¡Síguenos!

Copa América

Argentina, entre Paraguay y Tonga

Nueva decepción: empate de la albiceleste contra Paraguay (1-1). Ya lo avisó Maradona: «A Argentina le puede ganar Tonga».

Había declarado el antiguo Dios del fútbol tras el desastre futbolístico de su selección frente a Colombia que a la actual Argentina “le podía ganar Tonga”. Sin estar el Diego con sus facultades mentales al 100%, tuvo al menos ese momento de lucidez. Y como Paraguay es, a día de hoy, mejor que Tonga, Argentina debe dar este punto por bueno. Porque pudo haber sido aún más desastroso.

Y eso que se hacía difícil, por no decir imposible, jugar peor de lo que lo hizo Argentina en su debut: cualquier modificación que decidiese Scaloni debía ser para mejor. Cambios en todas las líneas, incluyendo la vuelta al banquillo de los señalados Di Maria y Agüero y ligera mejora en el juego. Sin duda, el inexistente fútbol argentino se vio ayudado por la poca predisposición paraguaya por el espectáculo: pasan los años, las décadas, los jugadores y los entrenadores argentinos (del Tata al Toto) pero los guaraníes siguen con ese mismo sello de equipo áspero y rocoso al que no querrías cruzarte nunca en una eliminatoria. Menos aún en el Ellis Park. Agazapados en su área, sabían que era cuestión de esperar a que se produjese algún desajuste en la defensa argentina. Y por supuesto no hubo uno, sino varios. En uno de ellos, carrera de Almirón por la banda izquierda ridiculizando a Paredes y Pereyra, centro y derechazo de Sánchez para batir por bajo a Armani.

Convalecientes los argentinos del golpe, Paraguay pudo sentenciar pero entraron en acción quienes finalmente serían los dos protagonistas del partido. Primero, el portero Armani, cortando un nuevo contraataque por las bravas, acaso siguiendo las indicaciones del Diego: “Hay un prestigio que lo construimos a patadas, a trompadas…”. También lo entendió así el otro protagonista, el árbitro brasileño Sampaio, que convirtió la clara roja en una amarilla por obra y gracia del “prestigio”: aún hay camisetas que pesan más que otras. O porque “tonga” y “tongo” suenan igual para el oído de un no hispano-hablante.

En la reanudación, Scaloni quiso crear un ecosistema parecido al del Barcelona donde Messi se sintiera más a gusto y decidió volver a imitar alguna de las genialidades del técnico barcelonista. Si contra Colombia quiso empatar un partido sin delantero centro, en esta ocasión decidió dar una nueva oportunidad a quienes han demostrado que no se la merecen. Las numerosas coutinhadas de Agüero y Di María con su selección parecen no ser nunca demasiadas: más minutos para ellos, suficientes para certificar que su ciclo en la selección ya ha terminado. Suerte para ellos que, de nuevo, llegó Sampaio al rescate, vía VAR, y con un penalti de los llamados “generosos”. El prestigio. En este caso, el de la Copa América que tal vez no se podía permitir el lujo de prescindir de Messi en la primera ronda. El propio Messi agradeció la consideración de la organización con su 68º gol albiceleste y la sensación de que Argentina tal vez podía remontar el vuelo.

El espejismo apenas duró cinco minutos: penalti de Otamendi que hubiese firmado el mismísimo Chigrisnky. Definitivamente el ojo clínico de Guardiola con los canteranos se compensa negativamente con su ceguera crónica para fichar centrales: ser argentino y más corpulento no hace que sea mejor que el ucraniano. Solo lo parece porque costó el doble.

Paraguay en frente. Dirigidos por un entrenador argentino. Con más de 30 faltas en un partido trabado. Un penalti a 20 minutos del final que podía significar el principio del fin. Armani debió recordar lo sucedido en el Ellis Park de Johannesburgo hace 9 años y se disfrazó de Casillas: se lanzó al mismo lado que Iker. Y acertó. Para dejar a Argentina con vida y luchar por la clasificación frente a Catar, que ocupa el puesto 55 del ranking de la FIFA. Y ojo, porque Tonga ocupa el 202…

Una vida de extremo a extremo: de los secarrales de Castilla a la húmeda yunga tucumana. De Perico Alonso a Messi. De la ingeniería al cine. De la A de Argentina a la Z de Zambia.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Copa América

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies