¡Síguenos!

Mundial Rusia 2018

Dzyuba eclipsa a Salah y Rusia hace historia: virtualmente clasificada

Rusia estará en los octavos de final, mientras que Egipto ha dicho prácticamente adiós al Mundial.

Rusia llegaba al partido de hoy llena de moratones. La nación entera andaba pellizcándose desde el jueves pasado al preguntarse si la goleada contra Arabia Saudí en el estreno de su Mundial había sido un sueño. Una tarde de felicidad absoluta no entraba en los planes de nadie, ni tampoco el carácter ruso sabe cómo se gestiona un día entero sin al menos un par de problemas existenciales.

Con un problema real saltaba al césped del Krestovski Stadium Egipto, que perdió ante Uruguay sobre la hora y se jugaba hoy el todo por el todo ante los anfitriones. Junto al problema, Héctor Cúper ponía en el campo la única solución posible: Mohamed Salah. El destino quiso, sin embargo, que la estrella cuya aparición esperaba impaciente este Mundial, se dejase la magia en el vestuario o, más bien, en la enfermería. Apenas si pudo aparecer el del Liverpool en una acción en el último tercio del partido, ya con 3-0 para los rusos, cuando provocó y transformó un penalti inocuo: peaje de pelearle una bota de oro a Messi y una Champions League al Real Madrid.

Mermado Salah, Rusia se encontraba con un panorama desconocido. Podía certificar virtualmente su clasificación para la siguiente fase por primera vez en su historia. La clave de lo que se vio finalmente por parte de los rusos estuvo en el debate deportivo que acompañaba estos días de euforia e incredulidad a Cherchesov. ¿Volver a poner en punta del equipo a Smolov, máximo artillero ruso, o a Dzyuba, un tanque que llevaba dos años apareciendo y desapareciendo de sus propias convocatorias? Lo que sabía el técnico es que no se discutía en la calle un cambio de cromos precisamente. Estaba en juego un cambio de estilo.

Y Cherchesov, por fin, demostró categoría. Olvidando sus roces con el gigante moscovita lo puso de 9 y acertó de lleno. Dzyuba definió por completo el partido y el histórico éxito de los rusos siendo un faro deslumbrante para un equipo que tras casi dos años aporreando el piano, de repente empezó a escuchar una melodía que ni Tchaikovsky. Laterales con recorrido (Fernandes y Zhirkov), un doble pivote de una solvencia absoluta (Zobnin y Gazinkiy), un Cheryshev en estado de gracia (igualó a Cristiano en la clasificación de artilleros del campeonato) y, por supuesto, el renacido Dzyuba, que le tapó el sol a Salah e hizo historia para Rusia marcándose un gol de bandera. Queda avisada España.

Periodista afincado en Málaga durante años, donde se le podían leer las crónicas del Unicaja en el diario AS. Hoy trabaja en una empresa multinacional que poco tiene que ver con el periodismo. Pero en 'A la Contra' hemos conseguido convencerle para que nos ayudara a entrevistar a Tkachenko y ahora ya no tiene forma de bajarse del barco. Será nuestro cicerone en el Mundial de Rusia.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies