¡Síguenos!

Fútbol

Cristiano no está de vacaciones

La selección portuguesa selló su pase a la final de la Nations League gracias a un hat-trick de Cristiano Ronaldo.

Suiza fue mejor que Portugal, pero Cristiano Ronaldo es portugués y no suizo. Por lo tanto, la selección lusa jugará la final de la Nations League y la helvética la verá por la televisión. El delantero de la Juventus clasificó a su selección gracias a un hat-trick espectacular. Veinticuatro horas después de que el Real Madrid anunciase el fichaje de Luka Jovic, Cristiano volvió a demostrar que no hay un futbolista en el mercado actual con su voracidad goleadora.

Más allá de la posible clasificación a la final de la Nations League, la alineación inicial de Fernando Santos escondía varios puntos de interés ahora que las temporadas se cierran y los mercados se abren. El lateral derecho titular era Nelson Semedo, quien en las últimas horas le habría pedido el traspaso a la dirección deportiva del Barça. Aparentemente, con rumbo al Atlético de Madrid. También con el club colchonero se ha relacionado a Joao Félix. Los ojos estaban puestos en el talentoso jugador del Benfica, aspirante a sustituir a Griezmann y titular de inicio ante Suiza.

A los diez minutos de juego, Cristiano dispuso de la primera gran oportunidad del partido. Akanji regaló el balón y Bernardo Silva dejó sólo contra al portero suizo al delantero de la Juventus, que envió la pelota fuera. No es habitual que Cristiano desperdicie situaciones de esta clase, aunque como en otras tantas ocasiones, simplemente se trató de un primer aviso. La advertencia de quien no está acostumbrado a perdonar vidas. Suiza, que arrancó con tres centrales, planteó un partido con la intención de hacer daño por los costados. Así llegaron las primeras ocasiones del conjunto helvético, a través de centros desde la derecha y remates de Seferovic.

Lo vimos en el Real Madrid y lo volvimos a ver con Portugal. Con Cristiano Ronaldo a tu lado se sufre menos. La selección lusa no estaba cómoda en el partido. De hecho, el gol de Suiza parecía cercano. En el ecuador de la primera mitad, en una de esas jugadas en las que parece que no va a pasar nada y al final siempre pasa, el atacante de la Juventus se inventó una falta. Su disparo atravesó la barrera y se coló por el palo zurdo ante la mirada impasible de Sommer. Fue el primer gol de Cristiano en la Nations League… en su primer encuentro.

Portugal mandaba en el marcador, pero las sensaciones no eran del todo positivas. Suiza, que había inquietado durante toda la primera parte, no dejó de buscar la portería de Rui Patricio. La oportunidad más clara para los helvéticos fue un remate de cabeza al larguero de Seferovic. Un par de minutos después, Joao Félix perdonó el que habría sido el segundo de los locales. La asistencia de Cristiano sin mirar fue fantástica. Como el desmarque de ruptura del jugador del Benfica. La definición eso sí, fue defectuosa. En cualquier caso, nos permitió disfrutar de la conexión entre los dos cracks de Portugal. Uno el del presente y otro el del futuro.

Por encima de nombres, la segunda mitad arrancó con un protagonista inesperado: el VAR. Suiza había hecho los méritos suficientes como para empatar el partido. Lo que ningún seguidor helvético esperaba es que se lograse de la forma en la que se logró. Especialmente cuando Cristiano Ronaldo ya se relamía desde el punto de penalti para poner en mayor ventaja a su selección. El árbitro pitó inicialmente penalti a favor de Portugal. La acción era clara. Más dudas admitió la jugada inmediatamente anterior, cuando el colegiado dejó seguir el ataque luso después de que los futbolistas suizos reclamaran penalti. El VAR le recomendó ir a ver la acción de la protesta y el árbitro dio marcha atrás a sus intenciones. Volvió a señalar la pena máxima, aunque hora para Suiza y no para Portugal. Ricardo Rodríguez no perdonó y estableció la igualada.

Por cierto, el futbolista que salió en la foto del penalti fue Semedo. Para colmo, después del empate helvético, Pepe tuvo que retirarse lesionado por culpa de un golpe en el hombro. Quien también se marchó sustituido fue Joao Félix. El futbolista del Benfica no estaba lesionado, pero sí desaparecido. Al campo saltó Gonçalo Guedes, uno de los héroes del Valencia campeón de Copa. Suiza continuó inquietando a los aficionados lusos presentes en las gradas de Oporto. Especialmente a través de las botas de Xherdan Shaqiri, el único campeón de Europa de los 22 futbolistas en el césped. La prórroga era cada vez más asumida por todos conforme pasaban los minutos.

Fue entonces cuando Cristiano asestó su golpe definitivo, cuando los futbolistas suizos miraban el reloj del marcador y no a él. Fueron dos tantos consecutivos. Dos goles marca de la casa. El primero un remate espectacular a centro de Bernardo Silva y el segundo un disparo al palo largo de Sommer. Suiza no mereció tanto castigo, pero Cristiano marcó la diferencia. Las miradas estaban tan puestas en Joao Félix que poca gente reparó en el delantero que le acompañaba en el ataque.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies