¡Síguenos!

Fútbol

Un mago para paliar la pesadumbre

Luis Enrique llama al genial mediocentro asturiano 4 años y varias cicatrices después. El Seleccionador que sigue sin aparecer por motivos personales vuelve a tirar de meritocracia

El 10 de agosto del año pasado, Santi volvía a casa. Ese día, entre fuegos de artificios y trucos de magia lo sacaban de una urna, como si de Walt Disney se tratara. El colaborador necesario de todo aquello fue el mago Yunke, que devolvió a Cazorla al Madrigal, convertido ya en Estadio de la Cerámica. De Mago a Mago, Santi se puso a hacer lo que mejor sabía, aquello que le dijoeron que no podría hacer ni siquiera en el jardín con sus hijos: jugar al fútbol. De sus botas salieron gran parte de los puntos con los que el Submarino Amarillo salió a flote. En su regreso a La Liga, con 34 años, 8 operaciones y demasiadas cicatrices, fue el mejor vestido de groguet y en su regreso a la Selección hay casi tantas enseñanzas como marcas en el cuerpo del menudo centrocampista asturiano. No solo es cuestión de no rendirse, es afrontar la vida superando el siguiente límite. Y para eso no hay que ser mago.

Es Cazorla un jugador de otro tiempo, curtido en los campos de tierra y barnizado en el glamour de la  Premier. Figura rutilante y aspirante a suceder al mejor centro del campo que ha conocido este país. Él ya estaba en aquellos triunfos que se agotaron en 2012. Él vuelve ahora, como ese veranillo de San Miguel que a finales de septiembre ayuda a madurar a los buenos vinos. Su vuelta a España parecía un paso atrás y como tantas otras veces, el ídolo que fue adoptó el rol de hijo pródigo para dar dos zancadas hacia adelante. Ni siquiera sus continuos viajes al quirófano extraviaron su calidad, mientras que su persistencia y orgullo hacían el resto. Aplauso también para Luis Enrique, encargado final de devolverle al foco de la actualidad. Su mirada abierta nos permite redescubrir el fútbol maduro de su paisano capaz de adaptarse a los nuevos tiempos y a sus cicatrices.

Junto a Cazorla, la sonrisa que más brilla a estas horas es la de Mikel Oyarzábal, que es lo más parecido a Santi que tienen en la playa de la Concha. El delantero Txuri Urdin no acudía a la Selección desde los partidos previos a la Eurocopa de Francia 2016, cuando Del Bosque le incluyó en la lista de 30 jugadores. Llegó a debutar contra Bosnia y ahora esta nueva llamada refrenda su gran temporada con la Real Sociedad en la que ha marcado sus 13 goles y ha repartido 4 asistencias. Además de Mikel, el gol en La Roja dependerá de Iago Aspas, Rodrigo Moreno y Morata, nombres que empiezan a tener la plena confianza de Lucho.

 

Entre los ausentes vuelven a destacar Koke y Saúl. Y es que Luis Enrique confía y mucho en el mediocentro del Nápoles, Fabián (ya le llamó en la anterior convocatoria de la que se cayó por lesión), quien se ha asentado perfectamente en el siempre complicado Calcio. También vuelve a caerse de la lista Ceballos, al que su poca participación con Zidane le ha perjudicado. Parejo, ese líder maduro del Valencia, sigue ganando enteros en el centro del campo del combinado nacional mientras Luis Enrique vuelve a confiar en Isco y en Asensio pese a su discreta temporada con el Real Madrid. Su convocatoria es un espaldarazo para ambos.

 

Luego está el problema central. El agujero, que será aún más grande cuando se marche Sergio Ramos, que existe en el eje de la zaga. Iñigo Martínez, Hermoso y Diego Llorente parecen haber tomado la delantera en ese casting para ser la pareja de Ramos en la retaguardia, pero ninguno de ellos ha despejado la duda todavía: ¿estaremos en buenas manos cuando vuelvan a aparecer las curvas? Ante la ausencia de mejores alternativas solo nos queda esperar y cruzar los dedos.

 

Algo parecido deberíamos hacer con el Míster. Cruzar los dedos, digo. Porque su problema personal tiñe de pesadumbre y cierto misterio cada convocatoria. No es solo no poder dar la convocatoria y contestar a las preguntas de los periodistas (algo menor en cualquier caso), sino que tampoco estará presente en los siguientes entrenamientos y partidos clasificatorios para la próximo Eurocopa. La Federación por su parte le ha mostrado el máximo apoyo y ha ratificado al asturiano en el puesto. Esperamos y deseamos que sea su última ausencia. Por el bien de su familia y por nuestros dedos, que llevan demasiado tiempo cruzados.

 

 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies