¡Síguenos!
Devil May Cry

Videojuegos

Devil May Cry 5 regresa tan fuerte como siempre

Las aventuras de los cazadores de demonios vuelven a convertirse en la referencia del ‘hack and slash’ en su quinta entrega.

Mucho tiempo había transcurrido desde la última entrega de la saga Devil May Cry y, si obviamos el spinoff que llevó a cabo Ninja Theory y que tuvo sus luces y sus sombras, los fans tenían ganas de volver a seguir disfrutando de las divertidas y estrambóticas aventuras de Dante y compañía. 

Resulta comprensible que se genera una tremenda expectación cuando se anunció que la saga volvería para las consolas de actual generación y PC y hay que decir que éstas se han cumplido con creces e incluso un poco más allá porque Devil May Cry 5 puede llegar a competir de tú a tú con algunas de las mejores entregas de la franquicia y rivalizar con los mejores exponentes del ‘hack and slash’ hasta la fecha.


Una línea continuista


Lo primero de todo que hay que decir es que Devil May Cry 5 sigue lo que se ha podido ver en anteriores entregas y más allá de la propia idiosincrasia de la franquicia, continúa lo ocurrido en la cuarta parte (obviando el spinoff de Ninja Theory) con la siempre socorrida invasión demoniaca frente a la que nuestros héroes serán la última esperanza a la hora de evitar el Fin de los Tiempos.

No es extraño pensar que, como todo ejemplo de juego que tenga un número ya abultado como el que estamos hablando, se recomienda encarecidamente el haberse pasado las entregas anteriores y ésta no es una excepción, con el bonus de encontrarnos que hay packs recopilatorios en la actualidad de todas las andanzas de Dante y Nero que se han publicado hasta la fecha.

No obstante, Capcom ha hecho una gran labor a la hora de publicar un tráiler en el que se nos desgrana todo lo ocurrido hasta el momento y en el propio Devil May Cry 5 nos encontramos con un resumen algo más amplio que el del propio tráiler y que viene a cumplir la misma función, que no es sino ponernos en antecedentes antes de disfrutar de esta alocada aventura que nos llevará completarla por encima de las diez horas dependiendo de nuestra habilidad aunque cuando el juego empieza realmente es cuando vamos desbloqueando habilidades en múltiples pases con la dificultad adecuada.


Una trama desde tres puntos de vista


Capcom había tomado la decisión creativa de recurrir a algo distinto para su debut en la actual generación y ese proceso bien madurado nos ha deparado una historia que puede no sea el Olimpo de la creatividad videojueguil, pero que cumple con creces a la hora de ofrecernos un espectáculo trepidante, divertido y en el que no nos faltarán los habituales giros de guión que parten de la base de la aparición de un extraño árbol demoniaco que ha echado sus raíces en Red Grave City y es la fuente de todos los males que suceden a continuación..

Curiosamente, Devil May Cry comienza con lo que podríamos considerar el punto álgido del juego como es el enfrentamiento contra cierto Rey Demonio y, es a partir de ese instante cuando habrá que retroceder hasta el punto de partida, donde este recurso cinematográfico que le sienta muy bien a este título.

No obstante, la introducción de tres perspectivas distintas para contarnos su historia es la principal novedad argumental que posee DMC 5, puesto que al imprescindible Dante y al joven Dante se les unirá el misterioso V, que tiene un estilo totalmente distinto a los otros cazadores de demonios basado en tres espíritus (familiares) que hacen el trabajo sucio por él y que supone un interesante complemento al excelente y sólido gameplay que es seña de identidad de la casa.

Pese a que la dificultad del juego ha pegado un bajón considerable en relación con el pasado de la saga y es lo que le convierte en un juego más accesible para los no tan capaces del género ‘hack and slash’, Devil May Cry 5 sigue siendo un desafío cuando nos vemos exigidos en posteriores pases, donde los muy habituales jefes que pululan por los distintos niveles llegan a ser un verdadero quebradero de cabeza.

Acabar con legiones de engendros demoniacos nunca ha sido la meta definitiva de la saga sino hacerlo, pero con estilo para llegar a conseguir la máxima puntuación que nos permitirá desbloquear más habilidades de nuestros héroes y es que cuando los manejemos, tendremos que echar mano de todo el arsenal de artilugios para que la escabechina que realicemos sea total y sexy, pudiendo incluir incluso una motocicleta muy particular que es una de las mayores ilusiones de Hideki Itsuno, creador de la primera entrega y que nunca había podido ser utilizada por limitaciones de hardware.


Un entorno vistoso


Dentro de las numerosas cosas que Capcom está realizando bien en esta generación ha sido el desarrollo de su motor gráfico RE Engine, del que hemos tenido fabulosas exhibiciones tanto en un Resident Evil 7 en primera persona como en un Resident Evil 2 Remake que apostaba por una visión en tercera persona y por encima del hombro.

En ambos casos quedó de manifiesto que la apuesta había sido extraordinaria y por este motivo nos quedamos más que convencidos cuando se anunció que Devil May Cry 5 seguiría esa misma línea al usar esta solución gráfica, circunstancia que ha demostrado ser todo un acierto.

Se puede afirmar que el paso del tiempo y la nueva generación nos ha permitido disfrutar del mejor juego de la saga a nivel gráfico, con un nivel de detalle tanto en personajes como en escenarios realmente asombroso y donde todo se recrea a las mil maravillas, incluso cuando estamos de zonas totalmente desoladas por el cataclismo demoniaco y en las que la dirección artística y su aplicación en el juego nos ofrecen un espectáculo visual de primer orden, que aumenta exponencialmente con todos los efectos y partículas que se producen en los frenéticos combates.

Hemos jugado a Devil May Cry 5 en versión PS4 Pro y es indudable que el resultado es fantástico, con una tasa de frames que se mantiene como una roca en los 60 por segundo y que permite que la experiencia de manejar a los distintos protagonistas sea de referencia para el género, con especial atención a una resolución 4K en la que se saca todo el partido al juego.

Igualmente hay que destacar que la música cumple con creces gracias a su contundencia habitual y es muy divertido ver cómo se incrementa su intensidad según vamos encadenando mejores combos en los combates, con el consiguiente subidón de adrenalina que aporta.


Conclusiones


Después de más de una década sin ninguna entrega de la saga a excepción del spinoff que se publicó por Ninja Theory, hay que subrayar que Capcom ha vuelto a dar en la diana tal como sucediera con la revitalización de las sagas Resident Evil y Monster Hunter, dos franquicias exitosas a las que hay que unir la protagonizada por Dante y compañía en este Devil May Cry 5.

Este ‘hack and slash’ ha regresado con todo el ímpetu que se le presupone por su frenético desarrollo con una historia que cumple con la novedad de un personaje como Nico que tiene un gran potencial para la franquicia. En DMC 5 hay que recurrir a tres personajes distintos le sienta genial para aportar un extra de agilidad al ya de por sí formidable sistema de combate que premia múltiples recorridos para sacarle el máximo partido y que tendrá más contenidos en el futuro como es la actualización gratuita “Palacio sangriento” que se estrenará en abril.

Gracias a todo lo anterior, este Devil May Cry 5 se sitúa en los puestos de privilegio del género en la presente generación y también como uno de los potenciales mejores títulos de este 2019, que ha comenzado con muchísima fuerza.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Videojuegos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies