarterback de los Saints y este tiene tiempo y espacio para pensar, las posibilidades de Rams de disputar la Superbowl se alejarán.

Kamara, Ingram y Thomas. La letal arma ofensiva que posee Nueva Orleans también tendrá su papel en la final. Los corredores de los Saints son maquinas de avanzar yardas y conseguir primeros downs. Ante tal poderío ofensivo, los rivales suelen poner especial énfasis en pararles. Cuando esto sucede, el tercer protagonista del ataque de Nueva Orleans entra en escena. Michael Thomas es capaz de aparecer en cualquier momento desmarcado. En el partido contra Philadephia Eagles de la ronda divisional, el receptor californiano consiguió avanzar 171 yardas y recepcionar 12 pases, de los cuales uno terminó en touchdown. Si los Saints controlan el partido con la carrera, por medio de Kamara e Ingram, y sorprenden con las recepciones de Thomas, tendrán medio billete para la Superbowl.

Gurley y Anderson. Si es la primera vez en la era Superbowl que las cuatro mejores ofensivas de la liga llegan a las finales de conferencia, esto tiene una razón. La semana pasada, en el partido que enfrentó a los Rams contra los Cowboys, había una preocupación general: ¿cómo iba a volver Gurley de la lesión? Después del encuentro salimos de dudas y comprobamos que estaba bien y, que además, un nuevo corredor se había unido a su equipo. Entre CJ Anderson y Gurley consiguieron 238 yardas en la partido y tres touchdowns. Gurley está bien, poco a poco fue calentando motores y para este fin de semana se espera una de sus mejores versiones. Lo bueno de esta situación es que ahora el corredor principal de Rams tiene un relevo y podrá descansar mientras Anderson le sustituye a la perfección. El barrilete cósmico del fútbol americano nos sorprendió a todos con su partido ante Dallas y ahora se convierte en un problema para la defensa de Saints. Para más inri, a la línea defensiva de New Orleans se le suma la lesión de Sheldon Rankins. Uno de los hombres más importantes del equipo defensivo no estará en el partido por el título de la NFC y esto puede definir hacia que lado se inclina definitivamente la balanza. Un partido y dos destructores, prepárense para la batalla…

 


Kansas City Chiefs vs New England Patriots (Arrowhead, madrugada del domingo al lunes, 00:40 hora española. #Vamos)


 

El partido que pondrá punto y final a la temporada de la NFL, sin tener en cuenta la Superbowl, será el que medirá en Arrowhead a Chiefs contra Patriots. Todo un partidazo con dos superestrellas al timón: Mahomes y Brady. El primero puede coger el testigo de Brady y, en su segunda temporada en la NFL, puede ya levantar su primer Vince Lombardi (nombre que recibe el trofeo de la Superbowl). En el otro lado del terreno de juego estará Tom Brady. En la NFL hay una regla, nunca hay que dar por muertos a Tom Brady y a sus New England Patriots. Esta regla es simple, hasta que no estén eliminados, no les quiten el favoritismo porque son pentacampeones en el siglo XXI. Esta franquicia, contando con el partido de Chiefs, lleva ocho AFC Championship seguidos, de los cuales ha ganado cuatro (de momento). Además podría conseguir llegar a su tercera Superbowl consecutiva, logro que no consigue nadie en la AFC desde los Buffalo Bills de principios de los años 90. Antes de meterme de lleno con las claves de partido, un dato favorable para los seguidores de Chiefs. En la NFL hay un dicho: Patriots siempre gana a Steelers, Pittsburgh siempre gana a Kansas y los Chiefs siempre ganan a Patriots. En los 36 partidos en los que ambos equipos se han enfrentado, los Kansas City Chiefs tienen un balance positivo de 18 victorias, 15 derrotas y 3 empates, pero sin ser un aguafiestas, recuerden, !qué nadie dé por muerto a los New England Patriots!

Mahomes vs Brady. ¿Discos de vinilo o Spotify? ¿Un libro o su versión de Kindle? ¿Ir a buscar a un amigo a su casa o quedar previamente con él a través de whatsapp? Así me podría tirar todo el día. Juventud contra veteranía, ese es el duelo de quarterbacks que se verá en Arrowhead. Por un lado, el local, Patrick Mahomes es el quarterback del futuro. El joven jugador marcará una época y será, casi seguro, uno de los grandes jugadores de la historia. ¿Por qué? Es su primera temporada como titular, segunda en la NFL, y el pequeño Mahomes ha conseguido dar 50 pases de touchdown, logro que su rival, Brady, consiguió en su novena campaña en la élite o, Manning, que dejó el récord en 55, en su decimotercera temporada. Ha llevado a los Kansas City Chiefs a las finales de conferencia, algo que no conseguían los de Kansas desde 1994. Y por último, su anarquía, su desparpajo y la seguridad del millennial que se atreve con todo, hace que el joven Mahomes sea la principal amenaza de los Patriots. Ahora toca Tom Brady. Si todo lo anterior sobre el quarterback de Kansas lo he escrito escuchando la mítica canción de los AC/DC You Shook Me All Night Long, ahora me pongo a Ed Sheeran y su, también mítico, Thinking Out Loud. Y esta es la mayor realidad, son dos jugadores muy diferentes, pero que comparten un talento innato por este deporte. Brady es The GOAT y lo hace todo con tranquilidad, dirige a su equipo a la perfección, es el mejor en su posición leyendo defensas y todo esto le ha llevado a tener cinco anillos de campeón. En el partido contra Chargers, uno de los mejores defensas de  la liga, Joey Bosa, le dijo en mitad del partido a Brady: «Stop throwing the ball so fast, Tom!». («Deja de lanzar el balón tan rápido, ¡Tom!») Este es Tom Brady, piensa, ejecuta y vence, y contra esto es muy difícil de competir. El duelo de pistoleros está asegurado.

Don Bill Belichick. Si es complejo entender a un Batman sin Robin, al Quijote sin Sancho Panza o a Asterix sin Obelix, también sería imposible entender el éxito de los Patriots sin Bill Belichick al lado de Tom Brady. A Tom Brady se le considera el mejor o, uno de los mejores, quarterback de la liga por su historial y su gran capacidad para leer las defensas. Bill Belichick es un genio a la hora de leer ataques. Gracias a su planteamiento defensivo en la ronda divisional consiguió desangrar a los Chargers. Ahora lo que plantee contra los Kansas City Chiefs marcará el devenir del partido. Una de las claves del encuentro estará aquí y que los Pats peleen por su sexto anillo en gran parte pasará por la pizarra de don Bill Belichick.

Kansas ‘Over 25′ City Chiefs. El mejor equipo de la AFC es local y, durante la temporada regular, no ha bajado en ningún partido de 25 puntos. Tienen una de las mejores líneas defensivas de la liga. Chris Jones es una máquina poniendo presión sobre el quarterback rival y esta puede ser una de las claves del partido. Si la defensa de Kansas consigue llegar rápido a Brady y ponerle en apuros, los New England Patriots lo van a pasar mal. Por otro lado, el ataque de los Kansas City Chiefs es una locomotora de hacer puntos. En ningún partido han bajado de los 25 puntos y eso es uno de los factores más importantes del éxito de la franquicia. Si cortan a Kareem Hunt, que era una de sus armas más importantes en el juego de carrera, no pasa nada, llega Tyreek Hill y cumple. Si necesitan hacer jugadas con su tight end, las hacen y, además, se convierte en uno de los mejores de la liga (Kelce). Esto es Kansas, es puro rock ‘n’ roll y por eso son los favoritos para todas las casas de apuestas.

Saints y Rams, Chiefs y Patriots y dos plazas para la Superbowl. Señores y señoras, la antesala al partido definitivo ha llegado y las finales de conferencia definirán quién representa a la AFC y a la NFC en la Superbowl de Atlanta el día 3 de febrero. La coronación de Brees con su segundo anillo, el sexto para Brady, la irrupción de Mahomes o Goff. En dos semanas lo sabremos, pero, de momento, a disfrutar con las finales de conferencia.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Zuerlein silencia el Superdome | Deporte USA | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies