¡Síguenos!

Series

Quiten de ahí a esa loca

Quizá Juego de Tronos sea menos fantasía de lo que pensamos. Quizá tenga más que ver con la realidad. Que se lo digan a Daenerys.

Atención. El siguiente artículo contiene spoilers del último capítulo, de la octava temporada y de la serie en general. Avisados quedan.

Érase una vez una khaleesi. Érase una vez una mujer que anhelaba el Trono de Hierro, pero que antes de cruzar el Mar Angosto quiso consolidarse como líder. Érase una vez una Daenerys que era una gorbenante justa, rompedora de cadenas y que no pasaba las ciudades conquistadas por fuego y sangre, sino que sus catapultas lanzaban los collares de los liberados de la Bahía de los Esclavos para que sus ciudadanos se rindieran. Y se rendían.

Siete temporadas construyendo al personaje que iba a llevar una nueva forma de gobernar a Poniente para destruir el arquetipo en los últimos cinco capítulos. Porque, claro, una cosa es jugar a las casitas lejos y otra diferente querer ocupar el Trono de Hierro.

La decadencia del personaje de Daenerys ha sido notorio a lo largo de toda esta temporada. Nos han metido tanto por los ojos los destellos de histeria en su mirada, los celos por la admiración que despierta Jon y las inseguridades de saberse sola y no querida en una tierra que le es extraña que su ataque de locura en Desembarco del Rey no es un giro argumental en la trama. Es un paso más para decirnos que Daenerys, mala. Y Jon, bueno, claro.

Aclaro aquí que no es esto una crítica al argumento o al quinto capítulo de esta última temporada. La crítica es al recurso que la serie ha utilizado para quitarse a Daenerys de en medio: la de desligitimar el poder (sobre todo el poder femenino) mediante la locura. Porque mientras ella pierde razones con cada bocanada de fuego que manda lanzar a su dragón, Jon va ganando enteros. Porque el Juego de Tronos se va a resolver entre los dos y hay que dejar bien claro quién es el Targaryen bueno. El recurso es tan burdo y tan evidente que sorprende que haya sido utilizado en Juego de Tronos, la serie de los personajes ambiguos, en la que no existe el bien o el mal absoluto, en la que cada paso tenía una justificación y que no se basaba en la normatividad moral.

Eso se acabó. Si todavía había algún fan que quisiera a Daenerys en el Trono de Hierro habrán abandonado hoy la idea. Sólo hay un camino, el discurso es único y se llama Jon. La serie nos ha privado de una lucha en buena lid entre los dos o de un correinado que ya parece imposible. Al final se ha optado por un «aparta de ahí a esa loca». Y es que quizá Juego de Tronos sea menos fantasía de lo que pensamos. Quizá tenga más que ver con nuestra (triste) realidad. 

4 Comments

4 Comments

  1. victor martín marron

    15/05/2019 at 09:31

    Pues claro, prometo prometo pero cuando ya tienes el poder… Se te va la olla.

  2. ANTONIO M.

    15/05/2019 at 14:38

    El artículo además de interesadamente feministas. No acepta la premisa de que el poder corrompe. Las ansias de poder desgastan y que la chica ya quiso hace un par de temporadas darle fuego a todo, y la «pararon». El giro sin gustarme x lo repentino es asumible. Y esta serie ha dejado claro que hay mujeres y hombres malos y punto. Dejé de meter con calzador el rollo feminista, por favor.

  3. Alarma

    16/05/2019 at 20:31

    Y si ella no está sobre el dragón???

    Ahí lo dejo…

  4. Lucas

    17/05/2019 at 00:15

    En efecto Sandra , una triste realidad, Daenerys no puede estar loca ,ni envidiosa de que aparezca un legitimo rey , no ,ella no , ella es mujer , no jodamos. Pero un rey , apodado el rey Loco y asesino, eso si ,un señor que despellejaba a la gente viva como Ramsay Nieve y a la que una valiente mujer hace que se lo coman sus perros también , esa heroína,Sansa, que permitió con su desdén que ¡¡ decapitasen a su padre !!. Puede haber una cantidad innumerable de hombres traidores a los que la joven Daenerys quema como justa respuesta , un malvado e incestuoso asesino de reyes bipolar como Jaime Lanister , un enano que no enana , vicioso y putero ,personajes tarados y asesinos sin escrúpulos como el perro , Bronn, Petyr Baelish , Beric o Euron Greyjoy ,¡¡eran hombres!!, pero no jodamos , no nos vale con que Aria mate al rey de la noche y salve al mundo de los vivos , que Sansa pese a la chorradilla de la muerte de su padre pueda reinar en el norte y hasta en los 7 reinos ,lo malo , lo jodido , no es que alguien se vuelva loco cuando ve que le pueden legalmente quitar el poder , que alguien con sed de venganza haga locuras, no , lo jodido es que sea una mujer , ¡¡¡ como se han atrevido !!!…

Leave a Reply

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Series

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies