¡Síguenos!

Champions

La final explicada más allá de Cristiano y Salah

Los datos de la temporada de Liverpool y Real Madrid nos ponen sobre la pista de lo que va a suceder en Kiev.

Lejos de pronósticos sin más argumentos que la pasión o la intuición, conviene acercarse a los datos para conseguir una percepción lo más exacta posible de lo que puede suceder en la final de Kiev entre Real Madrid y Liverpool. Hay momentos puntuales en lo que ha sido la Champions de uno y otro equipo que pueden darnos pistas sobre las capacidades goleadoras, la fiabilidad defensiva o el manejo del balón y del ritmo de los partidos. Si sólo nos apoyamos en valor de mercado de las plantillas, no haría falta repasar los highlights de la temporada de blancos y reds, pues la Orejona sería para los de Zidane por aplastamiento: 548 millones contra casi 1.000 millones, según la fiable tasación de Transfermarkt.

Vayamos a detalles por encima de Cristiano y de Salah, estrellas que capitalizan la final, aunque detrás hay una realidad más amplia, con jugadores muy determinantes, el peso de la experiencia, la capacidad de los entrenadores Klopp y Zidane… y por supuesto la motivación de los jugadores, unos por acumulación de éxitos, en caso del Madrid, y otros por defecto de títulos, como le ocurre al Liverpool. No obstante, también con los marcadores de la temporada seguiremos las huellas correctas.

Vayamos con lo menos conocido: los hitos del Liverpool. De primeras hay que subrayar que los de Klopp le hicieron un 0-5 al Oporto en febrero. Fue el gran día del triple de Mané, la jornada en la que la Europa futbolística miró con asombro hacia un equipo red que venía de clasificarse para Champions desde la fase previa. ¿Quién son estos jugadores? Pues los que en cuartos de final firmaron un 3-0 en Anfield ante el Manchester City y lo redondearon con 1-2 en casa de Guardiola. ¡Alerta para el Real Madrid! El Liverpool hace goles como churros cuando las cosas le salen medianamente bien. Y para suscribirlo acabaron la Champions clavando un 5-2 a la Roma que venía de ganar al Barça. Es decir, Salah, Firmino y Mané hacen mucho daño en ataque. Vamos más allá: en la fase de grupos los reds metieron 23 goles y sólo recibieron 6. Está claro que Ramos y compañía no pueden dar un metro libre al trébol atacante de Klopp.

Otro dato para sentarse ante la final: al Liverpool no le hace falta manejar el balón. No gana la posesión casi nunca, pues su fútbol es directo y rápido. Estos son los números: el City manejó un 64% de posesión el día que perdió 3-0 en cuartos de final. Y un ¡69%! en la derrota en su campo por 1-2. Klopp no necesita el balón para su objetivo y así quedó claro en el 5-2 a la Roma, con un 51% de posesión para los italianos. Ojo si el Madrid es dueño del balón en Kiev; eso no le garantiza que vaya a marcar más goles que el Liverpool. Salah y compañía dan picotazos envenenados.

No todo han de ser malas noticias para el Real Madrid, obviamente. El gran valor del equipo de Zidane se refiere a la fiabilidad goleadora fuera de casa. Esto habla de un valor no medible sobre el aplomo, la experiencia, la capacidad de llevar el partido hacia donde le conviene a los blancos. Recordemos: el vigente campeón de Europa ha dejado su sello gigante ante el Paris SG en la capital francesa (1-2), contra la Juventus en su campo (0-3), y nada menos que en Munich, volteando al Bayern (1-2). Con esta tarjeta se puede ir a Kiev con vitola de favorito, nadie lo puede discutir.

Otras pruebas de calidad se encuentran rascando en la temporada para avalar esta circunstancia. Es posible que valga también la referencia de la Supercopa de Europa, cuando el Madrid venció al Manchester United por 2-1, en otra demostración de autoridad continental. Se puede hablar de la doble victoria sobre el Barça en la Supercopa de España, que aún quedando lejos, da pistas sobre la capacidad de concentración del equipo blanco en grandes batallas.

Como valoración final de la balanza, el duelo personal de Zidane (45 años) y Klopp (50) merecería capítulo aparte, aunque se sintetice en un corto titular: el mister del Liverpool es un gran estratega con experiencia y el técnico del Madrid conoce el fútbol en todas sus formas y maneras porque fue un jugador de época, pero en año y medio de en el banquillo del Bernabéu está en proceso de mejora. Conclusión: inteligencia táctica contra sabiduría pragmática.

Klopp, alemán de Stuttgart, pasó siete años en el Dortmund, donde se convirtió en estrella, para sumar ahora su tercera temporada con el Liverpool. Es un técnico que busca el gol (casi 2 dianas promedia por partido) e imprime muchísimo carácter a su equipo desde la banda. Zidane aterrizó en el Madrid de rebote hace año y medio, pero con su saber hacer en el vestuario consiguió el máximo rendimiento de sus jugadores para ganar en Europa la última Champions. El marsellés es hombre tranquilo, de sabiduría acumulada por grandes éxitos en el fútbol, tiene a su favor sobre Klopp una plantilla espectacular con recambios para todos los puestos y el temple de quien sabe cómo ganar en días difíciles.

Pedro Pablo San Martín, 34 años contando historias del deporte en papel, radio y televisión. Diario Ya, Pueblo, Marca, Diario 16, AS. Colaborador en RNE, TVE, La Sexta, Cuatro, Tele 5... Especialista en fútbol, fui un modesto jugador de la cantera del Real Madrid que se quedó en el camino, pero ha contado al mundo cuatro Mundiales, dos Eurocopas, cuatro finales de Champions... Ahora 'Alacontra' porque ni mucho menos está todo inventado en la Prensa deportiva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Champions

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies