¡Síguenos!
Mohoric
Mohoric I CORDON PRESS

Giro de Italia

Chaves se derrumba en un recital de Mohoric

El colombiano de Mitchelton se descolgó en el primer puerto del día y perdió más de veinte minutos. Su compañero Simon Yates sigue como líder.

Como si de un cuento infantil se tratase, la etapa del día tuvo un planteamiento, un nudo y un desenlace muy marcados. No empezó la historia con el clásico “érase una vez”, sino con ataques, locura y desenfreno. La subida inicial a Fonte Della Creta sirvió de detonante y ya no hubo parón en los 239 kilómetros que llevaron a los corredores desde Penne hasta Gualdo Tadino. El protagonista del día fue Jhoan Estebán Chaves (Mitcelton), gran damnificado perdiendo más de veinte minutos, mientras en la recta final de la etapa Matej Mohoric exhibía sus mejores cualidades resolviendo una fuga que él mismo formó cuando faltaban algo más de 30 kilómetros a meta.

En la jornada después de los días de descanso de las grandes vueltas siempre suelen pasar cosas poco esperadas. Nadie imaginaba que el colombiano Esteban Chaves -segundo de la general- podía sufrir una crisis así en un puerto de segunda, pero ocurrió. En una etapa propicia para una fuga o una llegada masiva, la crisis del colombiano provocó que el Giro viviera un gran espectáculo. Durante cien kilómetros, el grupo de Chaves y de Viviani (Quick Step), cortado en el puerto, persiguió a otro delantero donde viajaban los grandes de la general. Fue como una gigantesca contrarreloj por equipos.

La cuerda se rompió cuando Quick Step entendió que era imposible reintegrar a su velocista en el pelotón principal. Perdidos más de dos minutos y habiendo gastado muchas fuerzas, aceptaron la derrota. El propio Chaves en primera persona intentó mantener la distancia pero era un batalla desigual. Mitchelton también asumió el momento, enseñó la bandera blanca de rendición y guardó fuerzas y corredores. El colombiano, abatido, se resignó a su destino en este Giro. Deberá tomar un rol diferente y correr en favor de Simon Yates, quien sacó tajada y ganó un sprint intermedio que le permite ser tres segundos más líder.


Pello Bilbao, protagonista inicial


Fue un movimiento de Pello Bilbao lo que desató la guerra. El español buscó la fuga con ahínco y su privilegiada situación en la general alertó al grupo. Pronto empezaron a funcionar las radios y los pinganillos y la noticia corrió de unos a otros a la velocidad de la luz. El rumor de que Chaves estaba cortado se convirtió en realidad y Sky prendió la mecha al momento. Chris Froome reclutó a su ejercito y fue el primero en llamar al orden al resto. El Giro le ofrecía la primera buena noticia de la carrera y no dudó en aprovecharla.

El zafarrancho de combate se montó enseguida. El Sunweb de Dumoulin se apuntó a la fiesta y no tardaron en llegar colaboradores. Primero George Bennet puso a los suyos del Lotto NL Jumbo, los Groupama de Pinot también llegaron y finalmente Bahrein entendió que no había que desaprovechar la oportunidad. A ellos se sumó Bora, que interpretó el movimiento como una oportunidad extra para Sam Bennett, que había salvado la subida en el grupo delantero. Todo esto provocó que la numerosa fuga formada de salida por corredores como Jarlinson Pantano (Trek), Luis León Sánchez (Astana), Tony Martin (Katusha) o Ben Hermans (Israel Cycling Academy) no tuviera vida alguna y pronto fue neutralizada.


Caída sin consecuencias de Dumoulin


Con Chaves entregado y Frapporti (Androni) liderando la etapa en solitario, el pelotón se empezó a disputar la etapa en los últimos 35 kilómetros. Antes de llegar al desenlace acudió raudo a la cita la lluvia, que generó tensión. Carapaz (Movistar) tuvo que cambiar de bici un par de veces y Tom Domoulin se fue al suelo sin consecuencias aparentes. Mientras tanto, el esloveno Mohoric, campeón del mundo juvenil y sub-23, se marchó hacia delante con Villella (Astana) y Denz (AG2R). Soltó al primero y, aunque no pudo con el segundo, acabó superándolo en el sprint final. Con más o menos apuros, el resto de favoritos entraron juntos.

Estos tendrán que recuperar fuerzas lo más rápido posible, pues la de este miércoles no parece una etapa nada sencilla. Camino de Osimo, la prueba pasará por Filottrano, localidad natal del recientemente fallecido Michele Scarponi. Será un día de recorrido ondulado y final peligroso en muro, que parece idóneo para una fuga consentida que aplaque ánimos y deje respirar a los líderes, sin embargo, ya se ha visto hoy que falta una chispa para que prenda fuego todo. 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Giro de Italia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies