¡Síguenos!
Amelia Earhart.

Historia

Amelia Earhart pudo haber llegado a una isla desierta

El profesor Jantz, de la Universidad de Tennessee, afirma que los restos óseos encontrados en 1940 en la isla de Nikumaroro pertenecen a la aviadora.

Amelia Earhart fue la primera mujer que cruzó en avión y en solitario el Océano Atlántico y hubiera sido la primera en volar alrededor del mundo si no hubiera desaparecido en 1937 en mitad del Océano Pacífico en compañía de su copiloto, Fred Nooman. El misterio sobre su desaparición podría estar más cerca de aclararse. Richard Jantz, profesor de Antropología Forense en la Universidad de Tennessee, ha anunciado que los huesos que se encontraron en 1940 en la isla de Nikumaroro, una remota porción de tierra entre Hawai y las islas Salomón, pertenecen, casi con seguridad, a la aviadora estadounidense.

Aunque la autopsia que se hizo en 1941 en Fiji dictaminó que los trece huesos hallados —y luego extraviados— no eran los de Earhart porque correspondían a un varón, el profesor Jantz ha llegado a otra conclusión a partir de los datos métricos de cuatro medidas del cráneo y tres huesos largos: la tibia, el húmero y el radio. Jantz disculpa el error de su colega D. W. Hoodless porque la medicina forense estaba entonces en sus albores. Ahora, con el programa informático Fordisc a su disposición, Jantz ha recopilado los datos óseos de la aviadora tomando en consideración fotos, ropa que se conserva y otros registros y los ha comparado con las mediciones hechas por el doctor Hoodless. Su conclusión es que «la única persona documentada a quien podrían pertenecer los huesos de Nikumaroro es a Amelia Earhart».

En tal caso, el zapato, en apariencia de mujer, encontrado junto a los huesos en Nikumaroro pertenecería a la aviadora, así como la botella de Benedictine, un licor de hierbas que le gustaba especialmente. También se encontró un sextante de la marca Brandis Navy Surveying fabricado en 1918 y que podría haber sido propiedad del navegador Fred Nooman.

De confirmarse esta posibilidad, hay que preguntarse qué ocurrió con Earhart y su copiloto en Nikumaroro, una isla de siete por dos kilómetros en la que ha habido diferentes asentamientos a lo largo del tiempo, aunque en la actualidad esté deshabitada. En 1929, allí naufragó el SS Norwich City, con 35 hombres a bordo (once ahogados). Los supervivientes fueron rescatados en Nikumaroro pocos días después. En 1938, un año después de la desaparición de Earhart, arribaron a la isla miembros de la British Pacific Islands Survey Expedition para evaluar las posibilidades de construir allí un aeródromo. La opción se descartó, entre otras razones, por la escasez de agua potable. Por esa razón, puestos a especular, podrían haber muerto Earhart y su copiloto.

Hasta el momento, la teoría más extendida es que Earhart se había quedado sin combustible y su aparato había caído en mitad del Pacífico. Otros, como el periodista Mike Campbell, autor de la biografía Amelia Earhart: la verdad al fin, mantenía junto a otros investigadores que la aviadora había llegado a las Islas Marshall y allí había sido capturada por los japoneses en compañía de Nooman. Ambos habrían sido sido torturados y ejecutados al ser tomados por espías. 

Amelia o su fantasma.

Amelia o su fantasma. Fotografía publicada por History Channel.

El pasado año, History Channel publicó una fotografía que pretendía probar que Earhart había muerto en Japón. En la imagen, los investigadores creían ver a la aviadora y a Noonan en el puerto de Jaluit, en las Islas Marshall. A lo lejos, se apreciaba un avioneta que podría ser la de Earhart. La información fue desmentida desde Japón al datar la foto en 1935, dos años de la desaparición, si bien los investigadores de History Channel siguen firmes en sus convicciones. Al menos, hasta que el profesor Jantz consiga convencerles de lo contrario.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Historia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies