¡Síguenos!

Videojuegos

Call of Duty Black Ops 4 asalta el trono de Fortnite

Con un título enfocado tanto al modo multijugador como al battle royale, la saga busca mantener su liderazgo

La saga de Call of Duty de Activision se ha convertido en la más popular de todo el mundo de los videojuegos con la dificultad añadida de mantener el alto listón de entregas anuales y con la exigencia de buscar fórmulas nuevas para reinventarse, impidiendo que termine asentándose una sensación de estancamiento.

En ese sentido hay que encuadrar las dos decisiones claves que han caracterizado al desarrollado por Treyarch, que no fue considerado como el estudio principal en la rotación de tres que se encargan de publicar las entregas de este shooter, y solo el tiempo se encargará de dar (o quitar) razones.


Una ausencia destacada


Lo primero de todo es confesar que siempre he sido un gran admirador de las campañas en solitario de la saga. Aparte del hecho obvio de subrayar que ha habido de todo a lo largo de los años, lo cierto es que este formato para un solo jugador nos ha proporcionado momentos de enorme espectacularidad desde sus orígenes amén de haber introducido algunas de las mecánicas que luego podían incorporarse al modo multijugador.

Como es lógico, los gamers se han mostrado contrariados ante esta eliminación porque era un elemento que siempre ha caracterizado al shooter, pero la apuesta de Treyarch también hay que encuadrarla en los tiempos que corren y en dar prioridad (absoluta) al online, entendiendo a Call of Duty Black Ops 4 como servicio puesto que siempre ha resultado muy llamativo que no pocos gamers descartasen de plano la campaña para zambullirse en el multijugador.

A fin de cuentas, se trata de distribuir tus recursos allá donde se dirige la mayoría, pero confiemos que el camino iniciado por Treyarch no sea recorrido posteriormente por las otras dos desarrolladoras, puesto que la campaña siempre ha sido un excelente valor añadido para la saga.

 


La gran novedad


Treyarch tenía claro que su gran apuesta para Call of Duty Black Ops 4 era el battle royale, pero a diferencia de lo que puedan aportar PlayerUnknown’s Battlegrounds (PUBG) o Fortnite, la compañía decidió que este modo tenía que tener su propia personalidad, esto es, contar con el aderezo de Call of Duty.

Siguiendo esa línea de pensamiento, en ‘Blackout’ se llegará a ‘compartir’ un mapa enorme en el que cabrán hasta 88 jugadores hasta que “sólo puede quedar uno”, parafraseando la saga cinematográfica de Connor McLeod, No obstante, en el modo Quads (cuartetos), que siempre será mucho más disfrutable si lo podemos hacer acompañados por nuestros amigos, ese total puede llegar hasta el centenar.

Lo más llamativo de este escenario, que según el estudio es 1500 veces más grande que el mítico Nuketown, es la perfecta combinación de elementos, que incluyen zonas icónicas que hemos visto en entregas anteriores como el nivel Asylum, la zona de pruebas nucleares del citado Nuketown e incluso la residencia del Black Ops 2.

Aparte del hecho de lanzarse totalmente desarmado desde un helicóptero Chinook, la interminable lista de armas con infinitas posibilidades de personalización, vehículos, perks, elementos especiales en tu equipo como el coche teledirigido, la barricada o el dardo sensor, lo cierto es que las posibilidades son enormes en Blackout.

Como extra, nos encontramos con la posibilidad de que dos personas puedan jugar a Blackout en pantalla partida, lo cual nunca viene mal.

La única duda para la gran apuesta de Treyarch es el soporte que recibirá después de su lanzamiento puesto que el pase Premium del título apenas incluye unos skins que se antojan escasos y más cuando es de pago, pero no cabe ninguna duda de que habrán nuevos contenidos de renombre a lo largo de los próximos meses, siempre a destinados a enriquecer Blackout porque no deja ser una de las tres piezas claves de este proyecto.


Un multijugador divertido


Siguiendo la línea cronológica de la saga Black Ops, esta cuarta entrega se sitúa entre la segunda y la tercera, y el CG de Especialistas cubre en cierto modo el aspecto narrativo que siempre va unido al modo campaña.

Se seguirá la historia de diez especialistas (con claras influencias de Overwatch) en partidas contra bots y nos sirve de aperitivo respecto a lo que es el propio multijugador, que presenta como oferta un total de 14 mapas y ocho modos de juego. Sin embargo, únicamente diez de los catorce mapas son nuevos porque Firing Range, Jungle, Slums y Summit han recibido un lavado de cara para este título.

Igualmente, se ha anunciado que Nuketown estará disponible de forma gratuita en noviembre, con todo el simbolismo que supone para los amantes de COD, y no será la única novedad a lo largo de los próximos meses aunque no tengamos el Black Ops Pass.

El multijugador incluye duelo por equipos, todos contra todos, buscar y destruir, dominio, punto caliente, baja confirmada, control y atraco, permitiendo combinaciones múltiples con los mapas, evitándose el agotamiento.


El mejor modo zombies de la historia


La lista de aspectos positivos de este Call of Duty Black Ops 4 no se acaba con lo anterior sino que un clásico como es el modo zombies regresa también este año, tal como viene ocurriendo desde su estreno con COD: World at War.

En esta ocasión, Treyarch ha dejado claro que este modo tan divertido para los amantes de la saga está para quedarse y, de hecho, nos ha presentado su mejor oferta hasta la fecha con tres mapas desde el propio lanzamiento más un cuarto que irá incluido en el Black Ops Pass.

Tenemos que diferenciar entre los que propone IX (Nueve), cuyo argumento es que nos vemos trasladados en el tiempo hasta un circo romano y habrá que sobrevivir a las oleadas de muertos vivientes que quieren acabar con nosotros, mientras que ‘Voyage of despair’ nos sitúa en el Titanic en el momento justo de chocar contra el iceberg y tendremos que conseguir escapar del fatídico destino del barco superando a los zombies que se nos echan encima.

Por otro lado, está ‘Blood of the Dead’ como parte de esos tres mapas de lanzamiento, que no deja de ser un lavado de cara del Mob ya presente en la segunda entrega de la saga Black Ops y que tiene base de operaciones la prisión de Alcatraz.

Finalmente, ese contenido extra del pase Premium es Classified y es que Ultimis consigue llegar hasta el Pentágono, exactamente el mismo sitio donde ya sobrevivieron personajes como Kennedy, Nixon o Fidel Castro.


Conclusiones


Nadie puede negar que este Call of Duty Black Ops 4 se ha convertido en un rotundo éxito, uno más que mantiene la línea continuista en ventas a tenor de los datos que hemos ido conociendo. No deja de ser un título que ha registrado el mayor número de compras por vía digital y cuyo volumen de negocio ha superado los 500 millones de dólares únicamente en el fin de semana de su lanzamiento.

Se trata de un juego tremendamente divertido por todas las combinaciones que trae y un grado de personalización y progresión que nos garantiza (casi) infinitas horas de entretenimiento en todas sus variantes.

No obstante, queda por saber si esta apuesta conseguirá hacerse con una porción de la tarta del battle royale y si su impacto será el deseado en el competitivo mundo de los esports, pero no cabe duda de que los amantes de la saga están más satisfechos con la propuesta que Activision se ha sacado de la chistera aunque confiemos que la ausencia de un modo campaña no se convierta en una costumbre, puesto que hemos disfrutado y mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Videojuegos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies