¡Síguenos!

Fútbol

Dybala, una joya para el Atleti

Tras una temporada decepcionante y ante la reconstrucción en torno a Cristiano que planea la Juve, el crack argentino se plantea salir. Simeone le espera

De repente La Joya ha perdido valor. Eclipsado o minimizado ante el glamour, los goles y la cantidad de flashes que rodean siempre a Cristiano Ronaldo. También ante el liderazgo del portugués que necesitó un parpadeo para despojarle del rol de máxima estrella que Paulo había pulido durante los tres años anteriores. La Joya es Paulo Dybala buque insignia de la Juventus que alcanzó la final de la Champions en Cardiff y que resultó pieza fundamental en los tres scudettos anteriores a la llegada del luso. Precisamente ha sido en este último cuando más descafeinada ha sido su contribución. Cuando las llaves del club fueron entregadas a Cristiano y la Vecchia Signora giró hacia la voracidad despiadada del 7. En esa ecuación la ascendencia de Dybala fue cada vez menor hasta el punto de imaginar una escuadra bianconera sin 10. Mientras tanto el argentino ha seguido palideciendo a la espera de que alguien le devuelva todo su esplendor.

No todos sonrieron en Turín aquel 10 julio del verano pasado. La Juventus hacía oficial el fichaje del delantero luso y una mueca se dibujaba en el rostro de Paulo. Su estatus en la plantilla había bajado de un plumazo por más que el fichaje de Cristiano supusiera un espaldarazo para alzar, por fin, la Orejona. Con ese objetivo, con el de reinar en Europa y dotar de mayor arsenal ofensivo a un equipo, ya de por sí, muy completo, todos se congratularon, al menos en público, de su llegada. El sudoku era para Allegri, encargado de encontrar un escenario en el que pudieran cohabitar y brillar todos sin restañar el equilibrio del que la Juventus había hecho bandera. Aunque el orden de los factores había saltado por los aires. Esta vez el bloque se ponía al servicio de la individualidad.


Una temporada desilusionante 


En ese intento por multiplicar efectivos y potenciar las cualidades de uno y otro Allegri tocó todas las teclas posibles. Dybala fue al inicio su comodín. El hombre que se desempeñaba en la mediapunta del 4-3-1-2 o en el extremo derecho de ese 4-3-3 con el que el argentino y el portugués partían de los costados mientras Mandzukic se peleaba con los centrales. El técnico italiano lo probó también como falso 9 como máxima referencia ofensiva acercándolo al área para que con su regate, su uno contra uno y su visión de juego sirviera para servir el gol a Cristiano o Douglas Costa. Tanto cambio de rol terminó por descolocar al propio Paulo que no perdió su lugar en el once titular pero sí peso específico en su ascendencia sobre el juego bianconero. La pelota ya no mejoraba cada vez que el balón pasaba por sus pies, el juego no se aceleraba y sus acciones empezaban a ser cada vez más intrascendentes.

Esa intrascendencia se explica mejor con números. Apenas 5 goles  y 6 asistencias en una Serie A que la Juventus lleva dominando con puño de hierro varios años. Lejos, muy lejos de los 22 goles y 5 asistencias respectivamente con que había terminado la temporada anterior. Al argentino siempre se le reprochó que le faltaba por dar un paso adelante en los grandes partidos, especialmente cuando se encendían los focos de la Champions. La pasada temporada, la mejor en cuanto a cifras goleadoras desde que viste de Bianconero, terminó con un único gol (marcó 26 a lo largo de la temporada) en la máxima competición europea. Este año intentó quitarse pronto esa espina y ejerció de líder en la segunda jornada de la fase de grupos, frente al Young Boys, ante la ausencia del sancionado Cristiano (había sido expulsado en Valencia). Ese día firmó un Hat-Trick con el que se desquitó de no jugar ni un minuto en la primera jornada en Valencia.

Fundamental volvería a ser en Old Trafford para que la Juventus ganara allí gracias a un solitario gol suyo y los italianos encarrilaran la clasificación a octavos. Antes de las eliminatorias directas volvió a ver puerta frente a los suizos del Young Boys. Pero llegados a la fase del KO de nuevo la intrascendencia. Ningún gol en su cuenta, llegó a perder el puesto de titular en beneficio de Bernardeschi (tanto en la vuelta contra el Atleti y la ida frente al Ajax) y terminó lesionado en la dolorosa derrota ante los Ajacied. Ese día además, Paulo lucía el brazalete de Capitano. Después del encuentro tuvo que salir ante las numerosas críticas recibidas por su decepcionante temporada. Esto dejó escrito en su instagram: «Los capitanes sufren aún más las derrotas. Las pasan lentamente, en silencio. El dolor pasará, pero lo más lindo del deporte es que siempre hay otro trofeo, otra copa, otra temporada. ¡Vamos!». Está por ver si es vestido de blanco y negro.


Otro principito para Simeone 


Hace unos días, tras confirmarse la salida de Griezmann del Atlético de Madrid el Cholo Simeone decía: «Es muy difícil apostar por un crack hecho; no lo vamos a buscar. Buscaremos un jugador como Griezmann cuando vino de la Real Sociedad». Con 200 millones en la cartera y la necesidad de encontrar un figura que lidere el próximo proyecto la entidad rojiblanca puede salir al mercado a buscar algo más que el Griezmann de la Real Sociedad. Y ahí emerge el nombre de Dybala. Antes de la llegada de Cristiano a la Juventus el argentino fue la pieza angular de ese 4-4-2 en el que él aparecía como segundo punta, mientras un delantero (Mandzukic o Higuaín) fijaba a los centrales. De algún modo se le podía considerar el Griezmann de la Vecchia Signora en esa etapa porque disfrutaba de libertad posicional, tenía responsabilidad en la gestión del juego para asociarse y acelerar la jugada en tres cuartos, con la ascendencia suficiente para capitalizar el carril central del ataque, ir y venir, detectar las necesidades de su equipo.

Eso también lo vio el Cholo (y toda Europa) en la temporada 2017/18, en la que Dybala se convirtió en el último escalón, el previo al gol, de una escalera que se iniciaba en los centrales, seguía en Pjanic y culminaba el argentino. En el Atleti, donde la fase ofensiva del juego nunca se ha caracterizado por amasar mucho la pelota, los Koke, Rodri y compañía encontrarían con Paulo un apoyo en tres cuartos para aclarar la jugada y o bien finalizar el mismo o filtrar el pase al delantero. Explotar su uno contra uno  partiendo desde el perfil derecho y dejando el carril para el lateral es otra de sus grandes virtudes. Queda por ver su compromiso defensivo o cómo encajaría en los rigurosos planes de trabajo del Profe Ortega, aunque viniendo de Italia esto no debería ser un hándicap. Más dudas puede despertar su capacidad de liderazgo y si es el jugador idóneo para capitalizar un proyecto como el del Atlético. Por edad (25 años) y tras conocer la exigencia de la Juventus no debería asustarle esa responsabilidad.

Quizá la primera consecuencia de que Allegri entregara la Juve a Cristiano Ronaldo, de que el equipo girara hacia posiciones y planteamientos que beneficiaban tanto al portugués para explotar sus virtudes opacó las de Dybala, porque el juego se hacía más directo en los escenarios donde hasta entonces el tempo lo dominaba el argentino. No haber sacado el máximo rendimiento a esa sociedad es uno de los debes que se le puede apuntar al técnico italiano en esta temporada y que muy probablemente ha impedido a la Juve luchar por la Orejona hasta el final. Con Cristiano convertido ya en el jugador franquicia de los bianconeros y con la marcha de Allegri tras un ciclo tan exitoso parece evidente que el equipo se construirá aún más alrededor del portugués. Y ahí el encaje con Dybala resulta muy complicado porque los dos pisan los mismos terrenos pero a diferentes velocidades. Todo ello reafirmado con las palabras de su hermano, Gustavo Dybala, en Radio Impacto (Argentina): «Hay posibilidades de que Paulo se vaya de la Juventus. Paulo necesita un cambio», mientras en el país transalpino especulan con un canje por Icardi (también devaluado tras esta temporada) e incluso por Salah. Aunque a Dybala le sería más fácil terminar de pulirse con el Cholo.

 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies