La mejor versión de Paire castiga a Carreño I Copa Davis I A La Contra
¡Síguenos!
Roberto Bautista I Foto Twitter @CopaDavis

Copa Davis

Hará falta un milagro

España perdió los dos primeros puntos y se jugará la supervivencia en el doble de mañana. Carreño y Bautista sucumbieron ante Paire y Pouille.

España se jugará mañana (14:00, en directo por rtve.es) su supervivencia en la Copa Davis en el partido de dobles, después de ceder los dos primeros puntos con las derrotas de Pablo Carreño ante Benoit Paire (7-5, 6-1 y 6-0) y de Roberto Bautista ante Lucas Pouille (3-6, 7-6, 6-4, 2-6 y 6-4). La responsabilidad recaerá ahora en las raquetas de Feliciano López y Marcel Granollers, que intentarán alimentar el milagro de la remontada para seguir soñando con la final.

Nada salió bien el primer día. Carreño acusó los mismos problema físicos que le dejaron KO en Nueva York y Paire se impuso después de renacer en el primer set. Para el segundo partido, el elegido era Roberto Bautista, otro jugador que ha vivido una temporada irregular y que desde Roland Garros no sabía lo que era competir con la máxima exigencia. Pouille, de 24 años, ocupa el número 19 del ranking ATP, mientras que Bautista ha bajado hasta el 26 a estas alturas del año.

Tras la derrota de Carreño, Bautista debía mantener a España en la eliminatoria, una gran responsabilidad para un jugador que ha llegado a la cita con poco rodaje, aunque con las capacidades intactas. Roberto es un tenista que, bajo cualquier circunstancia, va a plantar cara, va a meter reveses en pista, va a percutir con su derecha y va a pelear cada punto hasta el final. Un buen porcentaje de primeros y un punto de agresividad necesaria en esta clase de eliminatorias llevaron a Roberto Bautista a apuntarse el primer set (6-3). Pouille despertó y soltó el brazo en el segundo set. Ambos jugadores nos regalaron la mejor manga de lo que llevamos de eliminatoria, un set que se decidió a favor del galo gracias a los detalles en el tie-break (7-6).

 

En el tercer set, el partido dio un vuelco inesperado. De un 3-0 a favor de Bautista, a un 6-4 con el que Pouille cerraba la tercera manga y dejaba perplejos tanto al público español como al banquillo presidido por Sergi Bruguera. El capitán no encontraba respuesta ante lo que veía en pista, mientras que en el banquillo de al lado, Noah aplaudía la actitud de los suyos. Roberto Bautista sufría un frenazo descomunal en su juego y España rezaba para que se despertase a tiempo y el equipo no perdiese demasiadas esperanzas de cara a la jornada decisiva de mañana. Roberto cumple siempre y el de Castellón se tomó el cuarto set a vida o muerte. Recuperó la solidez con su derecha, desplazó a Pouille, le hizo sufrir con varios cambios de ritmo y se apuntó el cuarto set por 6-2.

En el quinto set volvió la máxima igualdad. Hasta que Pouille se inspiró y consiguió encadenar sus mejores golpes y enardecer al público. Con 4-4 en el marcador, rompió el servicio de Roberto Bautista. En el siguiente juego, el francés tuvo un match ball a favor que salvó el español. El desenlace era tan agónico como el resto del partido. También salvó la segunda bola decisiva con un resto prodigioso. E incluso dispuso de una opción para romper. Pero ya no pudo más. A la tercera fue la vencida para Pouille, que se apuntó el último set por 6-4 y dejó a Francia al borde de su segunda final consecutiva.


La mejor versión de Paire castiga a Carreño


El elegido para empezar la semifinal, esperábamos que con el pie derecho, fue Pablo Carreño (21). Enfrente, Benoit Paire (54), un joven llamado a darle a Francia varias alegrías a corto y medio plazo si encuentra la regularidad y ordena su cabeza. Carreño caía eliminado en la segunda ronda del US Open, lesionado ante Joao Sousa, por lo que su estado físico también era una verdadera incógnita. Un estadio Pierre Mauroy abarrotado daba un caluroso recibimiento a ambos equipos para la ceremonia de apertura y los himnos calentaban los prolegómenos de un enfrentamiento entre dos clásicos de la competición con quince ensaladeras en sus vitrinas (5 de España y 10 de Francia).

 

 

Nueve dobles faltas de Paire y siete aces en el primer set son una demostración clara del todo o nada entre el que se balancea el francés en cada partido. Carreño trató de presionar la derecha del francés, porque el revés le funcionaba. A trompicones y sumido en una montaña rusa de errores y aciertos, Paire no pudo controlar su juego en ningún momento, pero con ciertos arreones se metía a sí mismo y al público en el partido. Carreño, concentrado y dentro de la pista, movía al francés por su lado derecho y esperaba el fallo de su contrincante. Paire rompía el saque de Carreño cuando el español sacaba para llevarse el set (5-4) y el aplomo y la constancia del español se veían eclipsadas por la visceralidad del francés, que se llevaba la primera manga de manera sorprendente (7-5). Benoit Paire en estado puro.

 

 

Confundido por la pérdida del primer set y por el vendaval de emociones que es Paire, Carreño perdió la intensidad y sus golpes empezaron a pasar inadvertidos. Con un inapelable 6-1 en el segundo set a favor de Paire, a Carreño le tocaba remar con la sensación de que las piernas le pesaban y la pelota apenas botaba. Mentalmente, a Pablo solo le quedaba aguantar el chaparrón e irse al tercer set con la sensación de que su oportunidad se había esfumado.

 

 

Un vendaje en su muslo izquierdo acompañó a Carreño en el tercer set. Parecía que las molestias que le habían alejado de alcanzar un buen nivel en el US Open volvían a aparecer en el peor momento posible. Desconcertado por la derecha de Paire y tocado, Carreño no tenía argumentos, ni físicos ni mentales, como para reponerse de dos sets en contra e intentar la remontada. El juego tan versátil de Paire, con cambios de ritmo contantes, hirió muchísimo el músculo de Carreño, que con cara de sufrimiento, veía cómo se le escapaba dolorosamente el partido (7-5, 6-1 y 6-0) y dejaba en manos de Bautista la primera alegría de la jornada. 

Mientras en Francia la eliminatoria está casi encarrilada en favor de los anfitriones, lo mismo ocurre en la que se está jugando en Croacia, donde los croatas mandan 2-0 ante Estados Unidos sobre la tierra batida de Zadar. Si los croatas se clasifican para la final, jugarán en Francia… o en España.

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Copa Davis

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies