¡Síguenos!
Brahim Díaz, de 19 años, se abraza con Pep Guardiola, su entrenador en Manchester City. Foto: Cordon Press

Premier

Un viaje de ida y vuelta

Se fueron a Inglaterra siendo niños y terminaron regresando a España. Brahim Díaz es el último futbolista que podría realizar este trayecto.

Brahim Díaz también dejó su país para marcharse a Inglaterra. Acababa de recibir una oferta laboral irrechazable. Sólo que Brahim, a diferencia de los otros tantísimos españoles que cada año hacen las maletas para emigrar a las islas, tenía 14 años y jugaba al fútbol en la cantera del Málaga. Muy bien, de hecho. Tanto que el Barça lo intentó fichar hasta en dos ocasiones y futbolistas como Messi, Xavi o Iniesta hablaron con su entorno para intentar convencerlo. Las diferencias económicas frustraron la operación y el Manchester City de un viejo conocido de La Rosaleda como Manuel Pellegrini se terminó llevando el gato al agua.

En el último partido del City, el malagueño marcó los dos goles con los que su equipo accedió a los cuartos de final de la Carabao Cup. Los aficionados citizens desean ilusionarse con su joven promesa, pero todavía no pueden. Brahim termina contrato esta temporada y aún no ha renovado. En enero será libre de negociar con quien quiera y ya hay varios clubes de primer nivel con el cuchillo entre los dientes. Uno de ellos es el Real Madrid, que antes de nada tendrá que sentarse a charlar con Pere Guardiola, que además de hermano de Pep, es el representante del internacional español sub-21. De confirmarse su regreso a España, Brahim ingresaría en el club de los jugadores que se marcharon a las islas siendo niños y luego terminaron regresando a casa.

El Arsenal es uno de los equipos de Inglaterra que más ha puesto sus miras en el fútbol base español. En las 22 temporadas que estuvo dirigiendo a los gunners, Arsene Wenger mantuvo una apuesta firme y decidida por la cantera, independientemente de que esta estuviera en el norte de Londres o en Barcelona. Por todos es conocida la predilección que el técnico francés siempre sintió por La Masía. Cesc Fábregas abandonó el filial del Barça en septiembre de 2003 seducido ante la oferta de minutos casi inmediatos que le propuso Wenger. Apenas dos meses después de que se oficializara su fichaje, Cesc debutó con el Arsenal en un partido de Copa frente al Rotherham United. Con 16 años, 5 meses y 24 días, el catalán se convirtió en el futbolista más joven de la historia en vestir la camiseta gunner.

En el plano personal, el defensor suizo Philippe Senderos, que hablaba español de forma fluida, fue fundamental en el acomodo de Cesc a la capital inglesa. A pesar de que los comienzos en Inglaterra no fueron sencillos, la adaptación del centrocampista español, personal y profesionalmente, terminó siendo total. Ocho años después de marcharse de casa, el que era capitán del Arsenal regresó al Barça y completó el trayecto de vuelta después de más de 300 partidos y tres títulos con el equipo inglés. Cesc, por fin, cumplió su sueño de jugar en el Camp Nou, pero las cosas no le marcharon bien. El catalán añoraba su vida en las islas y, tras tres temporadas de altibajos en Can Barça, volvió a tomar la línea aérea Barcelona-Londres para fichar por el Chelsea.

Gerard Piqué, uno de los mejores amigos de Cesc Fábregas, también fue un joven que en su momento tuvo que abandonar España y marcharse a Inglaterra en busca de unos minutos que parecían imposibles en el primer equipo azulgrana. En este caso, Piqué se marchó a Manchester y no a Londres. Su primer contrato profesional fue con el United, club por el que fichó con 17 años después de haber pasado por todas las categorías inferiores del Barça. Su debut oficial con los red devils se produjo en 2004, en un partido de Copa ante el Crewe Alexandra. Al igual que sucedió con Cesc, la adaptación del central catalán a su nueva vida no fue sencilla y, según reconoció en una entrevista a The Players Tribune: “Lloraba todos las noches, pero esa etapa fue decisiva en lo que soy ahora mismo”. 

En Old Trafford, Piqué convivió a la sombra de una de las parejas de centrales más férreas de la historia reciente de la Premier League: la conformada por Nemanja Vidic y Rio Ferdinand. Tras una cesión de un año en el Real Zaragoza, el canterano del Barça regresó a Manchester más curtido. Sin embargo, Sir Alex Ferguson nunca le transmitió la confianza que necesitaba y la dirección deportiva culé no desperdició la oportunidad que se le presentó cuando el United accedió a negociar por él en el verano de 2008. A diferencia de Cesc, su amigo Gerard fichó por el Barça con el billete de ida pero no con el de vuelta. Al banquillo del Camp Nou acababa de llegar Pep Guardiola. El resto es historia.

Denis Suárez, compañero de Piqué en el Barça, pasó hace unos años por una situación similar a la de Brahim. El Celta de Vigo atravesaba dificultades económicas y el centrocampista gallego de 17 años era un caramelo muy apetecible para los grandes clubes europeos. De entre todas las ofertas de que dispuso, Denis, en 2011, se decidió por la del Manchester City y la Premier League. El cuadro citizen abonó aproximadamente un millón de euros a las arcas viguesas, pero apenas rentabilizó, desde el punto de vista deportivo, su flamante fichaje. En 2013, después de un par de partidos con el primer equipo, el Barça, que en el pasado ya había mostrado interés por el canterano del Celta, pagó 1’5 millones de euros para hacerse con sus servicios. De ahí en adelante, Denis acumuló dos cesiones en el Sevilla y el Villarreal antes de aterrizar en el Camp Nou, donde hoy está teniendo muy poca participación. Algo que no es bueno ni para el Barça ni para el jugador… ni para el Manchester City, que recibe 800.000 euros por cada 10 encuentros oficiales que disputa el gallego con la camiseta azulgrana. Y así hasta que llegue a 100.

Aunque ya no lo recuerden, Mikel San José también fue uno de esos jugadores que se marchó a Inglaterra y luego regresó al fútbol español. Los ojeadores del Liverpool se fijaron en él cuando jugaba en las categorías juveniles del Athletic de Bilbao, en un equipo entrenado por Julen Guerrero. El conjunto red pagó 400.000 euros a la entidad bilbaína y se hizo con los servicios del centrocampista navarro. En su tiempo a orillas del Mersey, San José se proclamó campeón de la Liga de Reservas cuajando buenas actuaciones y partiendo como titular en la mayoría de los partidos. Sin embargo, su debut oficial en Anfield Road nunca llegó a producirse. Dos temporadas después de emprender su aventura en las islas, el Athletic obtuvo una cesión con opción de compra por tres millones de euros. Los caminos de San José y San Mamés no volverían a separarse nunca más.

Fran Mérida, el que fuera una de las grandes promesas del fútbol español, fichó por el Arsenal con 15 años procedente de La Masía. El movimiento recordó inevitablemente al de Cesc Fábregas, con la excepción de que Mérida no tuvo la misma suerte que su paisano. El centrocampista catalán debutó oficialmente en 2007 y ese año gozó de bastantes minutos, la mayoría partiendo desde el banquillo. A pesar de la confianza que le ofreció Wenger, Mérida no terminó de explotar en el norte de Londres y, tras una cesión de medio año en la Real Sociedad, en 2010 se oficializó su marcha al Atlético de Madrid. En el Calderón tampoco carburó y comenzó a encadenar salidas que le llevaron a jugar en Portugal y Brasil. Casi olvidado en el Atlético Paranaense, la SD Huesca le dio la oportunidad de regresar a España. Ahora, en Osasuna, Mérida por fin ha encontrado la estabilidad que durante tanto tiempo estuvo buscando.

Ignasi Miquel, canterano del Barça, fue un fichaje más del Arsenal procedente, cómo no, de La Masía. El central catalán debutó con los gunners en un partido de Copa de 2011. Ese mismo año, además, se estrenó en Champions League frente al Olympiakos. Cuando el Arsenal decidió prescindir de sus servicios, la experiencia de Miquel en Inglaterra se alargó por dos temporadas más en el Leicester y el Norwich City. Después de este paso por el fútbol inglés, el jugador fichó por la Ponferradina y, un año después, por el Lugo. En el conjunto gallego se consagró como uno de los mejores centrales de la categoría de plata, lo que le valió para que el Málaga le diera la oportunidad de debutar en Primera División. Después del descenso a Segunda del combinado boquerón, Miquel firmó por el Getafe.

José Ángel Pozo fichó por el Manchester City a la edad de 16, después de haber despuntado en la cantera del Real Madrid. El delantero malagueño debutó con la camiseta sky blue en un partido de Copa ante el Sheffield United en 2014. En ese encuentro, también se estrenó como goleador en el fútbol profesional marcando en el minuto 88. A finales de ese mismo año, se produjo su debut en la Premier en una victoria del City contra el Sunderland. Después de aquello, Pozo dispuso de un par de partidos más con el primer equipo. Al término de esa temporada, el futbolista español regresó a España y fichó por el Almería, donde permaneció tres años en los que mantuvo un gran nivel. Este verano, el Rayo Vallecano anunció su contratación, dándole la oportunidad de debutar en la máxima categoría del fútbol español. Su reciente gol al Barça le ha devuelto a la actualidad.

Cesc Fabregas, Gerard Piqué, Denis Suárez, Mikel San José, Fran Mérida, Ignasi Miquel o José Ángel Pozo son algunos ejemplos de futbolistas que se marcharon de niños a Inglaterra para labrarse un futuro como profesionales. Todos ellos emprendieron un valiente trayecto a las islas que terminó de la misma forma: con un retorno a España. Después de eso, las trayectorias de cada uno fueron por caminos diferentes. Veremos si el talentoso Brahim Díaz hace carrera en el fútbol inglés o si, por contra, su Erasmus en las islas se queda en eso, en un viaje con billete de ida y también de vuelta.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Premier

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies