¡Síguenos!
Cádiz
Foto Twitter @Cadiz_FC

Liga Smartbank

Tablas en el Carranza

Las matemáticas pardas que me acabo de inventar, predecían, pues, un empate sin goles.

Hoy el Carranza se convirtió en un cruce de caminos, una intersección entre dos trayectorias distintas. Como cualquiera sabe, la intersección de dos ejes de coordenadas se encuentra en el punto (0,0). Las matemáticas pardas que me acabo de inventar, predecían, pues, un empate sin goles.

Por un lado teníamos al Dépor, el equipo que añora un prefijo. No son fáciles las segundas temporadas de los descendidos y tras un arranque decepcionante, los de Anquela buscaban un punto de inflexión. En cierta medida, lo encontraron.

En la otra esquina del ring, el Cádiz. La onda expansiva del seísmo de Alcorcón (dos penaltis y tres expulsados, Alcorcón es sitio propicio para terremotos) se propagó hasta esta tarde: Lozano, Bodiger y Espino estaban sancionados, condicionando la alineación de los locales. Tras la imponente racha inicial de victorias truncada con el estrepitoso alcorconazo, tocaba adivinar qué cara presentarían los amarillos.

Y la verdad es que el principio del choque fue esperanzador. La imaginación de Perea y la verticalidad de Salvi propiciaron algunas llegadas inquietantes, que Dani Giménez conjuró con solvencia. Por su parte, Nano Mesa (peleón, combativo) casi roba algún balón peligroso, casi filtra algún pase de gol, casi engancha algún remate envenenado. Cuando se libre del adverbio veremos a un gran ariete.

A medida que pasaban los minutos al Cádiz se le fueron agotando las ideas. El Dépor fue cerrando líneas de pase e intensificando su aplicación defensiva y el ataque amarillo se diluyó. Apenas creaba peligro, pero consiguió marchar al descanso sin pasar excesivos apuros.

Tras la reanudación, el choque transitó por los mismos derroteros. Los gallegos primaban la colocación y el orden (con Bergantiños al mando) dejando para Shibasaki y Aketxe las tareas creativas. La vuelta del vasco a la que fue su casa había generado una psicosis colectiva: ni una falta cerca del área. Como era de esperar, en el minuto 77 el colegiado señaló una justo en la frontal, VAR mediante. El revuelo fue épico: gente en la barrera, junto a los postes, poblando el área de cualquier manera. He visto manifestaciones menos concurridas. El zambombazo del zurdo rebotó en la barriga de Álex y se perdió por un lateral. Aquello se celebró casi como un gol, fue un poco raro.

Antes y después de la falta, el Cádiz continuaba con sus intentonas, tan voluntariosas como ayunas de claridad. Perea se empeñaba en hacer la jugada del siglo una y otra vez con poco éxito. Los centros de Salvi y Alejo encontraron rematadores escasamente certeros. Solo Álex mantuvo el tono durante los noventa minutos. Todas sus intervenciones desprendieron un aire adulto y profesional y vinieron a certificar que el pelirrojo es, por méritos propios, el líder de esta escuadra.

No se puede decir que los de Cervera, en su conjunto, jugaran mal. La circulación del balón era académica, se hacían cambios de orientación, los laterales doblaban a los extremos… pero aquello desprendía un aire funcionarial y rutinario. Faltaba algo más: contundencia, fluidez, quizá locura. No sé, algún sustantivo que añadiera peso específico a la danza estéril que los amarillos ejecutaron hasta el final, que suavizara su envaramiento. O tal vez faltara un punto de suerte, la misma que hemos encontrado otros partidos. De hecho, un par de remates rebotaron en rivales y se perdieron cerca de los palos. Unos centímetros a la derecha o a la izquierda y las caras de los espectadores hubieran sido distintas (a fuer de ser sinceros, puede que esta crónica también).

Y es que, al fin y al cabo, tanto en las matemáticas como en el fútbol, no puede negarse la importancia de los resultados.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Liga Smartbank

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies