¡Síguenos!
Club Cilcista San Sebastián
Club Cilcista San Sebastián

Fútbol

El enano que se comió al ciclismo donostiarra

Se cumplen 110 años de la Copa del Rey ganada por el Club Ciclista San Sebastián, una rareza en el palmarés de la competición

Esta semana se han cumplido 110 años de la Copa del Rey ganada por el Club Ciclista San Sebastián, una rareza en el palmarés de la competición. Ocurrió en 1909, cuando los estudiantes del San Sebastián Football Club se vieron obligados a fusionarse con el Club Ciclista de la ciudad para poder participar en el torneo. La Federación no permitía participar a clubes noveles.

Todo comenzó en 1907, cuando varios de estudiantes crearon el San Sebastián Football Club. Los colores de la equipación eran los mismos que representan a la ciudad: azul y blanco. Así fue como, con una camiseta rayada y unos pantalones azules, este equipo empezó a representar a Donostia. El siguiente paso fue algo más complicado. Tuvieron que ingeniárselas para compartir la concesión del velódromo municipal de Atocha que, en aquel momento, utilizaba en solitario el Club Ciclista de San Sebastián.

Con la concesión del terreno para ambas entidades, el balón echó a rodar. Una buena racha de victorias les clasificó para la Copa del Rey de fútbol de 1909. Sin embargo, al no cumplir el requisito principal del torneo, el club se vio obligado a jugar bajo el nombre del Club Ciclista San Sebastián.

La séptima edición de la Copa del Rey se disputó del 4 al 8 de abril de 1909, en Madrid. Fue la primera vez que el trofeo se jugó con un sistema de eliminatorias a partido único. Cinco fueron los equipos clasificados: Athletic Club, Club Ciclista San Sebastián, Español de Madrid, F.C. Barcelona y Galicia F.C. El 4 de abril dio comienzo el torneo con una ronda preliminar entre los dos equipos del País Vasco. Los donostiarras ganaron 4-2. Las semifinales fueron Español de Madrid contra F.C. Barcelona (3-2) y C.C. San Sebastián contra Galicia F.C. (2-0).

El 8 de abril de 1909 se celebró la final. En el Estadio de O’Donnell, donde se disputó todo el torneo, se citaron el Español de Madrid y el Club Ciclista para pelear por la Copa del Rey. Las crónicas relatan las malas condiciones en las que se desarrolló el partido. Las fuertes lluvias y las bajas temperaturas marcaron un encuentro muy duro. Aunque el Español de Madrid llevó durante todo el enfrentamiento la iniciativa, la defensa vasca frenó todas sus posibilidades.

La final terminó con victoria donostiarra por 3-0. La delantera británica del Club Ciclista, formada por Mc Guinness y F. Simmons (con un gol cada uno), permitió a los vascos levantar el primer trofeo de su historia. El tercer gol fue obra del central Alfonso Sena.

El auge del fútbol en el País Vasco hizo que la sección de fútbol del Club Ciclista se convirtiese en independiente bajo el nombre de Real Sociedad de fútbol. Cuando esto ocurrió, la Real necesitó un recinto que tuviese más aforo. Entonces, se decidió derruir el velódromo y, en el mismo lugar, construir el estadio de Atocha. Así fue como surgieron el equipo Txuri-urdin y su estadio, pero también la maldición de Cormet.

Julián Cormet, un francés amante del ciclismo, llegó a San Sebastián y fundó el Club Ciclista de San Sebastián. Luchó mucho por el ciclismo en la ciudad donostiarra, tanto que consiguió que construyeran un velódromo. Con la idea de ayudar al deporte de la ciudad, acogió a la sección de fútbol que, poco a poco, absorbió a la entidad ciclista.

Cuando el velódromo fue derruido para dar paso al Estadio de Atocha, Julián Cormet lanzó una maldición al equipo: “Jamás la Real volverá a ser campeona de Copa” (por aquel entonces no existía la Liga, por lo que la maldición recayó sobre el torneo copero). Tuvieron que pasar casi 80 años (1986-87) hasta que la Real Sociedad volvió a levantar el título.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

1 Comment

1 Comment

  1. LUIGI II

    13/04/2019 at 01:47

    Se apellidaba COMET y no Cormet

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies