¡Síguenos!
Saúl celebra el único tanto del encuentro. / Foto: Cordon Press

Atlético

Saúl mantiene viva la Liga antes de Turín

Marcó de penalti el 1-0 tras un rechace. El Atlético mejoró tras el descanso. Rodrigo volvió a dirigir con maestría en el centro. Correa y Lemar se jugaban un puesto en el once de Turín

El Atlético de Madrid venció al Leganés en uno de esos partidos que mejor definen al equipo de Simeone, aquellos en las que pasan pocas cosas importantes pero que suelen dejar los tres puntos en la cuenta rojiblanca. Con un ojo puesto en la vuelta de los octavos de final frente al Juventus en Turín, el once ya revelaba la importancia de ese partido por las bajas que se acumulaban tanto por lesión, con Diego Costa, Lucas y Filipe Luis, como por sanción, en el caso de Koke y Godín. Hombres importantes dentro y fuera del campo. Fue la típica primera parte del Atleti en la que piensas quién fue el genio que eligió las 16:15 como horario de un partido. Tarde para el café. Pronto para una cerveza. Las opciones son siesta, copazo o Atleti. Todas las opciones son válidas en partidos como el del Leganés en el Metropolitano.

Transcurrida media hora de encuentro, apenas un disparo con la derecha alto de Griezmann, un remate de Kalinic a las manos de Lunin y un buen zapatazo raso de Thomas que se marchó desviado fueron el escaso bagaje ofensivo de un equipo en el que Arias se mostró precipitado y el canterano Solano, aunque solvente en tareas defensivas, fue inofensivo por su banda, a pesar de que ambos cambiaron de carril al final de la primera parte. El mejor volvía a ser Rodrigo, que dirigió una vez más con maestría en el medio a base de abarcar campo con y sin balón y destacar de nuevo en la precisión y la anticipación. Se ha convertido en una pieza clave del equipo y es lícito remarcarlo a menudo.

En el descanso Simeone dejó en la caseta tanto a Solano como a Griezmann, este último pensando en Turín, y entraron al campo Saúl y Lemar, que sumados a la marcha que metió al partido el equipo rojiblanco, dieron otro aire al ataque. Vitolo y Correa, que junto al francés se jugaban una plaza en el once para el partido en Turín, mejoraron en la combinación en la segunda parte. Vitolo aporta equilibrio. Correa desequilibrio. Lemar precisión. Seguramente sea esto último lo que más le interese en Champions al Cholo frente al Juventus. En uno de esas combinaciones apareció Correa para provocar un penalti que transformó Saúl en el 1-0 en el 50′ y la calma se instauró en el equipo local. Sin apenas noticias del Leganés en el área de Oblak, el Atlético tuvo dos claras con un disparo al larguero desde la derecha de Thomas y otro de Lemar al palo tras un lanzamiento de falta desde la izquierda.

Hablábamos antes de la precisión de Lemar y del desequilibrio de Correa. Ambas bazas serán importantes en el desafío que supone el Juventus Stadium. Allí sí podrán estar Koke, Godín y Morata, que no disputó minuto alguno pero que será titular y referencia en ataque en la Champions. Al Atlético le vendría muy bien que pasase lo mismo que frente al Leganés, es decir, poco o nada importante. Eso sería lo ideal. Tiene pinta de que habrá que sufrir. Pero tiene pinta que el partido más importante de la temporada hasta el momento le pilla al Atleti preparado. Y con dos goles de renta en la ida, claro.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Atlético

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies