¡Síguenos!
Griezmann anotó dos goles al Brujas. CORDON PRESS

Atlético

Griezmann reconquista el castillo del Metropolitano

Doblete del francés para derrotar a un correoso Brujas. Golazo de Groeneveld Danjuma. Koke cerró el partido en el descuento. Se lesionó Diego Costa.

Llegó el primer partido en Champions en el Metropolitano después de la eliminación en fase de grupos la pasada temporada, con el recuerdo del Qarabag en la memoria aún presente, en parte gracias al digno partido del Brujas. Más equipo de lo que esperábamos, y que con ese trabajado 3-5-2 puso en serias dificultades, durante gran parte del partido, al Atlético para superar la muralla belga propuesta por Ivan Leko.

No ayudó demasiado en la primera parte el centro del campo del equipo rojiblanco, ya que, salvo Lemar y su juego entre líneas, la circulación y llegada de Saúl, Koke y Thomas no fue la mejor posible. Poco acertados los españoles y a ratos demasiado solo el ghanés. El caso es que el balón no llegaba como debería a los delanteros. Pero sí estaba enchufado Lemar. Primero con un pase entre líneas que acabó en gol anulado (bien anulado) a Griezmann por fuera de juego en el minuto 20. Después a balón parado. Se reparten los saques entre Koke, Griezmann y Lemar, pero debe empezar a ser habitual que el fichaje rojibanco coleccione la mayoría de dichas acciones. Su potencial buscando los espacios entre líneas ilusiona y mucho a la grada. De sus botas salió el 1-0 de Griezmann en el minuto 27. Primero con un córner al punto de penalti, cuyo despeje acabó en sus propias botas. La volvió a poner en el segundo palo y allí definió con calidad el ‘7’. Celebró saludando como la realeza, sabedor de que le espera el trono del Metropolitano al príncipe francés. Como tal se le exige. Como tal se le valora.

Empató el Brujas antes del descanso con un golazo de Groeneveld Danjuma desde la izquierda, donde dio mucho trabajo a Arias, de cuyo partido, ofensivamente hablando, se esperaba mucho más. Atrás se le vieron las costuras más de una vez, pero para pulir defectos defensivos todavía necesita acumular partidos. En la segunda parte salió más entonado el Atlético, pero seguía sin poder derribar la muralla de Leko. Para ello Simeone tomó la decisión de sustituir a Thomas, cuyo partido fue mejor que el de Saúl y Koke, para dar entrada a Correa. Empezó a presionar más arriba el equipo rojiblanco, y a raíz de ello llegó el 2-1. Griezmann metió la pelota al espacio a Diego Costa, que volvió a dejarla atrás para la llegada del francés en el 66. Cayó lesionado el hispanobrasileño, que probablemente se volverá a perder la convocatoria de Luis Enrique para jugar con España, y Simeone dio entrada a Rodrigo para dar consistencia al centro del campo y a la victoria provisional.

Siguió bien situado hasta el final el actual campeón belga a pesar de tener el marcador en contra, disfrutó de alguna clara ocasión a balón parado y, en general, demostró ser un equipo compacto. Mientras Lucas seguía inmenso en la retaguardia, hubo tiempo para un par de ocasiones aisladas de Correa antes de que llegase el 3-1, obra de Koke tras una buena jugada de Griezmann para terminar de disipar la nube del Qarabag que flotó durante algunos minutos por encima del Metropolitano. El delantero francés ha participado en dieciocho de los últimos veinte goles del Atlético en Champions. Como tal se le exige. Como tal se le valora. Tiene silla reservada en la mesa. Y con partidos así, a los aplausos invita la casa.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Atlético

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies