¡Síguenos!
Rocky Marciano accidente aéreo
Así quedó la avioneta que pilotaba el boxeador Rocky Marciano.

Deportes

Emiliano Sala y las catástrofes aéreas en el deporte

La búsqueda del avión del futbolista argentino se ha vuelto a reactivar. Sala ha sido el último deportista en ser víctima una catástrofe aérea

El mundo del deporte se ha volcado con Emiliano Sala. El rastro de la avioneta en la que viajaba el delantero argentino sigue perdido en algún punto del Canal de la Mancha. Después de que las autoridades británicas suspendieran la búsqueda, una ola de solidaridad de sus compañeros de profesión, unida a la presión de la familia, ha logrado que la operación se retome de nuevo. Leo Messi, Kun Agüero, Radamel Falcao, Gianluigi Buffon, Marc-André Ter Stegen… han sido muchas las voces que se han posicionado a favor de que la búsqueda no cese. Algunos como Killian Mbappé, Adrien Rabiot o Ilkay Gundogan han llegado a donar dinero de su propio bolsillo para apurar todas las opciones. A día de hoy, las posibilidades de supervivencia de Sala y el piloto con el que viajaba son mínimas.

Precisamente en el Canal de la Mancha, el 8 de noviembre de 1948, cinco miembros de la selección de hockey sobre hielo de Checoslovaquia fallecieron en un accidente aéreo. Uno de ellos fue el miembro del salón de la fama, Ladislav Trojak.

Medio año después, el 4 de mayo de 1949, el avión que transportaba de vuelta a casa a uno de los mejores equipos de fútbol de la historia de Italia se estrelló frente a la basílica de Superga, al norte de Turín. La niebla fue el único rival que pudo derrotar al Grande Torino, apodado de esta forma por sus cuatro Scudettos consecutivos y por su estilo de juego ultra ofensivo.

Quien se libró por muy poco del accidente fue Ladislao Kubala. El delantero húngaro, antes de convertirse en uno de los mejores de la historia, recibió la invitación del club italiano para formar parte de la expedición que viajó a Lisboa para nunca regresar. Solo su familia, que acababa de aterrizar en Udine después de escapar de la conflictiva Checoslovaquia, le hizo no subirse a ese avión. La tragedia de Superga provocó que los integrantes de la nueva selección azzurra (diez de sus once futbolistas jugaban en el Torino) se negasen a viajar vía aérea al Mundial de Brasil de 1950. Lo hicieron en barco. Tardaron veinte días más y llegaron a la cita sin apenas preparación.

El 6 de febrero de 1958, ocho jugadores del Manchester United fallecieron en un intento de despegue de la aeronave que los transportaba de vuelta a Inglaterra. El piloto intentó alzar el vuelo sin suerte dos veces y a la tercera vino la desgracia. El avión no alcanzó la altura suficiente y el ala izquierda del aparato impactó contra una casa deshabitada próxima al aeropuerto. Las investigaciones concluyeron en que el accidente fue provocado por el aguanieve que se formó al final de la pista, lo que impidió la aceleración de la máquina y su posterior ascenso. El frío y la nieve copaban Múnich aquel día. El avión que transportaba al Manchester United se vio obligado a realizar una parada técnica en la capital bávara para repostar. La expedición partió desde Belgrado, donde acaban de eliminar al Estrella Roja para clasificarse para las semifinales de la Copa de Europa, con una hora de retraso porque Johnny Berry, uno de los jugadores del club, había perdido su pasaporte. Algunos de los supervivientes fueron Bobby Charlton, cuando no era más que una promesa del fútbol inglés, o el carismático entrenador, Matt Busby. Una década después de la tragedia de Múnich, el United levantó la primera Copa de Europa de su historia con Busby en el banquillo y Charlton en el campo.

El legendario boxeador Rocky Marciano falleció en un accidente de avioneta el 31 de agosto de 1969. Marciano acababa de anunciar su retirada con un récord de 49 victorias y ninguna derrota. Un amigo le pidió que pospusiera su vuelta a casa y fuera a dar un discurso de celebración al restaurante que regentaba en Iowa. El que fuera el gran campeón de los pesos pesados, que se encontraba en esos momento en Chicago, se montó junto a un amigo en una pequeña aeronave de un sólo motor. La visibilidad en el cielo era mínima, lo que provocó que la avioneta se estrellase contra a un árbol e impactase súbitamente con el suelo. El cuerpo de Marciano fue encontrado entre los restos de la máquina.

El 31 de diciembre de 1972, un avión que partía desde Puerto Rico con destino Nicaragua cayó al agua a los pocos minutos de abandonar la isla, al parecer por una sobrecarga. Uno de los fallecidos fue Roberto Clemente, uno de los mejores outfielder de la historia del béisbol y el primer latino en ingresar en el Salón de la Fama de las Grandes Ligas. La capital nicaragüense, Managua, acababa de sufrir un devastador terremoto que causó la muerte de casi 20.000 personas. Clemente iba de camino a la ciudad para entregar personalmente material de ayuda a los afectados. La razón de su viaje fueron las noticias de que los militares del país se estaban quedando con parte de los envíos internacionales.

El primer y único piloto de la historia del automovilismo que ha conquistado la Triple Corona (Montecarlo, Le Mans e Indinápolis) falleció cuando la avioneta que él mismo manejaba se perdió entre la niebla de Londres el 29 de noviembre de 1975. Graham Hill y su acompañante, el también piloto británico, Tony Brise, terminaron estrellándose cerca de la capital inglesa. Para colmo, la familia de Hill quedó arruinada después de la pérdida. Su hijo, Damon Hill, se proclamó campeón del mundo de Fórmula 1 en 1996, aunque la sombra de su padre siempre fue muy alargada.

El fundador del rally Dakar falleció el 14 de enero de 1986 cuando el helicóptero que lo transportaba se estrelló frente a la primera duna en 150 kilómetros a la redonda. Thierry Sabine se encontraba reagrupando a los participantes desperdigados por culpa de una tormenta de arena en el rally que él mismo había creado. Dicen que Sabine ideó la prueba que conectaba París con Dakar al borde de la muerte. Gran aficionado de las carreras, en el mes de enero de 1978 se encontraba participando en el Rally Abidjan-Niza. Durante una de las etapas, se perdió entre la inmensidad del desierto libio, su moto se averió y anduvo dos días sin agua ni alimentos. Los equipos de salvamento lo encontraron prácticamente deshidratado en el que era el último reconocimiento aéreo antes de abandonar la búsqueda.

El 8 de marzo de 1987, el avión en el que viajaba el Alianza de Lima se estrelló contra el mar de Ventanilla cuando se encontraba a escasos kilómetros de aterrizar en el aeropuerto Jorge Chávez de Lima. Fallecieron 43 personas: 16 futbolistas y seis integrantes del cuerpo técnico. El único superviviente del accidente fue el piloto, Edilberto Villar Molina. Pese a que en un principio se apuntó a un fallo humano como causa de la tragedia, un informe del 2006 destacó los fallos técnicos de la máquina y la poca experiencia de Molina. Aquel Alianza era el de «Los Potrillos», un equipo que mezclaba juventud con veteranía y que quedó grabado para siempre en los corazones de todos los aficionados peruanos.

El 26 de octubre de 1999, una avioneta privada sobrevoló Estados Unidos durante casi cinco horas con seis pasajeros muertos en su interior. Uno de ellos era el golfista Payne Stewart, dos veces ganador del Open de EEUU y una del PGA. El contacto con la aeronave se perdió a los 25 minutos del despegue. Aparentemente, por alguna razón técnica, el aparato ascendió hasta una altitud de más de 10.000 metros sobre el suelo y todos los integrantes del vuelo fallecieron a los pocos segundos tras quedarse sin oxígeno. El avión se dejó llevar por el piloto automático y cruzó varios estados del país hasta caer en la esquina noreste de Dakota del Sur. Llegaron a ser seis los cazas que escoltaron la máquina tras acreditar que había dejado de contestar las llamadas de los controladores aéreos. Incluso, el presidente Bill Clinton tuvo autorización para ordenar su derribo en caso de que se hubiera visto amenazada alguna población.

Hasta diez personas, dos de ellas medallistas olímpicas, fallecieron después de un choque entre dos helicópteros en Argentina. Al parecer, impactaron en el aire al poco de despegar y terminaron completamente calcinados. Las dos aeronaves estaban grabando un reality francés que consistía en abandonar en un lugar deshabitado, sin apenas recursos, a una serie de deportistas conocidos. Estos eran la nadadora Camille Muffat, que obtuvo tres medallas en los Juegos Olímpicos de 2012, y el boxeador Alexis Vastine, que logró un bronce en los de 2008. Además de Florence Arthaud, una gran regatista de la década de los 90. El resto de los fallecidos pertenecían al equipo de grabación. El exintegrante de la Selección francesa de fútbol, Sylvain Wiltord, se salvó de la desgracia porque fue eliminado del reality unos días antes.

La tragedia aérea que sufrieron los integrantes del Chapecoense el 28 de noviembre de 2016 estremeció el corazón del mundo del deporte. A escasos kilómetros de la pista de aterrizaje, el avión que transportaba a este humilde club brasileño se quedó sin combustible y terminó estrellándose en el municipio colombiano de La Unión. El equipo volaba desde Bolivia con dirección a Medellín para disputar la final de la Copa Sudamericana. De los 77 pasajeros del vuelo, sólo seis sobrevivieron. Tres de ellos eran futbolistas. Jakson Follmann perdió una pierna y hoy es portavoz del club. Tanto Helio Neto como Allan Ruschel, los otros dos supervivientes, forman parte de la primera plantilla del Chapecoense.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Deportes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies