¡Síguenos!

Marketing

Champions League, cómo no te voy a querer

La final fue vista en más de 220 países con una audiencia estimada de 400 millones y un acumulado de 4.000 millones al año. El Santander, próxima marca en entrar.

La Champions League tiene ya a su campeón, y sí, una vez más es el Real Madrid, y van nada más y nada menos que 13, un número poco amigable para los que sufren de triscadecafobia, pero que en este caso dice mucho de la relación de amor entre la máxima competición de clubes y el Real Madrid.

La historia de los grandes equipos de fútbol del mundo está ligada a este torneo, no solo el Real Madrid. El Manchester United, Bayern de Munich, Barcelona, Milán, Liverpool, Ajax de Amsterdam…Todos ellos han crecido deportivamente y económicamente a lo largo de sus éxitos en esta competición.

¿Quién no conoce la Champions League? Sin lugar dudas es el torneo de fútbol de clubes más importante que existe. Los grandes equipos de Europa, los mejores jugadores del mundo, audiencias millonarias, estadios llenos… es una de las competiciones más transcendentales, más prestigiosas y más vistas mundialmente. Un negocio increíble donde, por supuesto, las marcas también son protagonistas; Adidas, Nissan, Mastercard, Lay’s, UniCredit, Gazprom, pero, sobre todo, una; Heineken. Esta cervecera holandesa es una de las grandes marcas vinculadas a este torneo, que nos ha dado las que son probablemente las mejores activaciones vinculadas al fútbol de la historia.

 

La Champions League, antes llamada Copa de Europa, fue creada en 1955 a iniciativa del periódico deportivo francés L’Equipe y de un grupo de soñadores —entre los que estaba Don Santiago Bernabéu— que diseñaron una competición que se jugaría los miércoles durante la temporada.

El torneo fue todo un éxito hasta que en la temporada 1992/93 sufrió el cambio más significativo en la evolución del torneo cuando la Copa de Europa pasó a llamarse UEFA Champions League y se sustituyeron las fases eliminatorias por una fase de grupos.

La Champions League es reconocida como una competición con una excelente gestión del patrocinio y con unos derechos televisivos únicos, poco alcanzables hoy en día para cualquier emisión televisiva. Una plataforma perfecta para generar notoriedad y conocimiento que, solo el sábado durante la final de Kiev, fue vista en más de 220 países con una audiencia estimada de 400 millones de personas y una audiencia acumulada de 4.000 millones de personas al año.

Sólo en España reunió a 9,3 millones de espectadores frente al televisor, lo que la convierte en una de las emisiones más seguidas del año con un 55,3% de media de la audiencia, con un increíble “minuto de oro” al reunir a 11,3 millones de espectadores a las 22.35 horas, cuando el Real Madrid celebraba su nueva victoria.

Cuando hablamos de grandes eventos deportivos y marcas siempre ponemos como ejemplo la Super Bowl, pero la final de la Champions League la supera ampliamente. Todo el mundo pendiente de 22 jugadores, pendiente de un deporte, pendientes de una ciudad, este año Kiev. Un gran evento para deportistas, aficionados y medios de comunicación.

La Champions League llega a todos los rincones del planeta. Es un torneo único que cada año seduce a más marcas, el próximo año el Santander. Una gran marca española que apuesta por una gran competición que tendrá una gran sede para la final, Madrid.

Una vez escuche, “el fútbol es el único amor que nunca defrauda”. La Champions League es un claro ejemplo y creo que, después de la Decimotercera, otro.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Marketing

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies