¡Síguenos!

Fútbol

Rebelión contra la codicia

Los aficionados del Bayern denunciaron en Anfield el precio de las entradas para las aficiones visitantes: «La codicia no tiene límites».

El pasado lunes, los aficionados del Nuremberg arrojaron bolas de goma negras al terreno de juego e interrumpieron hasta tres veces el partido contra el Borussia Dortmund. Protestaban contra los partidos de los lunes, una reivindicación que comparten otras aficiones en Alemania y en el resto de Europa. Ayer mismo, durante el partido de Champions entre el Liverpool y el Bayern, los seguidores alemanes desplazados a Anfield mostraron varias pancartas en las que denunciaban los precios de las entradas para las aficiones visitantes (55 euros, en este caso). “¡La codicia no tiene límites!”. El estadio entero rompió a aplaudir cuando los alemanes alzaron sus pancartas.

Ha habido muchas otras reivindicaciones de carácter similar, pero la sucesión de protestas en apenas tres días es una muestra del progresivo empoderamiento de los aficionados, que han decidido sentirse parte activa y reconocida del negocio del fútbol. Y en ciertos casos, la reclamación de sus derechos ya ha dado sus frutos. La Bundesliga anunció el pasado mes de noviembre que a partir de la temporada 2020-21, cuando finalice el actual contrato televisivo, se suprimirán los partidos de los lunes en atención a las protestas de los aficionados.

Referidos a los precios de las entradas, en Inglaterra nació en 2013 la campaña Twenty is Plenty (Veinte es bastante), que reclama a la Premier que los precios de las localidades para las aficiones visitantes se fijen en 20 libras (23 euros). Promovida por la Federación de Aficionados al Fútbol (Football Supporters Federation), este movimiento consiguió que la Premier fuera sensible a las reclamaciones de los fans, aunque no en la cantidad solicitada. Los precios para los seguidores que se desplazan para apoyar a su equipo (una tradición en Reino Unido) se han fijado desde 2016 en 30 libras (34 euros), una medida que se ha renovado para los próximos tres años. Pero los aficionados no se rinden. Precisamente, una pancarta de “Twenty is Plenty” acompañaba a las que mostraron los aficionados del Bayern.

Virgin Media, patrocinador del Southampton, decidió apoyar activamente la campaña de Twenty is Plenty. El suyo fue el primer club en fijar en 20 libras el precio de las entradas para las aficiones visitantes. No solo eso, en 2017 la compañía se ganó la simpatía de todos los aficionados al fútbol inglés al anunciar que, durante abril y mayo, todas las aficiones viajeras de la Premier pagarían por sus entradas solo 20 euros, ya que Virgin se haría cargo de la diferencia. “El fútbol solo existe por los fans y creemos que ellos deben formar parte del corazón de este deporte”.

Al margen de los apoyos externos, la Football Supporters Federation es quien centraliza las reivindicaciones. Nació en 2002, aunque tiene como germen a la Football Supporters Association, pionera en la asociación de aficionados y que se fundó en 1985 como reacción a la tragedia de Heysel para promover y luchar por la adecuada representación de los fans en los estamentos que gobiernan el fútbol. Sus argumentos son impecables: “La Premier es inmensamente popular alrededor del mundo y la contribución de los aficionados es fundamental para que así sea. Nadie quiere ver un partido con las gradas vacías. Las aficiones visitantes aportan animación y colorido”.

En 2013, la Premier tomó nota y creó la Away Supporters Initiative, una subvención para que los clubes pudieran promocionar el desplazamiento de sus aficionados (hasta 200.000 libras por club). Así consiguió que se aumentara un 9% la presencia de aficionados visitantes en los estadios.

Al igual que en Inglaterra, en Alemania también se ha atendido a la sensibilidad de los aficionados. La Bundesliga, que ya presumía de tener los precios más económicos, bajó el precio de sus entradas para esta temporada. Las más bajas rondan ahora los 15,80 euros y las más caras los 70,60. El Fortuna Dusseldorf es quien vende los tickets más baratos, sólo ocho euros por ver un partido.

En España, sin ninguna asociación que proteja a los aficionados, estamos muy lejos de esos avances reivindicativos. El pasado 11 de febrero, los aficionados del Alavés protestaron contra los partidos de los lunes: entraron más tarde al estadio y pasearon un ataúd por las gradas para simbolizar la muerte del fútbol; también se acompañaron de una pancarta: “El fútbol es de las aficiones, no de las televisiones”. Una semana antes, en Vallecas, los seguidores del Rayo dieron la espalda al campo en protesta por los horarios. Leganés, Levante o Athletic también se han manifestado en contra de los partidos en lunes. LaLiga, de momento, no se da por aludida.

Respecto a los precios, el campeonato español es el más caro de Europa por detrás del inglés. La entrada media más barata para ver un partido en el Santiago Bernabéu es de 45 euros. Y en la Champions resulta todavía peor. La localidad más asequible para asistir al Atlético-Juventus no baja de los 60 euros (sin derecho a prismáticos). El panorama no cambiará hasta que los aficionados españoles comprendan, al igual que ingleses y alemanes, que solo pueden ejercer su poder unidos, más allá de los colores de cada cual. De otra manera la afición seguirá participando de la fiesta del fútbol (previo pago) sin voz, sin voto y sin libro de reclamaciones.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies