¡Síguenos!
Mané, ante Neuer, en la acción del primer gol. CORDON PRESS

Champions

La venganza de Klopp

El Bayern cayó eliminado merecidamente en octavos por primera vez en ocho años.

Adiós al Real Madrid, al Atlético, al PSG y al Bayern de Múnich. De una tacada y a las primeras de cambio, la Champions se despide de cuatro favoritos al título. Ajax, Juventus, Manchester United y Liverpool ocupan su lugar. En esta ocasión, los bávaros se tomaron el partido con demasiada calma, pecaron de prudentes y el duelo de las diez Copas de Europa se lo llevaron los ingleses, que estarán acompañados en el bombo por sus compatriotas Manchester City, United y Tottenham. De esta forma, Klopp, ex del Borussia Dortmund, se tomó su particular venganza con una nueva exhibición. Sobre todo, llevada a cabo en la segunda mitad. En el cómputo global, el Liverpool fue mejor. Mostró más personalidad ante la decepcionante imagen de los bávaros.

El Bayern empezó el partido con un ritmo bastante bajo. Cuando menos, no muy alto. No es noticia. Generalmente, los germanos suelen ser bastante aburridos, tediosos. Lo es el país en general, culturalmente hablando. Por su parte, y a decir verdad, los ingleses tampoco se caracterizan por ser el alma de la fiesta. Si eso, tanto unos como otros consiguen alegrarse con una cerveza de por medio. Ahora bien, con la pelota en juego, la cosa cambia. Sin embargo, y sorprendentemente, el partido de ida entre dos de los equipos más ofensivos de Europa acabó con empate a cero. El encuentro de vuelta parecía ir por los mismos derroteros.

El partido estaba controlado por ambas partes. El Bayern lo hacía con el balón y el Liverpool sin él. Ambos demostraron, como hace unas semanas en Anfield, demasiado respeto el uno por el otro. Hasta que, mediada la primera mitad, Mané hizo acto de presencia con una maniobra magnífica, facilitada por una mala salida de Neuer. Consistió en tres actos: control, orientación y definición. Simplemente una genialidad. Se lo merecía el Bayern, que desaprovechó el inicio del encuentro, y el factor campo, por excesivamente cauteloso. Realmente, los bávaros constataron su fama de excesivamente calculadores.

Sin duda, el gol fue la mejor noticia para el desarrollo partido, que caminaba hacia un nuevo y soporífero 0-0. Por lo menos, fue una buena nueva para el espectador. No tanto para los alemanes, aunque todavía quedaba mucho tiempo por delante. Acto seguido, el Liverpool golpeó de nuevo. Esta vez, en propia meta. El Bayern empató sin arriesgar y las urgencias, en principio, ya no lo eran tanto. En cualquier caso, con ese resultado, estaba eliminado.

En general, dio la sensación de que la prioridad era contrarrestar los puntos fuertes del rival por encima de potenciar los propios. Sobre todo, por parte de los locales. No obstante, y pese a recibir algún susto, el Liverpool estaba cómodo. Mientras tanto, el reloj avanzaba y un imponente cabezazo de Van Dijk clarificó el desenlace de la eliminatoria. Por si fuera poco, Mané certificó con su segundo tanto el pase a cuartos. Al final, tras una pésima segunda parte, en la que no mostró un ápice de orgullo o de épica, el Bayern cayó eliminado en octavos por primera vez en ocho años.

Periodista vigués. No trabaja en el Daily Planet, ha estado en el decano de la prensa nacional y ahora va A la Contra, buscando siempre la mejor opción. Colabora con Radio Marca. Su debilidad no es la kryptonita, sino la Cultura y el Deporte, pero en el buen sentido. No vive en Smallville. Su nombre no es Clark Kent, tampoco es Superman, solo es periodista. Le tiene mucho respeto al crío que fue y no le piensa defraudar.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Champions

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies