¡Síguenos!

La Tribuna de Brian Clough

El cruce de caminos

Apostar por Lampard y algunos jugadores jóvenes parece arriesgado, pero mirado fríamente, no lo es tanto.

Hoy en día viajar en coche es mucho fácil. Los coches y las carreteras son mejores y ya no te hace falta ni preparar el viaje: una niña (o un niño, que lo mismo da) de 5 o 6 años te pone el destino en el navegador satélite o en Google Maps y ya puedes ir un remoto rincón de Azerbaiyán, que llegas. Los que tenemos más años recordaremos 2 opciones: o te sabías el viaje porque ya habías estado antes o tenías que tirar de mapa de carretera y prestar mucha atención. Y ya se sabe: “¡Que te has pasado la salida!” – “Me dijiste que era la 17” – “No, te dije la 16. La 16. 10 y 6” – “Pues nos quedan 15 kilómetros para el próximo cambio de sentido” y ya para remate “Tengo hambre” o “¿Cuanto queda?”

Los viajes de Roman Abramovic por las temporadas del Chelsea se iniciaban con todo el lujo disponible. Ha tenido sus entrenadores con todo su nombre y la colección de galácticos que le fue apeteciendo. Y si todo sale bien o como desearía el club, la sanción FIFA será aplazada, podrán fichar mucho y en el banquillo se sentaría, por ejemplo, Allegri, siguiendo así la tradición italiana iniciada con Vialli y terminada con Sarri, pasando por Ranieri, Ancelotti, Di Matteo y Conte.
Sin embargo, puede que esta vez Abramovic tenga que iniciar un viaje desconocido y sin los instrumentos que maneja. La mayoría de la prensa inglesa cree que esta vez la sanción de FIFA no será suspendida y el Chelsea se quedará sin poder registrar jugadores durante las dos próximas ventanas.

Todo lo que voy a exponer a partir de aquí tiene como premisa condicionante la sanción de FIFA. Si no hay sanción volvemos al escenario Allegri y fichajes, muchos fichajes, pues la sanción si acaso quedará suspendida y el Chelsea, observando el FPF, ficharía este verano para cubrir los periodos de sanción. Pero volvamos al escenario de la sanción y el cruce de caminos en el que se encuentra el club londinense. El primer paso va a ser elegir entrenador. No cuesta esfuerzo alguno imaginar la multitudinaria rueda de prensa de la presentación de Frank Lampard.

Lampard tiene una temporada de experiencia a cargo del Derby County. Para algunos comentaristas no es suficiente, mientras otros se aferran al conocimiento del club y al exitoso paso por los banquillos de Guardiola, Zidane o Simeone en clubes donde fueron leyendas como jugadores. La experiencia de Lampard está en sus partidos como jugador, en lo que ha aprendido de entrenadores y seleccionadores tan variados como Eriksen, Capello, Mourinho, Hiddink, Scolari o Ancelotti, sin obviar que su padre fue jugador del West Ham. Su tío, Harry Redknapp, además de jugador ha sido entrenador de múltiples equipos y es primo de Jamie Redknapp, ex del Liverpool o Tottenham y de la selección inglesa. Lampard ha vivido rodeado de fútbol. Queda por determinar qué tipo de fútbol buscará  en el Chelsea, pues la situación y categoría del Chelsea nada tiene que ver con la del Derby, pero se espera que de una oportunidad a los jugadores jóvenes. Con él se espera que llegue su asistente en el Derby County, Jody Morris, anteriormente jefe de la cantera del Chelsea.

Hasta ahora, la academia del Chelsea había funcionado fundamentalmente como un negocio paralelo, totalmente legítimo, de fábrica y venta de jugadores y no como un vivero de jugadores para el primer equipo. Pese a que ha dominado la Youth FA Cup en la última década, esos jugadores no han dado al salto a la primera plantilla –el club ha preferido siempre fichar–. Por eso el Chelsea ha perdido terreno respecto al Tottenham a la hora de captar jugadores: los padres y los propios niños que quieren llegar a ser futbolista perciben que el Tottenham les va a tratar mejor.

Apostar por Lampard y algunos jugadores jóvenes parece arriesgado, pero mirado fríamente no lo es tanto. En principio, Manchester City y Liverpool parecen inalcanzables, tanto como que el United parece inferior. Lampard o cualquier otro entrenador tendría entre sus manos una pelea por la tercera plaza con Tottenham y Arsenal. Sería una temporada satisfactoria si el Chelsea se clasifica para la Copa de Europa y a la vez desarrolla alguno de sus jugadores jóvenes. Destaquemos cinco nombres:


Ruben-Loftus Cheek


(Enero 1996) Jugó el Mundial de Rusia con Inglaterra tras su cesión al Crystal Palace. Como otros jugadores del Chelsea, se planteó su salida para tener continuidad en la Selección. Suele jugar de interior o por detrás del delantero, siempre por dentro. La temporada pasada apareció en 40 partidos, pero rara vez de titular, salvo en la Europa League. Queda la sensación de que la temporada pasada no tuvo suficiente continuidad, y la que empieza debe ser la que le asiente en el primer equipo o le abra las puertas a otro club. Sus principales rivales en el once inicial serán Barkley y Kovacic si optan por ficharle.


Tammy Abraham


(Octubre 1997) Es un delantero espigado y típico de área, no especialmente rápido, pero es capaz de hacerse un hueco entre los defensas. Ha estado cedido en el Swansea, llegando a debutar con la selección inglesa, y la pasada temporada militó en las filas del Aston Villa, a los que ayudo a ascender siendo máximo goleador. A mitad de temporada rechazó un traspaso al Wolverhampton, en la Premier. Aún no esta claro que se quede en el Chelsea, pero dado que Higuaín puede tener las horas contadas en Stamford Bridge y Giroud ha pedido ser traspasado, podría tener un sitio. También esta ante una temporada definitiva, especialmente si quiere volver a la selección de cara a la Eurocopa, y demostrar si su nivel es el de un equipo de Champions, media tabla o de pelear por la permanencia.


Callum Hudson-Odoi


(Noviembre 2000) Es un jugador de banda donde destaca más su potencia que la habilidad, como Sterling, por ejemplo. Ha estado en la plantilla durante la temporada con Sarri, pero el entrenador italiano ha insistido en que es un jugador muy joven y aún no estaba listo. Mientras tanto, Hudson-Odoi ha visto como su suplente en la selección sub-20, Jadon Sancho, ha evolucionado su fútbol en Dortmund y ya esta en todas las convocatorias de la absoluta. Mientras meditaba si renovar o irse al Bayern, el Chelsea ficha a Pulisic para la temporada que viene y Hudson-Odoi se lesiona de gravedad. Se da por descontado que, una vez recuperado, Lampard le va a dar confianza. Le quedan 12 meses de contrato; será uno de los temas a solucionar urgentemente.


Mason Mount


(Enero 1999) Es un centrocampista ofensivo de buen toque, liviano y no especialmente alto, pero no es un “bajito tipo Iniesta”. Ha estado convocado con la selección absoluta, pero no ha debutado, y la temporada pasada fue una pieza fundamental en el Derby County con Lampard, siendo su cesión una petición expresa del entrenador. Por ello es fácil pensar que Lampard contara con él.


Ethan Ampadu


(Septiembre 2000) Ya internacional por Gales y fácilmente reconocible por su peinado rastafari, juega como defensa central o medio defensivo. Aún con mucho por aprender en ambas posiciones, se trata de un jugador muy valorado por el club y del que se esperan cosas. Podría ser el sustituto natural de Kanté o jugar en defensa. El Chelsea tiene muchos jugadores cedidos y de la vuelta de algunos, como Zouma, dependerá las oportunidades que tenga Ampadu y en qué lugar del campo. Jugando con Gales se le ha visto personalidad, pero también errores propios de su juventud.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en La Tribuna de Brian Clough

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies