¡Síguenos!
Nadal
Rafa Nada celebra con rabia el pase a la final de Toronto I CORDON PRESS

Masters 1000

El expreso de medianoche

Nadal venció a Khachanov (7-6, 6-4) y se cita con Tsitsipas en la final de Toronto.

Canadá vuelve a ver sonreír a Rafa Nadal. Podría parecer una costumbre, sí, pero no cometamos el error de no reconocerle a Nadal su indestructible ambición por seguir ganando. Rafa nos hace sentirnos más jóvenes que nunca. Quedarse despierto una madrugada para ver jugar al balear, casi siempre es una actividad gratificante, a pesar de las legañas del día siguiente. Con Nadal en la pista, perdemos la noción del tiempo. El triple campeón del torneo competirá por ganarlo una cuarta vez y lo hará después de tumbar en dos sets Karen Khachanov (7-6, 6-4). En la final, se verá las caras con el joven Stefanos Tsitsipas. 

“Stefanos está jugando muy bien, lleva una grandísima semana, compitiendo cada día mejor y generando mucha confianza en su tenis. Es un jugador complejo que no se basa en una sola cosa, lo tiene todo. Es joven y demuestra pasión por el juego. Lo sé, sé que voy a tener la oportunidad de enfrentarme a uno de los mejores jugadores, una oportunidad de volver a ofrecer un gran partido y dar lo mejor de mí”, indicaba el español en sala de prensa. “Este tipo de partidos necesitas jugarlos muy bien para ganar y eso es lo que voy a intentar. Estoy haciendo las cosas bien dentro de la pista, así que creo que estoy preparado para este tipo de desafíos”, subrayó Rafa.

“Es un momento para estar feliz. Pase lo que pase mañana estaré satisfecho con lo hecho en la semana. Al llegar aquí para mí fue difícil imaginar que estaría en la final. Por supuesto que puedo jugar un poco mejor, pero ese es el trabajo de todos los días. Y todos los partidos ayudan a mejorar mi juego, y creo que puedo hacerlo”, amplió un Nadal muy satisfecho.

Rafa saltó a la pista con retraso debido a la lluvia, pero el primer cabeza de serie apenas tardó diez minutos en romperle el saque a Khachanov, algo inédito hasta ahora en el torneo. A pesar de comenzar la primera manga con el pie derecho, Khachanov despertó y entre correteos incesantes, un acierto colosal con el primer servicio y un temple envidiable, el ruso forzaba el tiebreak. Rafa se llevaba el parcial y culminaba la segunda hazaña de la noche: ganarle un set a Khachanov. En el segundo set, Rafa tomaría ventaja en el tercer juego, cuando volvió a romperle el servicio al ruso, hecho que le castigó mentalmente y firmó su sentencia de muerte. Tras 1 hora y 49 minutos, Nadal celebraba la victoria y el hecho de disputar la que será su 49ª final de Masters 1000.

“Karen es un gran jugador, ha sido capaz de llegar a semifinales de un torneo como éste sin perder un solo set y se ha plantado en este encuentro jugando realmente bien. Para mí significa una victoria muy importante y estoy muy feliz por cómo he manejado los tiempos hasta lograr el triunfo. Estar en la final es muy importante para mí, un grandísimo resultado, espero estar preparado para mañana”, comentaba el número uno del mundo, que se irá de Canadá habiendo ampliado la ventaja con respecto a Roger Federer.

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Masters 1000

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies