¡Síguenos!
Catherine

Videojuegos

Catherine: Full Body vuelve y lo hace con fuerza

La versión ampliada y mejorada del clásico de 2011 trae no pocas novedades para los amantes de la saga.

Cuando Catherine fue publicado hace ya ocho años, no cabe duda acerca de su idiosincrasia y es que la propuesta de Atlus no puede catalogarse bajo ningún concepto de ortodoxa sino que iba un paso más allá a la hora de plantearnos un título diferente que trataba temas no habitualmente presentes en el mundo de los videojuegos con un argumento más enfocado a un público adulto y en el que se combinaba una interesante narrativa con unos puzles que eran todo un desafío incluso en su dificultades más accesibles.

Precisamente, el grado de interés de los que disfrutaron de Catherine en 2011 y de aquellos que se perdieron aquella oportunidad alcanzaba una enorme expectación cuando se anunció que este clásico iba a recibir el socorrido tratamiento de la remasterización que, unido a un lavado de cara en materia gráfica por las posibilidades en la actual generación de consolas, aportaría una capa extra de jugabilidad con la llegada de un nuevo personaje que te garantizaría más opcones amén de una ampliación de los exigentes puzles marca de la casa de los creadores de la franquicia Persona.

https://youtu.be/Dn6huTDNQ3M


Un viejo conocido


La premisa de Catherine: Full Body no se diferencia del original salvo por unos pequeños matices que os desgranaremos a continuación. En líneas generales, se trata de un atípico y maduro juego de acción en el que se combinan la acción, los puzles y las aventuras en torno a un indeciso protagonista llamado Vincent que tiene que tomar la decisión más importante de su insípida vida… hasta el momento.

Resulta que Vincent no está seguro de dar el paso de casarse con su novia de los últimos cinco años que responde al nombre de Katherine y llevar una vida más convencional en la que una futura paternidad le aterra por encima de todo.

Para complicar más las cosas, Vincent tiene una aventura con la ardiente Catherine tras una noche de juerga con los amigotes y que no le pide ningún tipo de compromiso salvo disfrutar del presente sin ataduras, pero que hará que su vida se tambalee.

Ese complicado triángulo amoroso eleva aún más la apuesta con la llegada para este remaster de Rin, una inocente joven que es rescatada por el protagonista del ataque de un desconocido, y cuyo carácter y (oportuna) amnesia aportará su granito de arena para que la vida de Vincent sea todavía más compleja.

En este sentido, la bienvenida aparición de Rin no sólo amplia una campaña que nos proporciona fácilmente 12 horas de entretenimiento, sino que se convierte en una confidente de nuestro personaje en el ‘The Stray Sheep’, el bar donde se producen no pocas de las interacciones durante el transcurso del juego tanto con la pandilla de amigos como en la propia trama con las chicas, puesto que se convertirá en la pianista del lugar e incluso nuestra vecina en el bloque de apartamentos en el que vivimos.

Rin, que es diminutivo de Qatherine, supone una propuesta distinta aunque sólo adquirirá un mayor protagonismo si la elegimos en el terreno romántico, donde puede aflorar la versión más madura (e incluso heroica) de un Vincent que se enfrentará a distintos asuntos como su posicionamiento respecto a las relaciones de personajes del mismo sexo, que es una diferencia notable respecto al original.


Una inteligente ejecución


Catherine siempre ha sido un juego que trataba temas como el deseo y la moralidad, que van íntimamente ligados a las decisiones que tomaremos como Vincent a la hora de afianzar nuestro compromiso con la novia Katherine, seguir adelante con la liberal y caóitca Catherine, u oír lo que nos dice nuestro corazón como nos alienta la recién llegada Rin, que pretende que pensemos lo que realmente queremos en nuestra vida.

Siguiendo esas líneas maestras, Catherine: Full Body desarrolla la trama de forma creativa siguiendo un ciclo día-noche, en el que lo que ocurre mientras estamos despiertos sigue los cánones de nuestras decisiones en materia sentimental, mientras que cuando nos rendimos en los brazos de Morfeo, nuestras peores pesadillas se hacen realidad en forma de complejos puzles, cuya dificultad se va incrementando según avanzamos en el juego, y que si no llegamos a completar con éxito nuestra particular escalera al cielo (o a la salida), acabará con la muerte del propio Vincent.

Como es lógico, llegaremos a una conclusión de acuerdo a las decisiones que tomemos en este rectángulo amoroso en el que nos hayamos inmersos, pero se han incluido hasta un total de cinco finales distintos a los ya existentes y que nos anima a disfrutar en sucesivos pasos por el juego para averiguar las distintas posibilidades. En el caso de Rin, tendremos un final malo, bueno y verdadero mientras que tanto Catherine como Katherine reciben versiones alternativas.

Aparte del hecho de la mejora en el apartado gráfico y música nueva, Catherine: Full Body aporta el Modo Arrange, que aporta niveles extra de dificultad a los rompecabezas hasta alcanzar la friolera de 500, doblando al juego original, y un Modo Safety, que nos permitirá centrarnos en la historia al activar ese modo automático durante la resolución de los puzles. Por último, señalar que el juego recibe las voces de viejos conocidos como Troy Baker en versión original y que sólo viene en inglés y japonés con subtítulos en español.


Conclusiones


La valiente apuesta de Atlus por un remaster de ese clásico de Playstation 3 como fue Catherine debe ser ensalzada por su arrojo y es que el juego nunca gozó del favor del mainstream a la hora de hacer valer sus virtudes como título y también como experimento social en un tema tan complejo como el de las relaciones sentimentales.

Esta versión mejorada que recibe la coletilla de “Full Body” debe tratarse como la definitiva de Catherine puesto que a los puntos fuertes del original se han visto reforzados por la introducción de otro personaje como es el de Rin, que introduce un factor distintivo en la dicotomía que tiene el Vincent protagonista respecto a las dos opciones sentimentales.

Igualmente, la llegada de un competitivo online en el que  mediremos nuestras habilidades con otros usuarios del juego a la hora de completar las fases de puzles y la amplia variedad de los mismos sumados a los ampliados finales posibles nos hace pensar que todos aquellos que disfrutaron hace ya unos años deben ‘revisitar’ Catherine: Full Body y que los que no lo hicieron ya están tardando para disfrutar de una propuesta distinta y satisfactoria a partes iguales mientras aguardamos la llegada de Catherine 2 en un futuro no muy lejano.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Videojuegos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies