¡Síguenos!
Mike Badgley, pateando un fieldgoal. ZUMAPRESS.com / Cordon Press

Deporte USA

Los Angeles Chargers viajarán a Foxborough

Los Angeles Chargers han ganado su partido de wild cards frente a los Baltimore Ravens por 23 a 17. Los angelinos viajarán al Estado de Massachusetts para jugar contra los New England Patriots su partido divisional.

Cuando te suena por la mañana el despertador y vas posponiendo la alarma pensando “cinco minutos más y me levanto”, lo normal es que llegues tarde al trabajo, escuela o a cualquier lugar a donde vayas. Pues eso le ha pasado a Lamar Jackson en su primer partido de playoffs. El quaterback de los Ravens empezó el partido de wild cards nervioso y eso se notó. Provocó varios fumbles, no avanzó casi ninguna yarda y eso lo acusaron los Ravens.

Con algo más de oficio y experiencia se presentó Philips Rivers a dirigir la ofensiva de Chargers en el M&T Bank Stadium. Sus nervios no le pasaron una mala jugada, pero lo que sí le complicó el partido fue el gran equipo defensivo que tiene Baltimore. No le permitieron avanzar prácticamente nada, tan solo 153 yardas en la primera parte. Ante el festival defensivo de Ravens, los Chargers pensaron que la mejor idea sería ir sumando. Granito a granito, fieldgoal a fieldgoal, fueron juntando puntos hasta terminar la primera parte con el marcador a favor por 12 a 0. Los 12 puntos llegaron tras cuatro patadas de Badgley, que anotó todo lo que pateó en la primera parte.

Cuando parecía que la segunda mitad seguiría con el mismo guión, fue cuando todo cambió. Hasta la mitad del tercer cuarto, tan solo habían sumado 11 primeros downs entre ambos equipos, pero las defensas acusaron el cansancio y el aficionado empezó a disfrutar. Primero con un touchdown de lo menos estético posible y que no subió al marcador porque los árbitros no lo consideraron. Acto seguido, los Chargers perdieron un balón y los Ravens consiguieron anotar tras recorrerse las 100 yardas que tiene el terreno de juego. Pero otra revisión anuló el touchdown y, en la siguiente jugada, el karma devolvió a los angelinos el tanto que minutos antes los árbitros les habían quitado.

Acababa el tercer cuarto y Lamar Jackson se daba cuenta que había pospuesto demasiadas veces las alarmas. Desde la banda, como un padre cuando ve que estás haciendo algo mal, Flacco observaba con el casco puesto. Fue entonces cuando al quarterback de Ravens le entraron las prisas y consiguió llevar a su equipo a anotar dos touchdowns seguidos que a falta de un minuto ponían a los locales seis abajo en el marcador (23-17). Con la posesión y la posibilidad de darle la vuelta al partido, Nwosu provocó el fumble de Jackson y consiguió recuperar el balón para dar la victoria a los Chargers. Como cuando pospones la alarma, Lamar Jackson llegó tarde y Los Angeles Chargers  serán los que viajarán a Foxborough para medirse a los Patriots en la ronda divisional.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Divisional Round: la cabra y el cabrón entran en juego | Deporte USA | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies