¡Síguenos!
Bautista, durante su partido ante Norrie. / CORDON PRESS

Tenis

Bautista pierde contra el 114 del mundo en la Davis

Norrie venció en cinco sets después de ir dos abajo (4-6, 3-6, 6-3, 6-2 y 6-2). Antes, Ramos ganó a Broady en tres sets (6-3, 6-4 y 7-6).

España se complicó de forma inesperada su eliminatoria de Copa Davis ante Gran Bretaña después de que Roberto Bautista desperdiciara una ventaja de dos sets ante Cameron Norrie y terminara perdiendo ante el 114 del mundo por 4-6, 3-6, 6-3, 6-2 y 6-2 en un partido que se alargó hasta las cuatro horas y cinco minutos.

Al tenista castellonense, 23 del mundo, le costó arrancar ya que tenía la dificultad añadida de no conocer al rival y empezó cediendo en los primeros juegos ante un Norrie, debutante en Copa Davis, muy agresivo, que mostraba un mejor nivel al que acostumbraba. Rápidamente el británico puso el marcador 2-4 a su favor. El ritmo del español le permitía disfrutar, no sólo del buen tiempo sobre la tierra batida del Club de Tenis Puente Romano de Marbella, sino también del juego. Pero las dudas de Bautista desaparecieron, empezó a relucir su superioridad y a sentirse más a gusto sobre la pista. Con la derecha paralela ganadora como principal arma, remontó y se adjudicó la primera manga.

Bautista se apuntó también el segundo set, poniéndose el mono de trabajo y pareciendo encarrilar el partido con más oficio que brillantez, demostrando que cuando apretaba era muy superior a Norrie, a remolque del español. Pero el número 114 del mundo sacó fuerzas de flaqueza y se alzó con el triunfo en las tres siguientes mangas ante un apagado y falto de confianza Bautista, al que sus errores le penalizaron.


Albert Ramos-Vinolas y Liam Broady saltaron a escena en el primer partido de la eliminatoria. El británico usó la potencia para llevarse al bolsillo unos cuantos puntos ganadores, pero Ramos compensó la potencia de derecha en carrera de Broady con frescura de piernas. Cuando el español tomó el control del partido, al británico le costó seguir el ritmo. Deslumbrado por el sol y por la estabilidad de Albert, Broady entregó el primer set a partir del 3-3 con varios errores no forzados y decantó la primera manga para el equipo español (6-3).


Ramos interpretó muy bien las etapas del partido y forzó a Broady en la red. El británico lo intentaba, pero el español respondía con buenos passing shots y hacía jugar a su adversario desgastándole hasta provocar su error. Broady subió la apuesta y llegó a salvar hasta tres bolas de set en el segundo, pero las prisas tiraron por tierra su resistencia y el set cayó de nuevo del lado de Albert Ramos (6-4).


En el tercer set, Broady intentó morir matando con varias subidas a la desesperada a la red. Ramos, imperturbable, le mantuvo la mirada y siguió moviendo al británico desde el fondo, aunque Broady consiguiese llevar el set al tie-break. El jugador español nunca desvió la muñeca del camino teniendo en mente que el primer punto de la ronda  es un golpe moral importante al rival, y una inyección de optimismo para tu propio equipo. En esas se mantuvo Albert Ramos para llevarse el tercer set (7-6) y poner por delante a La Armada en la eliminatoria. 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Tenis

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies