¡Síguenos!
Suiza
Suiza I CORDON PRESS

Mundial Rusia 2018

Después de la guerra, el fútbol

Esta noche (20:00), se juega más que un partido. En el origen de muchos jugadores suizos está la guerra de los Balcanes y una profunda animadversión hacia Serbia.

Vivimos en un tiempo en el que la palabra refugiados está en boca de todos. Aunque esto es algo que no viene de ahora. Personas que escapan del infierno que viven en sus países de origen ha habido siempre y, desgraciadamente, las seguirá habiendo. Luego está la responsabilidad moral de quienes empatizan con el dolor humano o los que se escudan en intereses de mercado. En este Mundial de Rusia, una camada de refugiados balcánicos que fueron acogidos por el gobierno suizo, en tiempos de guerra entre Albania y Serbia con Kosovo de por medio, tendrán la oportunidad de “vengar” sus heridas del pasado. El fútbol a veces te brinda este tipo de revanchas.

Xherdan Shakiri, Blerim Džemaili y Valon Behrami, antes de piezas fundamentales en el engranaje de la selección suiza, fueron tres niños con un simplísimo denominador común: ninguno nació en Suiza. Los jugadores de Stoke, Bolonia y Udinese, junto a miles de familias, llegaron al país helvético como consecuencia de una amenaza de “limpieza étnica” que el entonces presidente de Serbia, Slobodan Milosevic, pretendía llevar a cabo sobre los ciudadanos de Kosovo, la tierra de nacimiento de estos tres mundialistas que, al igual que los tantísimos refugiados que vemos todos los días por la tele, fueron unos sin nombre más en busca de algo tan simple como una vida en paz.

El tío de Valon Behrami, Qaush, ha reconocido que su sobrino tendrá “una motivación especial para el partido porque sus padres fueron despedidos y después perseguidos cuando Kosovo era una provincia de Serbia”. Recientemente, Xherdan Shaquiri, que en 2012 no celebró un gol contra Albania por ser el país en el que se había criado con su familia antes de emigrar, publicó en su cuenta de Instagram una fotografía de sus dos botas, una con la bandera de Suiza y otra con la bandera de Kosovo. Una simple imagen que incendió las redes sociales y provocó el enfado y posterior respuesta del delantero centro serbio Aleksandar Mitrovic: “Si ama tanto Kosovo, ¿por qué no juega con su equipo?”.

El caso del joven Granit Xhaka es diferente ya que nació en el país helvético un tiempo después de que sus padres emigraran huyendo de la guerra. Su compromiso con la causa albanesa, pese a no ser albanés de nacimiento, es firme. El talentoso cerebro del Arsenal celebró con lágrimas en los ojos la clasificación de Albania para la Eurocopa 2016; siempre mostró deseos de vestir su camiseta pese a optar finalmente por jugar con Suiza. El padre de Xhaka fue encarcelado durante el gobierno de Milosevic y huyó a Suiza junto a su familia nada más ser liberado, tal y como ha reconocido su primo Agon, jugador del Pristina FC, el club de la capital kosovar al que Granit ha financiado con dinero de su propio bolsillo. El otro de los hermanos Xhaka, Taulant, es internacional por Albania y en 2014 se fotografió junto a un escudo del Ejército de Liberación de Kosovo, una organización considerada en algunos países como terrorista.

También están los casos de los internacionales Mario Gravranovic, Haris Seferovic y Josip Drmic, los tres nacidos en Suiza y con familias de origen croata. Mientras que el seleccionador nacional suizo, Vladimir Petkovic, es nacido en Sarajevo y tuvo que abandonar su Bosnia natal cuando el conflicto estalló. Los hijos de la guerra que ahora visten la camiseta del país neutro por excelencia jugarán ante Serbia un partido en el que las piernas podrán fallar pero el corazón no, de esos en los que el jugador juega más que para un equipo, y por mucho que luego lo nieguen, para una causa. El enfrentamiento está servido.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies