¡Síguenos!
Alex Granell, capitán del Girona. ZUMAPRESS.com / Cordon Press

Fútbol

Crónica de un descenso anunciado

Como es lógico, entre los aficionados catalanes imperaba el sentimiento y no la estadística. Esta semana sirvió para asimilar lo que hoy se confirmó.

El último fin de semana de este curso liguero estuvo libre de transistores y microinfartos entre las aficiones implicadas en la batalla por no bajar a Segunda. Las matemáticas decían que el Girona aún tenía posibilidades de salvación. Sin embargo, estas eran menos que mínimas. El cuadro gerundense no sólo debía de ganar en Mendizorroza y esperar a que el Celta perdiese en casa ante el Rayo, sino que también tenía que remontar el goal average general de menos seis goles en contra con el que partía de inicio. Como es lógico, entre los aficionados catalanes imperaba el sentimiento y no la estadística… Pero esta semana sirvió para asimilar lo que hoy se confirmó.

 

 

El Girona es equipo de Segunda división. Verdaderamente lo fue nada más acabar el choque de Montilivi contra el Levante, sólo que hoy se hizo oficial. La crónica del hundimiento gerundense se escribió a falta de una jornada para el final de Liga. Con Rayo y Huesca ya descendidos, hasta cinco clubes estaban inmersos en una lucha sin cuartel por evitar la posición de descenso a Segunda vacante. La victoria del Levante sobre el Girona en la penúltima fecha del calendario clarificó la tabla: los granotas sellaron la permanencia junto a Villarreal y Valladolid, mientras que el Celta puso un pie y tres cuartos del otro en Primera. El gran damnificado fue el conjunto catalán. Las lágrimas a pie de césped del capitán Àlex Granell, gironí de nacimiento, o la rueda de prensa con la voz entrecortada de Eusebio Sacristán reflejaban el dolor de una provincia que debutó en la máxima categoría del fútbol español hace dos temporadas.

Para creer en el milagro de la permanencia, primero había que ganar en Mendizorroza. Lejos de eso, el cuadro gerundense cayó derrotado por 2-1 ante el Alavés. Un triste desenlace para un Girona que, desde que venciera en Butarque el pasado 16 de marzo, solamente ha sumado tres de los últimos treinta puntos de la competición. El descalabro ha sido total. Nadie hubiera imaginado este final para un equipo que puntuó en el Camp Nou y venció en el Santiago Bernabéu. No es fácil adivinar las razones detrás del desplome del Girona. Probablemente haya influido la personalidad sosegada de Eusebio, incapaz de inyectar una energía diferente a un vestuario que iba en caída libre.

La dirección deportiva del club también queda señalada. Pese a la dinámica negativa que arrastraba el equipo, Quique Cárcel apostó decididamente por no mover el banquillo. La decisión no ha podido resultar más desafortunada. Aunque no es sólo eso. En las ventanas de fichajes de verano e invierno apenas varió la configuración de la plantilla. Las apuestas estivales por Seydou Doumbia y Patrick Roberts no han funcionado y al final las noticias más agradables del curso han sido las irrupciones desde el Peralada de los jóvenes Pedro Porro y Valery Fernández. A todo esto, muchos aficionados del Girona se preguntan para exactamente qué ha servido el acuerdo de colaboración con el Manchester City. El descenso del conjunto gerundense cierra un año nefasto para el fútbol catalán. Sólo esta temporada, el Reus Deportiu ha desaparecido y el Nàstic de Tarragona ha bajado a la Segunda B.

La otra cara de la moneda han sido los equipos salvados: dos destinados a sufrir, Valladolid y Levante, y dos que a principios de temporada tenían las miras más elevadas, Celta y Villarreal. De los cuatro afortunados, es el Celta quien más agradecido debe sentirse con Dios. O con Iago Aspas. El cuadro vigués ha sumado seis de los últimos quince puntos y despidió el curso empatando in extremis a dos ante un Rayo ya descendido. Un balance negativo para un equipo que fió su destino a los desaciertos de los rivales. En cualquier caso, el plan le salió de maravilla. Finalmente, el Celta terminó decimoséptimo, el Valladolid decimosexto, el Levante decimoquinto y el Villarreal decimocuarto.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies