¡Síguenos!

Atlético

El Atlético más merengue

La actual plantilla del Atlético cuenta con hasta seis jugadores con pasado en el Real Madrid. Hermoso ha sido el último.

Con el fichaje de Mario Hermoso, el Cholo Simeone incorpora a su nuevo proyecto a uno de los defensores con mayor proyección del fútbol español. Después de dos temporadas de Erasmus en el Espanyol de Barcelona, el central de 24 años está de regreso en su Madrid natal. El destino de vuelta parece el mismo, pero es diferente de cuando se marchó por primera vez… Los colores han cambiado. Varios de los últimos fichajes del Atlético comparten un pasado común en el eterno rival de la capital. Hermoso ha sido el último futbolista en pasar del paseo de la Castellana al bario de Canillejas. En la actual plantilla rojiblanca encontramos hasta seis jugadores que en algún momento de sus carreras vistieron la camiseta blanca.


El relevo de Casillas que hoy es suplente de Oblak


El estadio en el que explotó el conflicto entre José Mourinho e Iker Casillas fue La Rosaleda. El técnico portugués sentó contra todo pronóstico al portero español en un choque liguero del Madrid en Málaga. Los dos protagonistas de los focos se encontraban en el banquillo. Uno sentado viendo el partido y el otro levantado dando ordenes. La meta la ocupó Antonio Adán. Casualidad o no, el club blanco perdió por 3-2 y encajó su primera derrota en el feudo malacitano en 34 años. Lejos de amedrentarse, Mourinho mantuvo su apuesta el fin de semana siguiente. La Real Sociedad visitaba el Bernabéu y Adán fue el portero titular. Para su desgracia, fue expulsado a los cinco minutos tras una acción que además costó un penalti. Las dudas con el canterano y la lesión en la mano que sufrió Casillas en un partido de Liga en Mestalla provocaron que el Madrid recuperase a Diego López. Al término de esa temporada, Adán rescindió su contráto con el club en el que se había formado. Tras una breve etapa en el Cagliari y cuatro años y medio a buen nivel en el Betis, el Atlético de Madrid lo firmó como suplente de Jan Oblak el verano pasado.


El lateral que dio el salto a España de blanco


Filipe Luis ha disputado la mayor parte de su carrera futbolística en España. El lateral izquierdo brasileño lleva ocho temporadas de rojiblanco y antes jugó cuatro en el Deportivo de la Coruña. Trece años en nuestro fútbol que no mucha gente sabe que comenzaron de blanco. Consagrado como uno de los grandes defensas en la historia del Atlético, Filipe Luis dio el salto a España de la mano del Real Madrid. Nunca llegó a debutar con el primer equipo, pero durante la temporada 2005/06 militó en el Castilla. El propio jugador reconoció que aquel año fue un mero trámite y que no siente que en los derbis de la capital se enfrente a su antiguo club. Filipe Luis vistió solamente un año de blanco. Como jugador del Deportivo estuvo cerca de firmar por el Barça. Finalmente lo hizo por el otro gran rival del Madrid. Después de siete títulos y más de trescientos partidos con la rojiblanca, el futuro del defensor brasileño en el Atlético es hoy una incógnita.


El canterano madridista con herencia colchonera


Junto a la de Mario Hermoso, la otra contratación con pasado madridista que ha realizado el Atlético este verano. Marcos Llorente se incorporó a la cantera merengue en categorías inferiores. Curiosamente, previo paso por el conjunto colchonero. Al centrocampista defensivo de 24 años no le es desconocido su nuevo club. Ni a él, ni a su familia. Llorente nunca ha escondido su sentimiento madridista. Dijo que el Madrid era el equipo de su vida y hasta rechazo el diseño de una camiseta del Atlético que le enseñaron durante una entrevista, argumentando que él se veía siempre de blanco. A pesar de todo, parecía escrito en el cielo que algún día se enfundaría la rojiblanca. Con Marcos, son ya tres generaciones de la familia Llorente vinculadas al Atlético. El abuelo, Ramón Grosso, contribuyó a salvar al club del descenso en los escasos seis meses de 1964 que pasó de indio. Grosso había sido cedido por el Madrid y al terminar la temporada regresó al cuadro merengue, donde ganó siete Ligas y se consagró como leyenda. El padre, Paco Llorente, comenzó su carrera de rojiblanco y la continuó de blanco en 1987. El cambió de bando se cerró de una forma pionera. El traspaso del padre de Marcos Llorente fue el primero en realizarse a través del pago de una clausula de rescisión. No de 120 millones de euros, sino de cincuenta millones… de pesetas.


El centrocampista que vivió un infierno en el Madrid


Saúl Ñíguez es uno de los grandes emblemas del Atlético actual. Más ahora que dos capitanes como Godin o Griezmann han abandonado el barco. El centrocampista ilicitano tiene 24 años y lleva desde los trece ligado al club rojiblanco. Sin embargo, su llegada a la capital española se produjo con un poco más de anterioridad. Dos años antes de recalar en el Atlético, Saúl ingresó en las categorías inferiores del Madrid. Apenas era un niño que acaba de abandonar su Elche natal. Su tiempo de blanco fue, por decirlo de una forma clara, traumático. “Pasaron cosas extradeportivas. Lo deportivo iba bien, pero bueno, fueron esas cosas extradeportivas, que no podía vivirlas un chico de 11-12 años. Me robaban botas, comida, me pusieron un castigo de no poder pisar Valdebebas durante dos semanas por cosas que yo no había hecho… Le pasaron una carta al entrenador diciendo que era yo quien la había escrito… Yo dije que no había sido porque realmente no había sido yo”, confesó en una entrevista al diario El Mundo. Una llamada del Atlético le devolvió la ilusión. En el vecino de la capital encontró la confianza y el cariño que le hacían falta. Salvo una cesión de un año en el Rayo Vallecano, no se ha vuelto a mover más. Si hay un jugador de esta lista que no guarda un buen recuerdo de su paso por la Casa Blanca, ese es Saúl Ñíguez.


El delantero al que el Atlético le salvó la vida


Hubo un tiempo no muy lejano en el que pareció que la carrera de Álvaro Morata se iba a quedar por el camino. Suplente de Giroud en el Chelsea, el delantero español se quedó sin acudir al Mundial de Rusia. Morata cambió Madrid por Londres para ganarse un hueco en la convocatoria de Julen Lopetegui. Dejó por segunda vez el club en el que llevaba desde juveniles en busca de un objetivo que finalmente no logró. No entrar en la lista de Julen le minó la confianza. “Había perdido la confianza en mí mismo. Me molestaba mucho la opinión de la gente en Inglaterra. Creo que allí no me sentía muy querido ni valorado por el club ni por la afición…”, confesó Morata en una entrevista a la Agencia EFE. Un año y medio después de su llegada a la capital inglesa, volvió a hacer las maletas para regresar a Madrid. Su decisión de firmar por el Atlético generó controversia. Especialmente entre los aficionados más radicales, molestos con el historial de un jugador que llegó a vestir en casi cien ocasiones la camiseta blanca. El pasado colchonero del delantero sirvió para amansar a las fieras. Nada más hacerse oficial la operación comenzaron a viralizarse fotografías de Morata en su etapa en el Atlético infantil, su primer club, o de recogepelotas en el Vicente Calderón. Ha pasado ya medio año y las dudas han desaparecido. El delantero español ha encontrado su lugar en el mundo, el equipo en el que ahora sueña con retirarse.

Mario Hermoso, Antonio Adán, Filipe Luis, Marcos Llorente, Saúl Ñíguez y Álvaro Morata. Son los seis futbolistas de la actual plantilla atlética con pasado en el eterno rival de la capital. Sale a mínimo un exjugador madridista por línea del campo. Los últimos rumores apuntan a que el Atlético andaría detrás de la joya de la corona. Supuestamente, James Rodríguez desea jugar el Wanda Metropolitano la próxima campaña ante la imposibilidad de hacerlo en el Santiago Bernabéu. Se cierre o no la operación, un ejemplo en quien pueden fijarse los aficionados colchoneros preocupados con la deriva merengue que ha tomado su club es Juanfran Torres. El lateral derecho de Crevillent, ex canterano del Madrid, confesó con honestidad el día de su despedida con el Atlético que “vino un vikingo y se va un indio”.

Comenta

0 Comments

  1. Frank Terraces

    21/07/2019 at 00:51

    Sería magnífica señal que al finalizar sus carreras, Llorente, Morata y Hermoso fueran idolatrados por la parroquia atlética como lo son Juanito, Raúl y Hugo Sanchez en la madridista.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Atlético

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies