¡Síguenos!
Allen Robinson, autor de un touchdown. / Foto: ZUMAPRESS.com/Cordon Press

Deporte USA

El milagro se fue al palo en el Soldier Field

A falta de cinco segundos para el final, Parkey falló el field goal que le habría dado el triunfo a los Chicago Bears ante los actuales campeones, los Philadelphia Eagles (15-16)

El kicker Cody Parkey se convirtió en el gran protagonista de la victoria de los Philadelphia Eagles en el Soldier Field ante los Chicago Bears después de fallar a falta de cinco segundos para la conclusión el field goal definitivo de 43 yardas que le habría dado el triunfo al conjunto chicagüense ante los actuales campeones de la Superbowl en el último partido del Wild Card Weekend de la NFL. El palo, para desgracia de los locales y júbilo de los visitantes, lo evitó.

En la primera mitad, y al igual que ha ocurrido en muchos otros partidos a lo largo de la temporada regular, la defensa chicagüense mantuvo en el encuentro a unos Bears espesos en ataque. Trubisky, que llegó al descanso con apenas 13 pases completados de 23 intentos y 105 yardas de pase, no encontró complicidad con sus receptores y, además, el habitual buen juego de carrera de los de Illinois apenas pudo lograr 31 yardas en los dos cuartos iniciales. Sin efectividad tampoco en los terceros downs (33% de acierto al descanso), los de Matt Nagy, en cualquier caso, se fueron al vestuario con tres puntos de ventaja merced a los dos field goal anotados por el citado Parkey (el último de ellos con el tiempo cumplido en la quinta, mejor, variada y más dinámica posesión de los Bears en la primera mitad), pero especialmente por su unidad defensiva.

Porque si el ataque de los de Chicago estuvo lejos de su mejor versión, su defensa volvió a demostrar una vez más en esos treinta minutos su condición de retaguardia más temida de la competición. No en vano, los Eagles únicamente pudieron completar 163 yardas (28 de ellas de carrera) y Foles, que se mostró correcto en el pase (10 pases completados de 16 intentos), tuvo que lidiar con tres contratiempos generados por los defensas de los Bears. Primero, el sack de Floyd que obligó a los de Philadelphia a terminar su primera posesión con un field goal acertado de Elliott (0-3). Después, la intercepción de Roquan Smith en un pase del QB de los Eagles a Smallwood. Y, por último, otra intercepción de Amos en un nuevo intento del nueve de los verdes a Agholor en la end zone. Dos nuevas intercepciones para los reyes de los takeaways.

Tras el descanso, el panorama continuó siendo igual para el ataque de los Bears (sus dos primeras posesiones acabaron con sendos punts), pero cambió por completo para los Eagles en su primer drive tras la reanudación. De hecho, los de Doug Pederson salvaron dos peligrosos terceros downs y aprovecharon una penalización totalmente innecesaria de Amos y otra de Amukamara en la red zone para anotar el primer touchdown del encuentro por medio de Goedert (6-10). Los chicagüenses respondieron en la siguiente posesión con el tercer field goal de Parkey para dejar un partido de tan sólo un punto de diferencia cuando todavía quedaban algo más de catorce minutos por jugarse (9-10) y, con su defensa deteniendo una vez más a los Eagles, dieron la vuelta al marcador con la mejor posesión de Trubisky, que conectó dos pases profundos con Gabriel y Bellamy para terminar dando la asistencia de touchdown a Robinson a falta de 9 minutos y 4 segundos. El intento de dos puntos con Gabriel fue corto y el marcador se situó en 15-10.

Obligado a anotar un touchdown para ganar el partido y conseguir el pase a la Divisional Round, los Eagles sacaron su casta de campeón de la Superbowl y, a pesar de que parecieron estar asfixiados ante la presión de Khalil Mack y sus secuaces (también ante el ruido ensordecedor de las gradas del Soldier Field), extendieron su agonía hasta que a falta de 56 segundos para la conclusión del encuentro dieron la vuelta de manera definitiva al marcador con un touchdown de Tate en un cuarto down después de haber salvado dos tercer downs en el mismo drive (15-16). El intento de conversión de dos puntos se quedó corto y fue excusa suficiente para que los Bears salieran espoleados en un último y frenético drive en el que un gran retorno de Cohen y un pase profundo de Trubisky a Robinson dejaron a los chicagüenses ante un asumible field goal de 43 yardas para llevarse el triunfo. Sin embargo, Parkey, pleno de aciertos en el partido hasta ese instante, mandó su patada al palo a cinco segundos para el final. La suerte, como casi siempre, sonrió al campeón, unos Eagles que podrán continuar su camino hacia la Superbowl. Próxima parada, New Orleans.

Periodista en retirada. De Guadalajara a Madrid, pero siempre volviendo al punto de partida. Se marchó a vivir a Estados Unidos porque estaba cansado de trasnochar para ver deporte, dormir poco y levantarse con sueño. Ahora, las ojeras en la cara vuelven a ser su seña de identidad

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies