¡Síguenos!
Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Australia.
Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Australia. | CORDÓNPRESS

Fórmula 1

Fernando Alonso reina, Vettel ríe y Hamilton pena

Fantástico quinto puesto del asturiano en un Gran Premio de Australia que ganó el alemán gracias a la estrategia. Sainz terminó décimo

Ha vuelto Fernando Alonso, aunque en realidad nunca se fue. Pasó que no tenía motor, que durante tres años tuvo que penar en una situación impropia para él y para su equipo. Ha vuelto Fernando Alonso con una unidad de potencia medianamente decente en las entrañas de su McLaren, con ese Renault que tantas alegrías le dio siempre en su carrera. Eso y sus manos le devolvieron a la zona noble de la parrilla, a su sitio natural. Aún le queda para estar entre los grandes, pero todo puede pasar después de este quinto puesto en Australia. Ganó Vettel, que se rio en la cara de Lewis Hamilton (segundo), y Kimi Raikkonen completó el podio, pero el protagonista del día fue Fernando Alonso y a él se dirigieron todos los focos.

Lo avisó antes del Gran Premio de Australia y tranquilizó a las masas después de un error en la clasificación que le relegó a la décima plaza. Fernando Alonso aventuró estar entre los cinco primeros y ahí se quedó. Quinto sin lluvia, en una carrera de piloto, de mano firme y control absoluto. Por delante de Max Verstappen, de Valteri Bottas, de los Renault pata negra, de los malhadados Haas, de su compañero de equipo, de todo aquello que suene a terrenal en la actual Fórmula 1. Fue elegido como el mejor piloto del día. Quedó quinto, pero sigue siendo el rey del circo.

La carrera la decidió el equipo Haas, que alteró lo que parecía un plácido día. Primero fue Magnussen, que se quedó parado en boxes, y después le tocó el turno a Grosjean, cuyo incidente trajo un safety car que sacó la estrategia de Ferrari a pasear. Con Lewis Hamilton cubriendo a Kimi Raikkonen, Vettel entró en los garajes y salió primero. Y de ahí no se movió hasta el final de la carrera para firmar su victoria número 49, su podio número 100 y una sonrisa en la misma cara del británico.

Por detrás, en esa misma vuelta 32 en la que el Haas de Grosjean se quedó parado, Alonso también entró a boxes e hizo notar que Verstappen le había adelantado con bandera amarilla. El holandés le devolvió la posición, esa quinta plaza humana, e inició la presión sobre el asturiano durante 28 vueltas de otra época. Aguantó Alonso y manejó unos tiempos y un ritmo de carrera dignos de un campeón. Emociona el presente de Alonso, pero ilusiona más el futuro.

El día complicado fue para Carlos Sainz, con problemas estomacales durante toda la carrera que a punto estuvieron de llevarle al abandono. Terminó décimo, por detrás del McLaren de Vandoorne, y salvó un punto. Peor lo tuvieron los Toro Rosso con sus motores Honda: Hartley terminó último de los que se quedaron sobre la pista y Gasly rompió el motor a las primeras de cambio. Noticias habituales para Alonso en los últimos tres años. La vida ya es otra; el infierno ha terminado.

Clasificación Gran Premio de Australia.

Clasificación Gran Premio de Australia.

Hizo el viaje del teletipo al html cuando aún se hablaba de periódicos electrónicos. Pasó por El Mundo, abrió Diario de Sevilla, estuvo de visita en Canal Plus y se instaló en Prisacom para que todo el mundo conociera los medios digitales. En los buscadores de El País, Cuatro, Canal Plus y As aún se le encuentra y sigue pensando que lo que sucede conviene.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fórmula 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies