¡Síguenos!
Cristiano, con la línea roja en apoyo a la campaña de la ONG WeWorld Onlus. imago/Gribaudi/ImagePhoto

Feminismo

Día contra la violencia de género, otra oportunidad perdida

¿En serio es tan difícil organizar una campaña conjunta? Hemos perdido otra oportunidad. Y no sólo es una pena, sino también una vergüenza.

Todos los jugadores de todos los equipos de la Serie A de la liga italiana, los cuerpos técnicos y los árbitros se han pintado este fin de semana una línea roja en la cara como apoyo a la campaña de la ONG WeWorld Onlus porque este domingo es el Día Internacional contra la violencia de género. Todas las mujeres en todo el mundo la sufren en mayor o menor medida, con mayor o menor intensidad. Física o psicológica. Desde el acoso, el menosprecio, la desigualdad salarial, hasta los abusos y los asesinatos en el último y pavoroso escalón. En nuestra Liga, que se autoproclama como “la mejor del mundo”, sólo ha habido un par de iniciativas aisladas.

Los jugadores del Athletic de Bilbao, por ejemplo, se fotografiaron con una pancarta antes del partido ante el Getafe con el lema: “No soy tuya, soy mía”. El Sevilla y el Valladolid también lo hicieron junto a una en la que se leía: “No a la violencia de género”. El Rayo Vallecano publicó en sus redes sociales un vídeo de jugadores y jugadoras contra la violencia machista con frases como “no mires para otro lado”. Y ya está. Poco más.

Ayer, una mujer de 44 años era asesinada por su ex pareja en Huesca, elevando a 45 la cifra oficial de mujeres asesinadas a manos de hombres en nuestro país. El miércoles el director del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Castells, explicó ante los medios que en el centro de referencia para los daños por violencia sexual de la ciudad de Barcelona, este año ya han atendido a 351 personas, un 33% más que el pasado, el doble que en el 2005. A finales de año creen que alcanzarán los 400. Solo en Barcelona. El 91,5% de las agredidas son mujeres, el 8,5% hombres. Todos los agresores son hombres.

Las estadísticas son aterradoras, el problema de primer orden, pero en nuestro fútbol son solo algunos clubes de manera individual los que han decidido alzar la voz. ¿En serio es tan difícil organizar como en la Serie A una campaña conjunta? ¿De verdad es tan complicado convencer a todos los equipos para que salgan a jugar con algún tipo de referencia contra la violencia machista? Al parecer sí. Porque desde el CSD ya se intentó hace unos años y no hubo consenso.

El fútbol es el deporte más mediático y seguido en nuestro país. Cualquier gesto sería bienvenido porque para erradicar la violencia machista es necesario, urgente, ser conscientes de la magnitud del problema, que sepamos que es prioritario erradicarlo y para ello visibilizarlo es un primer paso. El escaparate del fútbol es global, pero no hay manera, no se lo están tomando en serio. Hemos perdido otra oportunidad. Y no sólo es una pena, sino también una vergüenza.

Periodista. Feminista. No me toques las palmas que me conozco. Optimista por obligación, sigo pensando que me tocará el Euromillón. 25 años de profesión. Empecé en Marca cubriendo el Madrid con Mendoza y me vine a Barcelona con el Barça de Laporta. He vivido más Copas de Europa que Gento. Y qué bien me lo paso aunque no haya visto nadar a Phelps o correr a Bolt en vivo y en directo. Canto fatal, pero no me rindo. Porque el que canta, su mal espanta.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Feminismo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies