¡Síguenos!
Giroud y Kjaer charlan durante el partido | CORDON PRESS

Mundial Rusia 2018

Biscotto innecesario

Este biscotto, especialmente pastoso, más incluso que una galleta, no hubiera hecho falta porque en el otro partido, Australia cayó derrotada y no hizo los deberes contra Perú.

Cómo se dice biscotto en francés? Pues biscotto también, que literalmente significa galleta. Y eso que yo pensaba que la especialidad culinaria de los franceses eran las crepes, los macarons o incluso las tortillas. Pero cuando se trata de fútbol, no hay diferencias. Biscotto, en lenguaje deportivo, es sinónimo de amaño, de acordar con antelación el resultado de un partido. Aunque el término, evidentemente italiano, surgió en la hípica, cuando algunos jinetes dopaban a sus caballos con galletas que mejorasen su rendimiento.

En el partido entre Dinamarca y Francia, si lo hubo, los protagonistas actuaron muy bien. Bastante mejor en comparación al Dinamarca-Suecia disputado en la Eurocopa de 2004, que también empataron en el último encuentro de la primera fase, eliminando así a los italianos. Jugar al empate, aunque a las dos les sirviese para pasar a la siguiente ronda, es un riesgo. En este caso, lo era sobre todo para los daneses. Por eso, lo crean o no viendo el marcador final, la actitud de los jugadores no era precisamente propia de un biscotto (por lo menos, hasta los últimos minutos).

 

Deschamps quiso dejar las cosas claras antes del inicio del partido, no tenía ninguna intención de hacerse daño a sí mismo (pero tampoco a sus rivales). Repartió minutos y dosificó jugadores, dejó a seis de sus titulares en el banquillo. Algunos como Pogba y Matuidi, que estaban apercibidos, ni siquiera saltaron a calentar. Es suficientemente indicativo destacar que el disparo más peligroso de la Selección francesa llegó pasado el minuto 80. Aunque antes de eso, y ante el al tran tran de los franceses, incluso Dinamarca, que hasta ahora había hecho poco en el Mundial, se mostró algo superior futbolísticamente hablando (pero tampoco mucho).

El juego se resolvió con el primer 0-0 del torneo. Sin embargo, este biscotto, especialmente pastoso, más incluso que una galleta, no hubiera hecho falta porque en el otro partido, Australia cayó derrotada y no hizo los deberes contra Perú, que ya estaba eliminada. Pero si realmente no hubo biscotto, me preocupa todavía más. Me asombra, en cierto modo, ver a estas alturas que ningún candidato a levantar la Copa del Mundo haya demostrado su condición. Ni España, ni Francia, ni Argentina, ni Brasil, ni Alemania han manifestado con fútbol su favoritismo, todo lo contrario, más bien han decepcionado. Contra Dinamarca, los franceses tenían una nueva oportunidad para asustar al resto, un triunfo les hubiera convertido en los únicos aspirantes con pleno de victorias, pero parece que tampoco quieren ser favoritos. Aun así, no los querrán ver ni en pintura, por algo será.

Periodista vigués. No trabaja en el Daily Planet, ha estado en el decano de la prensa nacional y ahora va A la Contra, buscando siempre la mejor opción. Colabora con Radio Marca. Su debilidad no es la kryptonita, sino la Cultura y el Deporte, pero en el buen sentido. No vive en Smallville. Su nombre no es Clark Kent, tampoco es Superman, solo es periodista.

1 Comment

1 Comment

  1. Antonio López Lobeto

    26/06/2018 at 18:57

    Periodismo de calidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies