¡Síguenos!

Real Madrid

Brahim, ante su oportunidad

Brahim tiene los argumentos futbolísticos que le hicieron falta al Madrid la pasada temporada. Hablo de imaginación, habilidad, verticalidad y desborde.

Hace tan solo cuatro meses, en abril, Brahim deslumbraba en una de las plazas más difíciles de la Primera División si eres delantero. El Madrid viajaba a Getafe y el joven jugador  se lucía en el ataque blanco; lo hacía jugando como falso extremo derecho, recibiendo muy abierto pegado a la cal para luego salir jugando hacia dentro, siempre en diagonales de gran calidad. Desde esa posición, el malagueño fue capaz de ofrecer al equipo muchos argumentos futbolísticos que le hicieron falta al Madrid durante toda la temporada. Hablo de imaginación, habilidad, verticalidad y desborde.

Pocos días después de jugar en Getafe, ante la Real Sociedad, Brahim hizo uno de los goles de la temporada; un tanto maradoniano donde el malagueño dejó todo un muestrario de lo que puede ser capaz de hacer, esta vez entrando en el área por el carril del 10.

Brahim apuntaba a ser una de las pocas buenas noticias heredadas por Zizou del año pasado, pero una lesión en los primeros días de la pretemporada le ha tenido fuera del equipo en los primeros encuentros. El malagueño es un jugador con un gran futuro, un futbolista que en la Sub 17 española era espectacular, ultra determinante, rápido, hábil, vertical y con una acertadísima toma de decisiones, lo que le llevó a fichar por el City (Pep no da puntada sin hilo).

La lesión de Asensio deja abierta la puerta de la titularidad en esa banda derecha a quien sea capaz de ganársela. Vinicius ha demostrado encontrarse muy incomodo jugando en ese perfil, Rodrygo tiene cara de Castilla a las ordenes de Raúl, Kubo que posiblemente también irá junto a Rodrygo al filial, apunta más a la media punta que a la banda. Como siempre, Lucas Vázquez ha sido hasta ahora el jugador más utilizado por Zizou. El gallego ha empezado la temporada muy trabajador, pero muy torpe con el balón, muy espeso, aportando poco en ataque, zona en la que el Madrid no anda precisamente sobrado.

Brahim puede estar ante una oportunidad única de hacerse con un hueco, no solo en la plantilla sino en el once titular. A sus 20 años, la opción de jugar en la banda derecha le puede afianzar en ese once. Un once al que ya hemos visto en estos partidos de pretemporada que sigue necesitando arriba de muchas cosas, entre ellas descaro, verticalidad, uno contra uno y gol, sobre todo gol.

Dicen que Zizou está encantado con él, con su forma de ver el fútbol, y que puede ser una de las grandes sorpresas blancas de la temporada. Según parece, el francés ve en Brahim a un jugador con similitudes a su compatriota Ribery (yo no veo ese carácter volcánico en el malagueño), pero sí su habilidad para sortear rivales, tener entre ceja y ceja la portería contraria y la capacidad para poder jugar en ambas bandas y por dentro  o como segunda punta.

La lesión no le ha permitido hacer una pretemporada como todos habrían deseado, pero la calidad está ahí; Brahim sigue siendo el jugador por el que apostó Pep, ese mismo del que Arteta, segundo de Pep en el City, dijo no saber, viéndole jugar, si era zurdo o diestro.

Veremos si Zizou es capaz de encontrar acomodo para el malagueño en ese tetris que tiene montado para confeccionar el once blanco; un puzzle con demasiadas piezas repetidas y donde aún no aparecen ni las nuevas, ni se ve con claridad si el míster apunta a querer retirar alguna de las viejas.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies