¡Síguenos!

Mundial Rusia 2018

Cuando ganar no es lo importante… O sí

Decía Southgate hace unos días que quería cambiar la percepción que se tiene del fútbol inglés en el resto del mundo. Ya saben, eso del juego vertical, el poderío defensivo, los balones altos, etc. No sé exactamente por qué necesitan hacer algo así, pero en las islas parece muy importante destacar esa nueva mentalidad a favor de la posesión y el juego combinativo. Es una situación que siempre se puede interpretar de dos formas casi antagónicas. O bien como un poderoso derroche de personalidad o como una forma de esconder algún complejo. Ustedes eligen. Yo en esto me acuerdo siempre de una frase de Vinnie Jones, mítico mediocentro del Wimbledon y actor en ciernes, que decía que ganar no es lo importante, siempre y cuando ganes. El partido contra Panamá parece darle la razón.

La alineación inglesa presentaba una única novedad de inicio, la presencia de Loftus-Cheek en sustitución de Dele Alli. Era una novedad relativa, dado que el jugador del Tottenham estaba lesionado y el del Chelsea parece el recambio más natural, si lo que quieres es no cambiar nada. Me sorprendió que Southgate hubiese aguantado tanto a Dele Alli en el partido contra Túnez, viendo que el jugador andaba tocado, pero quizá fuese un defecto de confianza en lo que puede ser su equipo sin el media punta. Me inclino a pensar así a tenor del juego de Inglaterra al comienzo del partido. Sé que lo que voy a decir va a parecer un chiste mirando al resultado, pero creo que éste no fue demasiado prometedor.

Empezó incluso mejor Panamá, con un fallo de Stones en la salida del balón, algo que se vería después y que es uno de los pocos puntos flojos que le hemos vistos a los Three Lions en estos dos partidos. El error acabó en nada cuando el bueno de Godoy decidió mandar el balón a las nubes. Ese primer tramo del partido es quizá el único del que se puede sacar algún tipo de conclusión porque a los 20 minutos todo estaba ya resuelto. Lo estaba además sin necesidad de recurrir a esa nueva religión del buen juego sino recuperando las viejas costumbres: el balón parado. Primero Stones, de cabeza, quedándose sólo en uno de los córners peor defendido en la historia de los Mundiales, después Kane, anotando un penalti cometido a Lingard.   

 

Hernán Dario Gómez, entrenador de Panamá y un tipo con una vida que encaja perfectamente en la categoría de novela, no es un recién llegado a esto del fútbol. Es la cuarta vez que pisa un mundial en calidad de preparador (Colombia primero, Ecuador después). Habiendo estado en un equipo en el que disparaban a un central tuyo por meterse un gol en propia puerta, imagino que una goleada en contra es algo que puede soportar tranquilamente. Más todavía cuando es la primera vez que el país centroamericano llega a la fase final de un mundial y eso hace que allí todo el mundo esté encantado. Desde los políticos a los tenderos. Supongo que eso le hizo no tener muchos reparos para abrir sus líneas e irse a por el partido.

El problema es que Panamá es un equipo muy limitado, con tanto entusiasmo como capacidad para cometer errores. Especialmente defendiendo el juego a balón parado, disciplina en la que los ingleses les destrozaron. El tercer gol británico fue, de hecho, una excepción. La única jugada verdaderamente reseñable en toda la primera parte. Una bonita combinación en la frontal del área entre Lingard y Sterling que el primero se encargo de anotar de tiro lejano. El resto, más de lo mismo. Nueva jugada ensayada de los de Southgate que culmina Stones de cabeza y nuevo penalti anotado por Kane. Los panameños, incapaces de defender a los ingleses, optaron por derribarles en el área con el uso de las artes marciales.

5-0 en la primera parte es un resultado lo suficientemente contundente como para que la segunda sea básicamente intrascendente. Mas si cabe cuando a los diez minutos de la reanudación Kane había puesto el sexto en el marcador (tocando un disparo lejano de otro compañero y desviando la trayectoria). Pues no. El fútbol es tan maravilloso que hay sitio para todo y para todos. Si uno es capaz de abstraerse de las cifras, los títulos y esa querencia moderna por la grandilocuencia, resulta que hay más dimensiones. Resulta que es posible encontrar alegría en esquinas que pensabas que no existían.

A falta de diez minutos para el final, cuando el partido se había transformado en un ejercicio de especulación por un lado y de un quiero y no puedo por el otro, llegó el milagro. El gol de Panamá. Un gol que probablemente estaba deseando que llegase hasta los propios aficionados ingleses. Un gol que se celebró en la grada panameña como si fuese el primero de toda la historia que su selección marca en la fase final de un Mundial. Lo marcó su capitán, Baloy, enganchando, un saque de falta lateral y ningún panameño se olvidará ya de ello. Era imposible no sacar una sonrisa viendo a esa gente festejar el momento. Habían ganado. A su manera, pero habían ganado.

Inglaterra llega al partido más difícil del grupo, contra Bélgica, con la clasificación en el bote. Dan ganas de ver a esta renovada Inglaterra frente a un equipo que le ponga las cosas difíciles pero me temo que para eso tendremos que esperar hasta los cruces. Mientras tanto, en el campamento de Southgate, volverá a reinar la tranquilidad y el optimismo. No tienen motivos para que sea de otra forma.

Se hace llamar "escritor intruso", pero ya se está convirtiendo en escritor de cabecera. Alimentó un blog en torno al Atleti (“Y los sueños, sueños son”) desde 2007 a 2017 así como otros blogs clandestinos sobre música, cine, series y política. Además, es compositor, cantante, guitarrista y teclista de los 'Happy Losers'. También ha publicado discos en solitario bajo el pseudónimo de Lukah Boo. Entre otras rarezas tiene un título de Ingeniero Industrial firmado por el Rey.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies