¡Síguenos!
Eli Manning. Deviantart by Kalmek182

Deporte USA

Eli Manning: volver o dar un paso atrás

Nueva York empieza a dividirse: los optimistas sueñan con su regreso; el resto quiere que dé un paso atrás para dejar sitio a las nuevas generaciones. 

Eli Manning entró en una dinámica decadente la pasada temporada. Durante muchas campañas, el quarterback de los New York Giants fue uno de los mejores de la NFL. De hecho, hasta el curso pasado, cuando Nick Foles ganó la Superbowl a los Patriots, tan solo Manning había sido capaz de ganar a Tom Brady en la final de la NFL. Lo consiguió en dos ocasiones (2007 y 2011).

Los años gloriosos del quarterback de Nueva York ya han terminado. La temporada pasada, el jugador de Giants entró en decadencia cuando su equipo tenía un registro de una victoria y cinco derrotas en las seis primeras jornadas (el mismo que esta temporada). No solo era su culpa, el equipo también contribuyó a que las cosas no saliesen bien. Su wide receiver, Odell Beckham Jr, se rompió el tobillo, la defensa no funcionaba y, para completar el fracaso absoluto, Eli Manning era incapaz de encontrar a cualquier recibidor para terminar una jugada.

Justo hace un año, McAdoo era el entrenador jefe de Giants. Con la mala situación del equipo y un Eli Manning que era incapaz de dirigir, el head coach de Giants decidió sentar a Manning y en rueda de prensa argumentó que la decisión era para probar a los novatos. El experimento salió fatal. Los Giants llegaban con un registro de dos victorias y once derrotas, pero jugaban contra Dallas (rival divisional). En aquel partido, McAdoo apostó por Geno Smith como quarterback. El equipo perdió de manera estrepitosa (30-10). Aquella derrota provocó el despido de McAdoo y que la siguiente semana Manning volviese al equipo titular. Geno Smith también terminó marchándose a Los Ángeles Chargers al final de temporada.

La noche del jueves, en pleno Thursday Night Football, Eli Manning volvió a recordar al quarterback sin opciones de la última temporada. Contra Philadelphia Eagles realizó uno de sus peores partidos: un pase interceptado y cuatro sacks. Durante el segundo cuarto, el MetLife Stadium (estadio de los Giants) empezó a abuchear a su quarterback tras no intentar ningún pase largo. Los aficionados saben que tienen buenos receptores y entre ellos a uno de los mejores de la liga: Odell Beckham Jr. Aún así durante la primera parte se limitó a dar pases cortos o intentar avanzar yardas con el juego terrestre.

Muchos de los analistas de la NFL se preguntaron si a sus 37 años Eli Manning estaba preparado para seguir dirigiendo la ofensiva de Giants. El fin de semana fue un aluvión de críticas y dudas hacia el pequeño de los Manning. Hasta su excompañero, Geno Smith, se pronunció en twitter dirigiéndose a su exentrenador McAdoo y haciendo énfasis en que él fue el primero en ver que Manning era el problema. «Todos le debemos una disculpa», escribió. 

 

 

La realidad es que Eli Manning no ha empezado bien la temporada. Sus números le delatan: seis pases de touchdown y seis intercepciones. Además, el registro de la franquicia neoyorquina de una victoria y cinco derrotas no ayudan a defenderle. De momento, tiene  la confianza de su entrenador, Pat Shurmur. Tras el partido contra los Eagles aseguró que Manning «será el quarterback titular en Atlanta. De momento no hemos pensando ni pensaremos en cambiar de quarterback”.

Nueva York ahora mismo tiene un huracán… Concretamente en el vestuario de los Giants. Jason La Confora, analista en The NFL Today, asegura que según fuentes cercanas al equipo “hay jugadores de la plantilla que quieren que prueben a un nuevo quarterback, para saber si puede ser el futuro de la franquicia o por el contrario hay que buscar algo nuevo en el draft”. Pero Shurmur ha tenido que volver a defender al equipo. El head coach de Giants ha reconocido que nunca ha presenciado «ningún mal comentario acerca de Manning dentro del vestuario». Además el técnico terminó disparando contra la prensa: “Los medios con estas invenciones intentan separarnos”.

De momento, el panorama para Eli Manning no pinta muy bien. Al quarterback le han dado dos días de descanso antes de volver a los entrenamientos previos al enfrentamiento de Atlanta. Manning cree que “puede jugar mejor y tomar mejores decisiones”. Si no mejora, los Giants tendrán que buscar una solución antes que sea demasiado tarde y no puedan reconducir la temporada. Hasta entonces, en Nueva York seguirán confiando todo al quarterback que trajo los dos últimos anillos.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: ¡El `quarterback boom millennial´ ya está aquí! | Deporte USA | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies