¡Síguenos!

Euroliga

10 claves para entender el Clásico

La primera clave en el análisis del pasado Clásico es la intensidad del Madrid. Sabedor de que un planteamiento estilo “a verlas venir” podía suponer el asentamiento en la pista del talento de la artillería blaugrana, el Madrid comenzó desde el sonido del silbato con una presión abrasadora en todas sus líneas. El Barcelona no estuvo cómodo salvo en un período puntual en el segundo cuarto —precisamente el único momento en que el vigor madridista se redujo, coincidiendo con la entrada de Llull a los mandos—, y varios de sus jugadores pasaron por el encuentro sin pena ni gloria, como Brandon Davies.

2.Campazzo/Llull. El menorquín efectuó un borrón en el rendimiento ascendente que viene experimentando esta temporada tras las decepcionantes dos últimas. No tanto por el sangrante desacierto en el tiro de tres, sino por la insistencia en el mismo desde posiciones inadecuadas, y, sobre todo, por un nivel defensivo bastante por debajo del mínimo que el Madrid planteó —y necesitaba— ayer. Bajo su tutela se tiró a la basura una ventaja de 20 puntos. Por el contrario, Campazzo volvió a ofrecer una clase magistral desde la dirección, tanto delante como detrás, con un entusiasmo que incluso lo hizo cargarse de faltas pronto y lo mandó al banco unos minutos más de lo deseado. Un auténtico líder que supo aprovechar constantemente el agujero culé en la posición de base con las lesiones de Heurtel y Pangos, atacando las miserias de Hanga.

3. La vuelta del mejor Tavares. Los madridistas temieron, tras la Supercopa, que el FCB hubiese encontrado el antídoto al caboverdiano con la figura de Brandon Davies. Tras lo ocurrido anoche, parece que el mal partido de Edy en septiembre se debió a su bajo estado de forma puntual y no a una condición especial del de Filadelfia. Esta vez Tavares no cayó en las fintas rivales y cumplió con creces en su papel intimidador y taponador. El único pero es conocido: su sobreexcitación le juega malas pasadas y fue eliminado por dos técnicas antes del final. Debe controlarse.

4. La motivación del hombre de hielo. Randolph modificó su acostumbrado semblante hierático, quién sabe si extramotivado por tener como pareja de baile a Nikola Mirotic. En efervescencia anotadora ya desde el primer cuarto, esta vez se abstuvo de pérdidas de concentración y mantuvo la constancia que Laso siempre le reclama. Atento en defensa, intimidó y robó balones en un último cuarto excepcional.

5. La intendencia de los secundarios. Probablemente el apelativo de secundario tenga carácter solo temporal en el caso de Deck. Su labor defensiva en la posición de alero constituye ya toda una marca de la casa, pero anoche añadió una generación de juego inesperada que provocó desequilibrios en todas las posiciones interiores azulgranas. El día que se atreva a tirar de tres habrá echado la puerta abajo definitivamente. Por su parte, Taylor selló un partido glorioso anulando al mejor jugador rival, que, por mucho en que la prensa se empeñe, no es Mirotic sino Higgins. El sueco secó a la ex estrella del CSKA con un marcaje individual que no se había visto en la capital desde el de Mangriñán a Di Stefano.

6. Máximo anotador engañoso. Los 19 puntos del montenegrino pueden hacer creer a quien no vio el encuentro que Mirotic se erigió como máxima referencia barcelonista. Especialmente si uno se fija en las atenciones que recibió por parte de la grada del Palacio, que no lo perdonará jamás. Pero su papel se vio ensombrecido por un último cuarto achicado, con cero puntos y totalmente sobrepasado por los interiores del Real Madrid, recibiendo hasta algún ominoso tapón. Ése es Nikola: el mejor para surcar marejadas más o menos tolerables, pero con una preocupante tendencia a la disolución cuando la temperatura aumenta. Normal que estuviese tan frustrado al final y sus gritos de rabia en el vestuario apelasen a McArthur en Filipinas. “¡Ya volveré! ¡Ya vendrán!”.

7. Los 1’5 Fantásticos. Del póker de ases catalán —que incluye a Higgins, Mirotic, Delaney y Brandon Davies, pues Heurtel queda excusado mientras se halle en barbecho—, solo la anarquía de Delaney, favorecida por tener enfrente a un Llull obcecado, y los puntos de Mirotic respondieron como se esperaba. Decepcionante un Davies devorado por Tavares, y la amenaza del francotirador americano quedó en agua de borrajas. Pesic tiene mucho trabajo más allá de favorecer los 1×1 confiando en el talento superlativo de sus muchachos. Con eso únicamente no le da para vencer en todas las canchas.

8.  Tomic al rescate. Cuando a un equipo no le salen las cosas suele tirar de reflejos de otras épocas, como si permaneciesen guardados en el subconsciente táctico. El papel de Tomic en la plantilla del Barça ha perdido mucho protagonismo, el croata ya no constituye el puntal que fue en otro tiempo. No obstante, ante el desacierto general de muchos de sus compañeros, supo castigar las lagunas defensivas de Jordan Mickey —eliminado por faltas en el tercer cuarto— y mantuvo a una distancia aceptable a los suyos en el marcador. Pasar de estrella de la pintura a tabla de náufrago no debe de suponer una travesía especialmente agradable, pero todo suma.

9. Las rotaciones de Pesic. El zorro de Novi Sad dejó a sus estrellas en la pista durante largos minutos pese a que muchas de ellas caían una y otra vez en la trampa defensiva del Madrid. Sin embargo, los escasos instantes de descanso en que la unidad B culé pisó el parqué, el bloque azulgrana pareció más compacto. Los Oriola, Ribas, Kuric, etc. posiblemente atesoren menor calidad que sus homónimos titulares, pero tienen más madera de equipo. Cómo combinar las dos realidades resulta el acertijo principal que el entrenador serbio ha de descifrar si quiere ganar todos los títulos que su afición le exige esta temporada.

10. Cualquier conclusión tiene fecha de caducidad. Esto es un Clásico, cada guión es independiente y particularísimo. El 29 de diciembre, siguiente asalto.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Euroliga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies