¡Síguenos!
@Twitter: Bayern

Real Madrid

El Bayern frena la ilusión: 1-3

Hazard destacó en la primera mitad, pero Zidane cambió el once en la segunda parte y la veteranía del Bayern decidió ante los chavales.

Como estas solo son horas para conquistar la luna, el satélite o la metáfora, iré al grano. El Real Madrid sigue acusando los mismos problemas de gol que sufre desde que se marchó Cristiano Ronaldo. En la primera parte contra el Bayern, mientras fue posible sacar conclusiones, comprobamos que nada ha cambiado. Y la razón es muy simple. Benzema marca goles, pero no tiene gol. Ya deberíamos saberlo después de diez años, pero algunos se resisten a aceptarlo. Quedó patente en muchas de las oportunidades que tuvo el Real Madrid en los primeros 45 minutos, no menos de media docena, varias malogradas por su ausencia de instinto. Sigue faltando un goleador.

A pesar de la contundencia del resultado (1-3), el madridismo tiene motivos para ilusionarse. Si circunscribimos el análisis a los primeros 45 minutos (los serios), podemos afirmar que el equipo ha recuperado la chispa y, en este sentido, Hazard es una central nuclear. No es jugador egoísta como otros genios desbocados, sino más bien lo contrario. Esa generosidad que habíamos olvidado por estar pendientes del talento fue la sensación más gratificante que dejó en su estreno. Juega y hace jugar. Su desborde es un desatascante universal y su visión panorámica agitará el equipo cuando sea necesario. Además, mantiene con Benzema una conexión casi espiritual que produce movimientos sublimes.

Pero vayamos al principio. Zidane presentó armas en el estreno de la temporada 19-20: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Modric, Kroos, Isco, Asensio; Benzema y Hazard. Todo indica que el equipo titular oficial no será muy distinto, añadan a Pogba y retiren a Isco o Asensio. Ninguno de los dos hizo méritos para plantear un debate. Por alguna extraña razón, se han convertido en jugadores poco influyentes. Otros sí han sabido rehabilitarse. De Marcelo solo diremos que parece delgado y probablemente lo esté. Modric jugó a su nivel y Kroos también resultó reconocible. La capacidad del mediocampo para circular el balón dinamizó las jugadas de ataque con una electricidad que no habíamos visto hace meses. En defensa, el equipo se aplicó a la presión alta y lo hizo de manera coordinada y efectiva.

El Bayern, que no fue mejor en ese tramo, marcó porque en su banda izquierda cuenta con Coman, un extremo a la antigua usanza. El francés penetró varias veces como si no tuviera a Carvajal delante. En una de sus incursiones, Tolisso remató a gol y el Bayern celebró su buena suerte.

Zidane cambió todo el once para la segunda mitad y salió con Keylor; Javi Hernández, Adrián, Nacho, Mendi; Rodrygo, Kubo, Seoane, Lucas Vázquez, Jovic y Vinicius. Kovac solo introdujo cinco cambios: Ulreich, Sule, Pavard y Lewandowski sustituyeron a Neuer, Javi Martínez, Renato, Arp y Muller. Es obvio que el Bayern mantuvo mejor la compostura y después de un arreón del equipo primavera, Lewandowski marcó el segundo y Gnabry no tardó en hacer el tercero.

El Madrid se redimió (en parte) con un golazo de Rodrygo de falta. No diré que el tanto alivió el luto, porque la cosa no es para tanto. En la pretemporada, las sensaciones son más importantes que los marcadores, o deberían serlo. Y el equipo de Zidane dejó detalles que invitan a la esperanza, además de un agujero que nadie ha tapado todavía: el gol.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies