¡Síguenos!
Imagen del tuit borrado borrado por el Bayern.

Internacional

Rafinha, acusado de racismo por un disfraz de árabe con bomba

El brasileño del Bayern apareció vestido de árabe con un paquete bomba en la fiesta de Halloween a la que acudieron los futbolistas del primer equipo. Las acusaciones de racismo se sucedieron.

Aunque el Bayern de Múnich se apresuró a borrar el tuit, ya había corrido como la pólvora por las redes sociales. La imagen que lo acompañaba mostraba a los futbolistas del primer equipo disfrazados en la noche de Halloween. Las caracterizaciones eran, más o menos, las habituales: esqueletos, vampiros, incluso un atracador de La Casa de Papel. Con una peligrosa excepción: uno de ellos aparecía vestido de árabe y con lo que parecía ser un paquete bomba en las manos; de la caja salían cables y un cartel advertía del “peligro”. Las acusaciones de racismo no tardaron en inundar las redes.

CNN fue el primer medio en hacerse eco y el incidente adquirió rango de noticia internacional. El brasileño Rafinha (no confundir con el barcelonista) no tardó en señalarse como culpable y pedir disculpas en su cuenta de Twitter: “Halloween es una celebración aterradora con disfraces exagerados, no era mi intención molestar a través de mi disfraz o herir los sentimientos de nadie”.

Ya era tarde. Las reacciones se sucedieron a través de las redes sociales: “¿En serio? … ¿alguien disfrazado de terrorista(?)”. “Están enfermos… no todos los árabes son terroristas, puede parecer gracioso para ti, pero no sabes cómo estás afectando a otros”.

El hecho de que Rafinha sea brasileño y un político racista como Jair Bolsonaro haya accedido a la presidencia de Brasil tampoco se pasó por alto. Bolsonaro, que aboga por leyes menos estrictas en el control de armas, declaró durante su campaña presidencial que los residentes en las quilombolas (aldeas ocupadas por negros descendientes de esclavos) obstaculizaban la economía porque “no sirven ni para procrear”. Pese a todo, futbolistas como Ronaldinho o Rivaldo han mostrado su apoyo al político.

En Alemania, un país especialmente sensible con las actitudes racistas, se ha hecho mención al atentando que sufrió el autobús del Borussia Dortmund en 2017, cuyo autor fue un ciudadano germano-ruso. “Imagínense si alguien se disfrazara de alemán dispuesto a bombardear un autobús lleno de estrellas de fútbol alemanas. Esto es algo que sucedió hace 18 meses”.

El disfraz de Rafinha activó todas las conexiones. También se recordó el caso Ozil. Hace tres meses, el jugador del Arsenal renunció a la selección alemana por sentirse víctima del racismo de los medios de comunicación de su país y del propio presidente de su Federación, Reinhard Grindel. El origen de la polémica fue una foto que se hizo con el presidente turco Erdogan.

Grindel tuvo que aclarar “que la hostilidad racista en cualquier forma es inaceptable, intolerable e insoportable”. En el mismo sentido, Joaquim Low, seleccionador germano, aseguró que en su equipo nunca había habido indicios de racismo.

Sin embargo, la tensión racista en el entorno de la selección alemana ha existido desde que Gerald Asamoah, de origen ghanés, se convirtió en 2001 en el primer jugador negro de la Mannschaft. En 2006, el futbolista confesó que meditaba dejar la selección por la proliferación de insultos racistas. En su biografía, publicada en 2013, Asamoah criticó a algunos de sus compañeros por no condenar las agresiones que sufrió. “Me hubiera gustado una reacción de los jugadores de la selección, comenzando por el capitán (Michael Ballack), una declaración clara contra lo ocurrido. Que no sucediera me decepcionó mucho y me hizo reflexionar. ¿Qué sentido tiene jugar para un país cuyos hinchas no te quieren?”.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Internacional

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies