¡Síguenos!

Euroliga

Baskonia derrota a un Real Madrid sin tensión

Los vascos derrotaron a los madridistas por 86 a 76 en un partido en que los blancos no se jugaban nada. Baskonia buscará el playoff contra Efes y CSKA.

El Real Madrid perdió en el Buesa Arena contra el Kirolbet Baskonia por 86 a 76; los blancos no se jugaban nada y sobre la pista estuvieron los menos habituales. Los vitorianos, sin embargo, necesitaban la victoria para mantener vivas sus opciones de playoff, y lo consiguieron. Ahora se jugarán su presencia en los cuartos de final contra Efes y CSKA.

El partido empezó con un Real Madrid muy poco anotador y blando en defensa. Marcelinho Huertas lideró al equipo vitoriano desde el salto inicial. Junto al brasileño estuvo Voigmann, que fue una pesadilla para los blancos en la pintura. Aunque Baskonia tenía más ganas y contaba con los ánimos del público, no le resultó fácil ganar al Real Madrid. Durante todo el encuentro, la sensación fue que si los madridistas hacían cuatro minutos serios podían imponerse con facilidad. Y a punto estuvieron de hacerlo cuando se pusieron a tres puntos a falta de cuatro minutos para el final; dos minutos antes la ventaja local era de 16 puntos.

Sin Tavares en la pista, el Real Madrid sufrió a la hora de controlar el rebote. Y esto fue otra de las claves para que los vascos se llevaran el partido: 47 rebotes cogió Baskonia (19 ofensivos y 28 defensivos) por los 32 de los blancos (tan solo 9 ofensivos). Entretanto, Pablo Laso se desesperaba con sus jugadores: «¿Queréis jugar con determinación? Si no queréis, os quito y que jueguen otros». Pero ni por esas levantó a un equipo que tuvo más en mente el clásico de este domingo que el partido de Euroliga.

El Real Madrid tuvo tres minutos buenos durante el último cuarto, pero sin hacer daño. Finalmente, Baskonia terminó alzándose con la victoria. La anécdota del encuentro la protagonizó un niño del club vitoriano que se encontraba pasando la mopa sobre el parqué durante un ataque de los blancos. Los vitorianos robaron el balón y salieron rápido hacia la canasta del Madrid. El niño se asustó y dejó la mopa en mitad de la cancha, lo que provocó la carcajada general dentro del pabellón.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Euroliga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies