¡Síguenos!
Casillas
Montaje de Tehzeeb Hassan (@tehzeebhassanwork) I Pinterest

Opinión

El hombre bala

En la vida es fundamental saber retirarse a tiempo antes de que te entierren vivo, aunque también entiendo, que uno nunca tiene ganas de acudir a su propio funeral.

Me resulta conmovedora la forma que tiene Iker Casillas de levantar la mano en un aula vacía, cuando las vacaciones de verano han provocado una estampida. Las clases se reanudarán dentro de poco, pero Iker ya tiene los guantes calientes. Tampoco me gusta que abra el baúl de los recuerdos para defender a Karius, una conmoción cerebral es cosa seria. A estas alturas, me debato entre creerme la sentencia del hospital norteamericano o reconocer (con miedo a la opinión pública) que el portero del Liverpool carece de las facultades necesarias para pasearse por la élite. Voy a elegir la segunda opción, pero solo porque a esta hora de la mañana el vino todavía no se me ha subido a la cabeza, no porque carezca de sentido del humor.

Siempre voy a recordar la historia entre Casillas y el Real Madrid como un matrimonio entre un equilibrista y un hombre bala. Se conocieron en el aire, se casaron antes de llegar al suelo y pronto descubrieron que la caída sería muy dolorosa. Después, los reproches fueron invadiendo cada rincón de su habitación y entre ellos empezaron a cruzarse balas de fogueo. El cuento terminó con un club malherido y un hombre muerto.

Iker renace de vez en cuando, para demostrarnos que las redes sociales se parecen a un flotador, que sirven para romper la barrera entre ellos y nosotros. Estoy convencida de que en su estado de Facebook reza lo siguiente: «Iker Casillas está a salvo en Oporto». Pero cuando alguien tira abajo ese muro, también tiene que asumir que los caminantes blancos pueden campar a sus anchas provocando ciertos estragos y varias borrascas a su paso. Defenderé a capa y espada la necesidad de que los deportistas digan lo que les de la real gana, pero no para recibir una ración de caso en los meses de descanso que se les niega durante el resto del año. Casillas decidió ver la vida pasar desde el barrio de Ribeira. Por cierto, yo soy más de Vila Nova de Gaia, en la orilla opuesta.

Es fundamental saber retirarse a tiempo antes de que te entierren vivo. Aunque también entiendo, que uno nunca tiene ganas de acudir a su propio funeral. Creo que también es importante asumir la importancia de los silencios, sobre todo, cuando no se tiene nada importante que decir. Casillas ya no es una voz que todos los madridistas vayamos a escuchar con pies y cabeza. Quizá, y solo si la comida nos ha sentado bien, le oigamos con las tripas. Ahórrate la mala digestión, Iker. No fueron pocos sus logros, pero dadas las circunstancias, creo que le hubiese gustado ser el primer hombre en pisar la Luna. Se le quedó corto ser un hombre bala.

Periodista. Intento de guionista, así que escribo mucho, aunque no siempre bien. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. Deporte. Cultura. Viajes. Me bato en duelo con cualquiera por defender a Batman y 'La La Land'. Viví dos años en Buenos Aires y por eso tengo mucha paciencia. Subdirectora de A La Contra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Opinión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies