¡Síguenos!
Celia Jiménez. CORDON PRESS

Fútbol

Celia Jiménez: una ingeniera aeronáutica camino del Mundial

Es la primera española que llega a la Liga de Estados Unidos a través del draft y será fija en la lista para el próximo Mundial de Francia. «Creo que haremos un buen papel. Tenemos experiencia y talento».

Con solo 23 años, Celia Jiménez Delgado (Alcaudete, Jaén, 1995) puede decir que ha disputado un Mundial y va camino del segundo. También que es la primera española en llegar a través del draft a la mejor liga de fútbol femenino del mundo, la National Women’s Soccer League (NWSL). Lo hace con la camiseta del Reign FC de Seattle. Cumplió su sueño de graduarse en Ingeniería Aeronáutica, y ese título se suma a los varios que ha logrado sobre el césped. Su vida cabe dentro de una maleta: «Hoy estamos en Chicago, pero mañana volvemos a Seattle, hay entrenamiento y tengo una sesión publicitaria de cinco horas». Lejos de España reconoce que el fútbol femenino ha crecido a pasos agigantados.

—¿Por qué el fútbol?
—De pequeña competía en fútbol y tenis. El fútbol se impuso por ser un deporte de equipo. Aquí tenía muchos amigos y más tarde amigas con las que compartir.

—¿Cómo fueron los inicios?
—El balón ha sido siempre mi pasión, jugaba en la hora del recreo del colegio, por las tardes en el pabellón de deportes, en verano organizaba minicompeticiones en el club.

—¿Algún episodio machista?
—Me costó conseguir mi primera ficha federativa.

—¿Es posible ser mujer y vivir del fútbol?
—Mi situación puede ser especial, incluso privilegiada. Mientras he competido en Estados Unidos en la NJCAA y la NCAA, ambas ligas universitarias, he disfrutado de becas que han cubierto todos mis gastos de universidad y personales. Estamos hablando de mucho dinero. Ahora que juego en la NWSL, la liga profesional de Estados Unidos, tengo un contrato de trabajo con mi equipo, además me ofrecen un apartamento y mi propio coche…..

—¿Queda mucho por evolucionar en el fútbol femenino?
—Creo que todos los clubes y todos los países no están en la misma línea. Podemos encontrar situaciones muy diversas. Hay jugadoras que aún están viviendo situaciones muy precarias. Tener un contrato laboral pienso que es lo más importante.

—En tus historias de Instagram vemos que viajas mucho, ¿cómo llevas todos esos desplazamientos?
—En Estados Unidos las distancias son enormes. Nuestros desplazamientos para jugar un partido pueden ser de cuatro o cinco horas con mucha frecuencia. Además cuando estoy convocada con la Selección española las distancias son aún mayores: mínimo dos vuelos para llegar de Seattle a Madrid. Los viajes desgastan mucho, hay que acostumbrarse a los diferentes horarios y esto no es fácil, tampoco tomar más de ocho vuelos al mes.

—De Alcaudete a Seatlle hay más que un paso…
—Para ir de Alcaudete a Seattle hay mucho camino andado, del ADV Alcaudete, pasando por las Infantas de Jaén, el Real Jaén, el Sevilla FC, la Selección de Jaén, de Andalucía y de España. Las universidades de Iowa y Alabama… todo eso para llegar a Seattle.

—¿Por qué quisiste desde pequeña jugar en EE UU?
—En Estados Unidos hay mucho apoyo al deporte universitario, desde pequeña sabía que quería hacer una carrera universitaria. Tenía confianza en que con los medios apropiados podría estudiarla sin dejar de jugar al fútbol a un buen nivel.

—¿Cómo te ficharon en la NWSL?
—Fui elegida en el draft 2019 por Seattle Reign para dar el paso a la liga profesional.

—¿Cómo llevas estar tan lejos de tu familia?
—A los quince años me alejé de mi familia para poder seguir creciendo como futbolista. De Alcaudete a Sevilla. De Sevilla a Iowa. De Iowa a Alabama. De Alabama a Seattle. Pero mi familia siempre está cerquita de mi, no importan los kilómetros, yo sé que cuando les necesito están conmigo.

—¿Quién es tu mayor apoyo en la distancia?
—Mi madre.

—¿Qué cambios has visto en la Liga española respecto a cuando comenzaste?
—Antes pocas jugadoras tenían contrato en Primera División, jugábamos con una ficha federativa, ahora casi todas tienen un contrato. Antes era muy difícil conocer la hora donde se jugaba un partido de primera división, ahora podemos verlo en televisión.

—Un lema en tu vida.
—¡Los grandes retos necesitan de grandes esfuerzos!

—¿Por qué decidiste estudiar ingeniería aeronáutica?
—Las matemáticas, la física y el dibujo técnico eran mis asignaturas favoritas.

—¿Cuáles han sido las mayores trabas para compaginar deporte y estudios?
—Los desplazamientos para ir a competir. He perdido muchos días de clase y luego hay que recuperar toda la materia. En la Universidad de Alabama tenía un tutor que me ayudaba. Esto resultó vital; los desplazamientos con mi equipo más los de la Selección Española eran continuos.

—¿Dentro de 15 años te ves más dentro del mundo del fútbol o de la ingeniería?
—En la ingeniería.

—¿Cómo ves a España en el Mundial de Francia?
—Creo que podemos hacer un buen papel. Tenemos un equipo que cuenta con experiencia y talento.

—¿Qué sentiste la primera vez que fuiste convocada con la Selección Española?
—Mucha emoción. Estábamos terminando de entrenar y el míster leyó la convocatoria. No podía creer lo que estaba escuchando. ¡Era realmente fantástico, estaba convocada para ir a Las Rozas!

—¿Cuál es la experiencia más bonita que el fútbol te ha dado?
—Han sido muchas, muchísimas. La emoción de entrar al campo para jugar un mundial es muy especial. Ver el estadio lleno de banderas de España y de personas que te animan y escuchar el himno nacional se queda grabado para siempre.

—¿Tienes algún don oculto que no conozcamos?
—Soy transparente.

—¿Cómo te ves con 50 años?
—Con el pelo más corto y menos rubio.

—¿Qué le dirías a una niña cuyo sueño es ser profesional del fútbol?
—Que puede ser lo que ella quiera. Que se esfuerce en aprender cada día un poquito más. Y que preste mucha atención a sus estudios. Una cosa ira de la mano de la otra.

—Un sueño cumplido y otro por conquistar…
—Haber terminado mi carrera de ingeniería aeroespacial… y ganar este mundial y la NWSL.

—Un ídolo que no sea futbolista…
—¡Mi hermana! La Ingeniera Aeronáutica Laura Jiménez Delgado…

El periodismo fue un accidente: simplemente ocurrió y me enamoró, como el fútbol femenino. Deportista empedernida y amante de la música. Madrid me adoptó para cumplir mi sueño: contar historias, ya sea en prensa, tele o radio.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies