¡Síguenos!
Diallo, ganador del concurso de mates. / Foto: ZUMAPRESS.com/Cordon Press

Deporte USA

Tatum, Harris y Diallo triunfan en la jornada del sábado

Tatum, con un magnifico torneo de habilidades, Harris, con una muñeca letal desde el perímetro, y Diallo, reventando el aro, fueron los triunfadores de la jornada

Segundo día del All Star, lo único entretenido del fin de semana de las estrellas en la NBA. El sábado es el día del torneo de habilidades, triples y mates. La única competición de todo el fin de semana que se toman en serio.

El torneo de habilidades consiste en hacer un eslalon entre tres estatuas con el símbolo de la NBA, acertar un pase de pecho en una diana hueca, hacer una bandeja y finalizar anotando un triple. La primera ronda  enfrentó a Jokic y a Vucevic. El duelo se decidió rápido, Jokic pasó a las semifinales. El segundo duelo fue entre Conley y Tatum. Aunque el alero de los Boston Celtics fuese varios segundos por detrás de Conley, en su segundo intento anotó y se clasificó para las semifinales. Tocaba el otro lado del cuadro, dos duelos jugosos. Por un lado Trae Young contra De’ Aaron Fox. Aunque Fox tuviese mucha ventaja y Young fallase tres veces el pase de pecho, el de los Hawks anotó primero el triple y pasó a semifinales. El último enfrentamiento fue entre Doncic y Kyle Kuzma, el MVP del partido de novatos. Los dos salieron muy igualados, pero, finalmente, Doncic impusó su ley y pasó a las semifinales.

Llegaban las semifinales. Por un lado, con el enfrentamiento entre Jokic y Tatum. El serbio salió primero, consiguió acertar el pase de pecho y anotar la primera bandeja. Pero cuando llegó a la zona del triple, la cosa se complicó y Tatum, en su primer intento, encestó su primer lanzamiento. El alero de Boston era el primer finalista. La otra semifinal fue entre Young y Doncic, a estas alturas sobran las palabras sobre su rivalidad. Aunque Doncic salió primero y anotó el pase de pecho y la bandeja sin complicación, Young se echo el balón largo, corrió y anotó el triple antes que Doncic.

Llegó el baile de mascotas, donde la de los Chicago Bulls, como siempre, fue la que más expectación generó. El show acababa y la final entre Young y Tatum comenzaba. El base de los Hawks fue el más rápido. Esquivó a las estatuas de la liga, metió primero el pase de pecho e hizo una bandeja perfecta para encarar la línea de tres. Pero cuando se disponía a lanzar su primer intento desde línea de tres, Tatum, desde el centro del campo, anotó y se coronó como el rey de las habilidades.

 

A continuación empezó el concurso de triples. Como locales, Curry y su hermano Seth entablaron una conversación con su padre, que les retó contra estrellas de la NBA. El padre de los Curry se juntó con Ray Allen, Mark Price y Glen Rice para superar a sus hijos, pero no fue posible. Las antiguas estrellas de la NBA lograron 7 puntos en total. Después del show de los veteranos, llegó el turno de los profesionales de la liga.

 

Primero empezó Joe Harris, un jugador con un porcentaje del 47,1% en temporada regular. En su primera participación anotó 25 puntos. El jugador de los Nets encestó los últimos cinco balones, que valían doble, y se clasificó para la final. Acto seguido, le secundó Kemba Walker. El base de los Hornets se quedó en 15 puntos y no logró clasificarse para la final.  Middleton, alero de los Bucks, realizó la peor actuación del concurso con 11 puntos. Una de las decepciones del torneo. Seth Curry, hermano de Stephen, consiguió 16 puntos, lo que no le sirvió para entrar en la final. Para finalizar la primera ronda, Lillard, base de los Blazers, anotó 17 puntos superando sobre la bocina al hermano pequeño de Curry, aunque tampoco le valió para entrar en la final del concurso.

La nómina de triplistas del segundo bando mejoró. Empezó el triplista por excelencia de la liga: don Stephen Curry. El base de los Warriors anotó 18, lo que le valió para estar en la final. A continuación, continuó Lillard, que con 17 puntos fue otro de las estrellas que se quedó a las puertas de la final.

 

Continuando con el juego de escoltas, fue el turno de Danny Green. El jugador de Raptors terminó su participación con 23 puntos. Según terminó Green; la NBA homenajeó a Nowitzki, pero lo dicho, tan solo fue un homenaje a su paso por la liga. La participación del alemán fue lamentable. Aunque anotó 17 puntos, el alero de Mavericks se despidió de la prueba lanzando al aro sin acercarse mínimamente.

Tras ellos, llegó el rey del triple: don Stephen Curry. El base de los Warriors consiguió anotar 27 puntos con dos plenos de balones en el segundo y quinto carro. El dorsal 30 de Golden State registró 27 puntos, lo que le valió para llegar a la final del concurso de triples. Booker, campeón del año pasado, se quedó fuera de la final, tras anotar 23 puntos.

 

Empezó la final del concurso de triples: Harris, Hield y Curry. Empezó Harris, que consiguió dos plenos de sus cinco carros. Con una puntuación de 26 puntos logró salir campeón del concurso. Seguido por el escolta de Nets, llegó el turno de Hield. Aunque puso todo su ímpetu, el jugador tan solo logró 19 puntos. El turno final era para Curry, el favorito. El base de Warriors empezó con un pleno en el primer carro y tan solo se quedó a dos puntos de Joe Harris. Finalmente, el alero de Nets consiguió el título de mejor triplista de la NBA.

 

Para finalizar el segundo día festivo en la NBA, qué mejor manera que el concurso de mates. Cuatro jugadores se postularon a mejor matadores del aro. Empezó Collins, con un mate sencillo a aro pasado por el que recibió 40 puntos. Acto seguido llegó Diallo, jugador de Oklahoma. Con la ayuda de su compañero Westbrook, cambiando de mano y con un mate más normalito, le valió para sumar 40 puntos.

 

Dennis Smith JR. se centró en hacer un mate sencillo, pero espectacular. Le salió, en su sexto intento, lo que le premió con 45 puntos. Fue Diallo, el que tras saltar a O’Neal, con el mínimo apoyo y la espectacular altura del balón, sumó 50 puntos, puntuación que fue abucheada por el público.

Smith JR. llegó a la final junto a Diallo. El primero intentó dos mates complicados, que no le salieron, pero que al final y ante los abucheos del público, logró realizar el mate. Por el contrario, Diallo fue la tranquilidad. El jugador de los Thunder buscó una alternativa, algo más sencillo y que le sirvió para ganar. Con un mate simple y una puntuación sobrevalorada, el jugador de los Oklahoma City Thunder consiguió el trofeo a mejor matador de la liga.

 

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: El Team LeBron ganó el partido de las estrellas I Deporte USA I A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies