¡Síguenos!

Baloncesto

Ekaterimburgo: campeón de una Euroliga con acento español

La final four de esta Euroliga ha aglutinado a cinco jugadoras y tres entrenadores provenientes de España.

Además del UMMC Ekaterimburgo, hubo otro ganador en esta Euroliga. De hecho, era un ganador que ya conocíamos antes incluso de que arrancara el fin de semana. Una certeza casi tan clara como la victoria de las jugadoras de Miguel Méndez. En la final del torneo barrieron al Dynamo Kursk por un incontestable 91 a 67. El deporte de élite es egoísta porque solamente le concede la victoria a uno. Este año volvió a celebrar el conjunto ruso. Sin embargo, a veces, lejos de los flashes y focos, también nos descubre segundos ganadores. Países, por ejemplo. Es el caso de España. Desconocíamos el nombre del equipo que alzaría la Copa al cielo del Arena Sopron, pero no que en él habría al menos un representante español.

 


En la pintura, pero también en los banquillos. La final four de esta Euroliga ha aglutinado a cinco jugadoras y tres entrenadores provenientes de España. Va camino de convertirse en tradición europea. Los últimos ocho campeones de la máxima competición de clubes del viejo continente han contado con representación española entre sus filas. El Perfumerías Avenida ganó en 2011 y el Ros Casares Valencia el año siguiente. Desde entonces, vinieron los títulos del Ekaterimburgo de Silvia Domínguez, el Galatasaray de Alba Torrens y Sancho Lyttle, el USK Praga de Laia Palau, el Ekaterimburgo de Torrens y Lyttle por partida doble, y el Dynamo Kursk de Anna Cruz.

A los mandos de la nave del Ekaterimburgo campeón del 2019 se encuentra Miguel Méndez. El técnico vigués ha logrado el más difícil todavía al reeditar el título de Euroliga que conquistó el año pasado. Méndez ha construido un bloque portentoso que ha irrumpido en esta década como el principal dominador europeo. El Ekaterimburgo acumula ya cinco Euroligas en sus vitrinas… las mismas que tiene Alba Torrens. La alero menorquina es la reina sin discusión de la competición. Al triplete que acaba de lograr con el conjunto ruso se suman las que consiguió con el Halcón Avenida Salamanca, en 2011, y el Galatasaray, en 2014.

El rival del Ekaterimburgo en la gran final fue el Dynamo Kursk del actual seleccionador femenino de España. Lucas Mondelo es una figura fundamental en el baloncesto español. No en vano, sólo con la selección acumula dos oros en los Eurobasket de 2013 y 2017, dos platas en el Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de Rio 2016, y un bronce en el Eurobasket de 2015. Por si fuera poco el metal, también se convirtió en el primer técnico del mundo en ser campeón de Europa de clubes y selecciones en un mismo año. El balance de Mondelo ha sido sobresaliente desde que firmara por el Dynamo Kursk en 2016. Bajo la batuta del técnico catalán han estado este curso las bases Marta Xargay y Anna Cruz.

Al igual que sucedió en la final, la primera semifinal de la final four nos dejó un duelo entre dos entrenadores provenientes de España. El Ekaterimburgo accedió al último partido de la Euroliga después de derrotar al anfitrión del torneo. Lo bueno del enfrentamiento era que, independientemente del resultado que se diese, la presencia de un técnico español en la final estaba asegurada. En esta ocasión le tocó pasar al equipo comandado por Miguel Méndez… y no por Roberto Íñiguez. El técnico vitoriano lleva desde 2017 dirigiendo al Sopron Basket y la temporada pasada perdió el titulo precisamente ante el Ekaterimburgo. En las filas del conjunto húngaro se encuentra la alero gerundense Queralt Casas.

La otra semifinal fue la que midió al Dynamo Kursk de Lucas Mondelo con el USK Praga de, noticia de alcance, un entrenador no nacido en España. Entrenadora, mejor dicho. El equipo checo fue el único de la final four en no ser dirigido por un hombre. Por no ser, fue también el único en no ser entrenado por un español. La eslovaca Natalia Hejkova ha estado trabajando esta temporada con la base Leticia Romero, que ha actuado mayormente partiendo desde el banquillo.

El éxito continuado del baloncesto femenino español se contradice con la sequía de triunfos europeos de los equipos de España. Muy atrás queda ya el título del Ros Casares en 2012. Curiosamente, en un duelo fratricida ante el Rivas Ecópolis. Este curso, el Perfumerías Avenida ni siquiera pudo alcanzar los cuartos de final.

Es muy curioso como esta travesía por el desierto que están atravesando los equipos españoles en Europa coincide con un momento de forma completamente opuesto de las jugadoras y los entrenadores. Sin ir más lejos, el Draft de 2019 de la WNBA ha sido el más español de todos los tiempos. Nada menos que tres jugadoras fueron seleccionadas por las franquicias de la liga norteamericana. La magnitud de esta cifra radica en que hasta la fecha solamente habían sido seleccionadas cinco jugadoras. Los tres movimientos fueron los de Maite Cazorla a los Atlanta Dream, María Conde a los Chicago Sky y Ángela Salvadores a Los Ángeles Sparks. El baloncesto femenino español vive días felices… clubes aparte. Es el triunfo de las jugadoras y el fracaso de los equipos.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Baloncesto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies