¡Síguenos!
Eliud Kipchoge I Foto de Sky News

Atletismo

Eliud Kipchoge destroza el récord del mundo de Maratón

El keniano vuela en Berlín, baja de las dos horas y dos minutos y nos obliga a plantearnos la duda de dónde están los límites del ser humano.

Tiene el maratón algo de misticismo, de carrera de otro tiempo, de esos Juegos Olímpicos lejanos en el horizonte en el que se veía a atletas descalzos, desfallecimientos a mitad de prueba, mareos, vómitos. Todo eso siempre ha rodeado a esta carrera que paraliza la respiración de más de uno, que necesita de meses de preparación y duros entrenamientos y que desafía los límites del cuerpo humano como ninguna otra. Pero ni eso ni nada detiene a la legendaria figura del keniano Eliud Kipchoge, que acaba de establecer en Berlín una de esas marcas que perduran, que son un legado para los de su generación. Ha corrido la maratón en dos horas, un minuto y treinta y nueve segundos. 


15 años en la élite


Lo ha hecho en el trazado más propicio para ello, en las calles de la capital alemana, una ciudad que a día de hoy tiene siete de las ocho mejores marcas de todos los tiempos. Solamente se cuela por el medio aquella maratón de Londres de 2016 ganada por el mismo protagonista de hoy, un chico de 36 años que ha ganado diez de sus once maratones, que fue campeón del mundo de 5.000 metros en 2003 batiendo a El Guerrouj y Bekele y que también sabe lo que supone ser campeón olímpico. No tengan ninguna duda de que estamos ante un atleta legendario, uno de los mejores de todos los tiempos.

Kipchoge lo ha batido bajando de quince minutos cada parcial de cinco kilómetros, corriendo cada mil metros por debajo de tres minutos, a una media de 2:52 y permitiéndose el lujo de acabar como una moto pues el parcial del kilómetro 40 al 41 lo ha hecho en 2:46. Cifras y tiempos de otro siglo, tal vez de otro milenio, lo que nos obliga a pensar en qué se puede hacer en un futuro cercano. La reflexión es la misma a la que nos obligó Usain Bolt por allá por 2009 cuando voló hasta los 9.58 en los 100 metros. ¿Hasta dónde puede llegar el ser humano?


Unos parciales increíbles


La gran pregunta que rondará por las redes y los periódicos de medio mundo durante los próximos días será sobre ese sueño de bajar de las dos horas en el maratón, algo que hace apenas un par de lustros parecía una utopía y que a 16 de septiembre de 2018, una fecha que quedará para siempre en la memoria del deporte mundial, empieza a verse como una realidad más cercana que lejana. Seguramente no esté ya en las piernas de un Kipchoge a quien la edad debe empezar a torturar en un par de años, pero tal vez empiece a ser posible en el siguiente emperador del maratón. 

Y Kipchoge ha pasado la meta sonriente, sin una mueca de dolor o sufrimiento, tras completar 41 kilómetros y 195 metros, corriendo con tres liebres al principio pero que han abandonado al keniano a su causa antes de lo esperado. En el kilómetro 25 ya corría en solitario y no es que ha ido a menos, es que la segunda media maratón la ha clavado en una hora, más rápida que los primeros 21 kilómetros. La salvajada es tan grande que no sé hasta que punto es posible hacerla, cruzar la meta e ir a saludar a los espectadores trotando, como si nada hubiese pasado en esas dos horas de competición. Yo todavía sigo frotándome los ojos.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Atletismo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies