Benzema regala flores | Real Madrid | Juanma Trueba
¡Síguenos!

Real Madrid

Benzema regala flores

Una perla del francés abrió la goleada del Real Madrid contra el Viktoria Plzen. Solari refuerza su posición al frente del equipo.

No ha cambiado el juego, sino la suerte. Si tiene alguna influencia el nuevo entrenador es pronto para decirlo, aunque parece poco probable. A falta de otras certezas, concedo a Solari el mérito de la invisibilidad: ni se hace notar ni lo pretende. De momento, su acento convence más que sus argumentos y supongo que su voz suena en el vestuario como el hilo musical. Y no es mala cosa. El equipo no necesitaba un entrenador, tal vez un terapeuta y seguramente un poco de sosiego, alguien que abriera la puerta a Vinicius y dejara entrar el aire fresco.

Tampoco ha cambiado Benzema. Siempre ha jugado al límite de la paciencia de los demás. Cada vez que se ha visto con el crédito agotado ha sacado un conejo de la chistera, y de ese conejo hemos comido durante meses. La misma dieta nos espera hasta el próximo truco y ya no sé si procede quejarse. Sólo existe una genialidad estajanovista, la de Messi; en el resto de los casos, el genio es un ser imprevisible que de cada desaparición regresa como un ramo de flores.

El primer gol de Benzema fue una delicia por la decisión en el ataque y por la sutileza en el recorte. Y no fue peor el golpeo, sereno y preciso, por debajo de las piernas del guardameta. Lo siguiente fue la sonrisa de un niño con barba que no entiende que no le quieran; si lo hiciéramos haría estas cosas más a menudo.

Corría el minuto 21’ y ya no quedaba partido que explorar, ni adversario (feroz en el primer cuarto de hora), ni más emoción que asistir al cambio de ánimo de un equipo que hasta hace poco era un cortejo fúnebre. Ahora es un grupo alegre (excepción hecha de Keylor Navas, en toda revolución hay bajas civiles) que se siente capaz de cualquier conquista. Quién sabe si, de continuar la racha, los jugadores no advertirán en Solari algún poder mágico, son supersticiosos los futbolistas, y entonces subirán el volumen del hilo musical. Aunque aún falta para eso.

De momento, el Madrid se repone con goles de la melancolía del pasado. Casemiro marcó el segundo, repitió Benzema con la cabeza y prosiguió Bale con un remate sencillo en apariencia, porque cuando se recupera la confianza siempre se corre cuesta abajo. Por cierto. Hubo un tiempo en que los equipos modestos sabían cómo protegerse y lo que no podían sostener a ras de suelo lo defendían a ras de cielo. Ahora todos los humildes sueñan con ser el Brasil del 70, de ahí los trasquilones con los que salió el Viktoria Plzen.

Ayudado por Vinicius, Kroos completó la goleada con un toque exquisito, tan elegante y tan consciente, que se abstuvo de celebrarlo, ya no tenía más valor que el de las guindas que adornan las tartas. Juraría que también fue una manera de pedir disculpas; el alemán lleva demasiados partidos por debajo de su nivel, oculto tras las crisis de otros.

No hay más que contar y ya es mucho. Marcar cinco goles es un tratamiento con múltiples efectos, algunos milagrosos. De pronto, y sin que sepamos cómo, todo parece fácil, nada queda lejos, ni el triunfo ni la primavera.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

2 Comments

2 Comments

  1. Pingback: Solari: un techo retráctil para el Solarium | Real Madrid | Javier Hernández

  2. Pingback: Solari y la teoría del melón | Real Madrid | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies