¡Síguenos!

NBA

Más penas para los Warriors: Curry se rompe la mano

En una jugada fortuita cayó sobre él Baynes, de 118 kilos. Todavía no se sabe si tendrá que pasar por el quirófano.

La rotura de mano sufrida por el base Stephen Curry en el partido de este miércoles ante los Suns de Phoenix es un nuevo golpe para las aspiraciones de Golden State, que tampoco puede contar por el momento con Klay Thompson, lesionado en las pasadas finales. Los Warriors confirmaron la rotura a la espera de nuevas pruebas médicas que determinarán si es necesario pasar por el quirófano.

A ocho minutos y medio del final del tercer cuarto, con los Suns en franca ventaja de 83-54, Curry hizo una entrada por la izquierda y atacó la canasta entre el alero Kelly Oubre Jr, que le seguía, y el pívot australiano Aron Baynes, que le esperaba parado en la zona. Curry saltó entre ambos y el contacto le hizo caer de cabeza; apoyó las manos y en ese instante se le vino encima del brazo izquierdo Baynes, de espaldas, que le aplastó la mano. Baynes mide 2,08 m y pesa 118 kilos.

Curry se quedó tendido en la cancha unos segundos con gestos de dolor y luego se incorporó ayudado por sus compañeros. Con sonrisa de circunstancias, se encaminó hacia los vestuarios y poco después el club informó de la rotura de la mano izquierda.

Los Warriors perdieron el partido por 110-121. En el primer cuarto los Suns acumularon una ventaja de 14-43 de la que el equipo californiano no logró recuperarse. Una victoria y tres derrotas es el triste balance de los Warriors, campeones en 2015, 2017 y 2018.

Su principal baja hasta ahora —además de la marcha de Kevin Durant a los Brooklyn Nets— era la de Klay Thompson, que se rompió el ligamento cruzado de la rodilla izquierda en el sexto partido de las finales de 2019, en las que los Warriors cayeron ante los Raptors de Toronto.

Otros protagonistas de la jornada de la NBA, aunque más felices fueron los Sixers de Filadelfia, que hicieron lo necesario para mantenerse invictos en lo que va de temporada. Eso sí, su jugador estrella, el pívot camerunés Joel Embiid, puso la nota negativa de la jornada al protagonizar una pelea que le costó la expulsión del campo. Los de Filadelfia lideraban 75-55 en el tercer cuarto cuando Embiid y Towns, cuya enemistad es conocida, se entrelazaron en una pelea que acabó con ellos fuera de la pista.

Embiid lideró el ataque con 19 puntos y protagonizó una pelea con el pívot dominicano Karl-Anthony Towns, en la victoria de los Sixers por 117-95 sobre los Timberwolves de Minnesota. Los Sixers (4-0) se mantienen sin conocer la derrota en lo que va de la temporada.

Dentro del juego individual, el escolta James Harden brilló en la victoria de los Rockets en Washington. Harden, que anotó 18 de 32 tiros de campo, logró 59 puntos, incluidos dos tiros libres cuando restaban dos segundos para concluir el tiempo reglamentario (158-159). El escolta MVP de los Rockets aportó 38 puntos en la segunda mitad del partido, con 21 en el tercer cuarto y 17 en el último.

Los 317 puntos combinados es la anotación mayor que se da un partido de la NBA que se decide por sólo uno de diferencia.  Los Wizards empataron la marca de más tantos anotados por un equipo derrotado. Los Nuggets de Denver también anotaron 158 puntos en la derrota que sufrieron ante los Warriors, el 2 de noviembre de 1990.

El ala-pívot Pascal Siakam anotó 30 puntos, incluidos 19 en el tercer cuarto, y base Kyle Lowry aportó 20 en el triunfo de los Raptors de Toronto, que ganaron 125-113 a los Pistons de Detroit. Los campeones defensores, los Raptors (4-1), sumaron su cuarta victoria en cinco juegos en inicio de temporada.

El base Mike Conley aportó 29 puntos —18 en el tercer cuarto— y los Jazz de Utah (4-1) vencieron 110-96 a los Clippers de Los Ángeles, quienes perdieron por segunda vez con el alero estrella Kawhi Leonard.

Otro base que cambió de equipo como Conley, Kemba Walker, aportó 32 puntos como líder encestador de los Celtics de Boston, que superaron 116-105 a los Bucks de Milwaukee.

Los Celtics mejoraron su marca de inicio de temporada a 3-1, mientras que el alero Gordon Hayward aportó doble-doble de 21 tantos y 10 rebotes.

El base Damian Lillard tuvo doble-doble de 23 puntos y 13 asistencias y llevó a los Trail Blazers de Portland a vencer de visitantes 99-102 a los Thunder de Oklahoma City.

En un partido de revancha de postemporada de la primera ronda del año pasado entre ambos equipos, un triple de Lillard dio la victoria a los Trail Blazers en el quinto juego y ganaron la serie.

El ala-pívot lituano Domantas Sabonis, hijo del mítico Arvydas, consiguió 29 puntos con los Pacers de Indiana, que obtuvieron su primera victoria de la temporada al vencer 108-118 a los Nets de Brooklyn.

Tristan Thompson aportó doble-doble de 23 puntos y 10 rebotes y los Cavaliers de Cleveland (2-2) derrotaron 117-111 a los Bulls de Chicago.

El pívot montenegrino suizo Nikola Vucevic logró también un doble-doble como director del ataque de los Magic de Orlando que vencieron 95-83 a los Knicks de Nueva York.

Para los Magic la victoria les permite poner su marca con números iguales de 2-2 en el inicio de la nueva temporada.

El ala-pívot novato P.J. Washington anotó 23 puntos con los Hornets de Charlotte, que vencieron 111-118 a los Kings de Sacramento, que siguen sin ganar en lo que va de la nueva temporada.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en NBA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies